HAY NEGOCIACIONES

Gobierno apura la aprobación del TLC

La aprobación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Chile es un tema que se convirtió en una nueva piedra en el zapato para el gobierno de Tabaré Vázquez.

Malestar: el canciller está indignado con Estados Unidos. Foto: EFE
Foto: EFE

El presidente de la República quiere que el tema se resuelva lo antes posible y no distraiga la atención de la tarea de gobernar, para encontrar soluciones a problemas de mayor envergadura como la seguridad y el empleo. Las autoridades de gobierno observan dificultades en ambos temas.

En ese sentido, en las últimas horas se han realizado negociaciones entre los sectores del Frente Amplio con representantes del Poder Ejecutivo para encontrar el mecanismo de aprobar el TLC en el Parlamento. La intención es evitar el Plenario del partido de gobierno donde el sábado pasado ya recibió una trancazo por parte de los sectores frenteamplistas más posicionados a la izquierda.

"En el Parlamento hay votos para apoyar el TLC y no puede ser que se secuestre la democracia uruguaya [...] por minorías que toman decisiones en órganos no competentes", dijo el canciller Rodolfo Nin Novoa a comienzos de la semana en una entrevista con radio Carve.

Sus declaraciones despertaron el malestar de los grupos que lograron postergar la definición del TLC en el Plenario del Frente Amplio. Los dirigentes del Partido Comunista y el grupo de Constanza Moreira entienden que la posición del canciller no ayuda a encontrar una solución.

Ayer, dirigentes del Movimiento de Participación Popular y el Partido Socialista conversaron directamente con Cancillería para ver la posibilidad de aprobar el acuerdo comercial en la comisión de la Cámara de Senadores y poder discutirlo en el Plenario.

Dos fuentes oficiales dijeron a El País que se le permitirá a aquellos legisladores frenteamplistas que no estén de acuerdo con el TLC no votar el proyecto, pero saben que contarán con votos de la oposición para alcanzar la aprobación el texto.

En el gobierno dan por descontado que el TLC será aprobado, aunque advierten que será necesario "decantar" —esa fue la palabra que utilizaron— la situación para evitar generar heridas internas difíciles de cerrar luego en la campaña electoral.

"Hay que cuidar la unidad y tratar de sacar el tema con el mayor consenso posible", dijo una de las fuentes consultadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º