PODER LEGISLATIVO

El gobierno apura la reforma militar

Semana clave en el Senado para sancionar la ley, que actualizará las normas del año 1974.

Ejército. Foto: Fernando Ponzetto.
Se viene en breve una actualización de la ley que regula a las Fuerzas Armadas, que no están conformes con algunos cambios. Foto: Fernando Ponzetto.

Con el fin de pedir la rápida sanción de la ley orgánica de las Fuerzas Armadas, en lo que el Poder Ejecutivo tiene sumo interés, el ministro de Defensa José Bayardi será recibido esta tarde por la comisión de Defensa del Senado.

La iniciativa ya fue aprobada en la Cámara de Representantes y viene a actualizar las normas que regulan a las tres fuerzas que hoy se rigen por una ley de 1974, plena época de la dictadura.

En el mes de mayo, la reforma fue acompañada por 55 votos, que aportaron el Frente Amplio, el Partido Independiente, Unidad Popular y el Partido de la Gente.

Luego de analizar la reforma tanto blancos como colorados dijeron que no la votarían ya que entendieron en ese momento que en la reforma no se tiene en cuenta para qué se empleará en el futuro a los uniformados.

Los legisladores blancos y colorados sostuvieron en sala que la reforma afectará al servicio de retiros porque habrá menos aportantes y que no hay coordinación con la oposición para una política de Estado.

Por otro lado afirmaron que en un año electoral no es el momento adecuado para votarla.

Esta postura se considera que se mantendrá en el paso del proyecto por el Senado y que en consecuencia saldrá con votos del oficialismo más el Partido Independiente que, aunque fue crítico en Diputados, dijo que era mejor votar los cambios que mantener las normas de 1974.

La reforma promovida por el Poder Ejecutivo y modificada en el Parlamento plantea una fuerte reducción de los oficiales superiores del Ejército, llevando la cantidad de coroneles de 198 a 130, y abatiendo el número de generales de 16 a 12.

Asimismo, en el proyecto se eliminan los tribunales de honor en las Fuerzas Armadas y se reemplazan por otros órganos llamados tribunales de ética, que tendrán diferentes cometido

Futuro

El sábado 18 de mayo, en la conmemoración del Día del Ejército, el comandante en jefe Claudio Feola hizo referencia a la discusión parlamentaria de la reforma de la ley orgánica militar. “Será nuestro futuro como institución en cuanto a estructura y organización”, afirmó.

“Confiamos que nuestros argumentos y nuestra demostración de compromiso con la patria harán que avancemos institucionalmente para bien de las futuras generaciones y del país”, dijo Feola.

El tema de la reforma militar roza la campaña electoral. Una persona que conoce bien de lo que habla es el candidato presidencial de Cabildo Abierto, y hasta hace pocas semanas comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos.

El exjefe castrense consideró en lo previo al tratamiento en Diputados que es inoportuno impulsar la reforma de esa ley en año electoral y además justo antes de un plebiscito que, de ser aprobado, traerá aparejado cambios sustanciales en Defensa.

“Este no es el año propicio para hacer una reforma de ese tenor. Por la importancia del tema, tiene que ser fruto de un gran acuerdo nacional como lo fue hace nueve años la ley marco de Defensa que se aprobó en el Parlamento por unanimidad”, dijo Manini.

Y agregó: “Una ley orgánica militar tendría que tener un gran respaldo parlamentario y la que está propuesta ahora seguramente se va a aprobar por 50 diputados (en realidad tuvo 55 votos) y en el con Senado 16 votos” (que serán 17).

Liceos militares en riesgo

La proyectada reforma de la ley Orgánica de las Fuerzas Armadas permitirá al Poder Ejecutivo eliminar la educación premilitar, es decir el Liceo Militar, y el servicio de Cantinas Militares, donde los efectivos pueden conseguir alimentos y vestimenta subsidiada. El senador nacionalista Javier García ya se lo advirtió al ministro de Defensa José Bayardi.

UN PLANTEO COLORADO

Proponen otra ley militar

El candidato presidencial por el Partido Colorado Ernesto Talvi propuso una nueva ley orgánica para las Fuerzas Armadas, dado que entiende que la que se discute hoy en el Parlamento “tiene implícita la hostilidad contra la oficialidad”, dijo el economista a El País. En términos generales, la normativa en la órbita del Poder Legislativo plantea bajar la cantidad de coroneles y generales y establece que en tiempos de paz, el personal militar subalterno podrá realizar otras actividades compatibles con su trabajo para complementar sus ingresos, entre otras medidas. En este último caso, los diputados modificaron el texto en el que el Poder Ejecutivo pretendía que la complementación laboral la pudiera realizar cualquier militar y no solo los subalternos. Para Talvi, “esto no fue propuesto por el Poder Ejecutivo, fue hecho por la militancia desde la bancada política”. Añadió que la prohibición es “sin sentido”, porque elimina “una de las pocas vías que tiene el personal militar de mejorar sus magras retribuciones y afecta a quienes hoy llevan a cabo estas actividades (docentes o ejercicio de una profesión liberal).”

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)