Planta de celulosa

Gobierno acelera proceso de UPM2

La intención del gobierno es que las obras comiencen una vez termine la licencia de la construcción, durante el próximo verano

Álvaro García, director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto. Foto: Darwin Borrelli
Álvaro García, director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto. Foto: Darwin Borrelli

El director de la Oficina de Planeamiento (OPP), Álvaro García, anunció ayer que "se encuentra en ejecución la fase 2 (del acuerdo de inversión firmado entre el gobierno y UPM), que implica procesos de autorización y viabilidad ambientales para la zona franca y el proyecto portuario, aspectos relacionados con la regularización ferroviaria, planes de entrenamiento y educación, así como el desarrollo del Fondo de Innovación Sectorial", pasos todos necesarios para que la multinacional tome la determinación de construir una segunda planta de celulosa en Centenario, Durazno.

García se refirió al asunto tras la reunión del Consejo de Ministros de ayer, oportunidad en la que comentó "que la OPP trabaja a nivel territorial y con los gobiernos locales para promover el desarrollo en todo el territorio". "En particular, el centro y el noreste son, actualmente, zonas rezagadas desde el punto de vista económico, por lo que la concreción de este proyecto es de alto interés", explicó. "El cierre de esta segunda etapa de la fase 2 permitirá consolidar inversiones para esas zonas del país", según informó la página web de la Presidencia.

El acuerdo implica que, en caso de cumplirse todas las fases, la empresa podrá tomar la decisión de inversión. Se prevé el cierre de esta etapa para marzo de 2019. El plazo máximo para la toma de la decisión por parte de UPM será el 15 de febrero de 2020.

Muy probablemente el gobierno adjudicará en los próximos días la reparación de las vías férreas entre Paso de los Toros y Montevideo, también necesaria para el proyecto, a un consorcio que integran las empresas locales Berkes y Saceem asociadas a una compañía francesa y a una española.

La intención del gobierno es que las obras comiencen una vez termine la licencia de la construcción, durante el próximo verano. Está previsto que los trabajos insuman unos 36 meses. Tienen como objetivo que la pasta de celulosa que elaboraría UPM sea trasladada al puerto montevideano en condiciones seguras y a una mayor velocidad de lo que permite el estado actual de las vías. La empresa española Acciona, que fue descalificada del llamado a licitación, presentó un recurso alegando que se la excluyó porque se le exigió un respaldo explícito de su casa matriz que no estaba previsto en el pliego de condiciones. Acciona señaló incluso que podría recurrir a un arbitraje internacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)