LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTON

El general

Guido Manini Ríos se reveló como un gran estratega político y se transformó en pocos meses en un actor clave en la política uruguaya.

Guido Manini Ríos, senador y líder de Cabildo Abierto. Foto: Darwin Borrelli
Guido Manini Ríos, senador y líder de Cabildo Abierto. Foto: Darwin Borrelli

Desde su estridente y bien calculada salida de la Comandancia del Ejército hasta la extraordinaria votación de su novel partido el último domingo de octubre de 2019, pasando por el lanzamiento de su candidatura presidencial y por una campaña electoral en la que aprovechó cada error de sus adversarios para crecer hasta transformarse en un dolor de cabeza para los partidos tradicionales y también para el Frente Amplio, el general Guido Manini Ríos se reveló como un gran estratega político y se transformó en pocos meses en un actor clave en la política uruguaya.

Pocos días antes del balotaje Manini Ríos cometió su primer error político importante. Un vídeo tan innecesario como inexplicable supuso una inesperada bocanada de oxígeno a la por entonces moribunda campaña del Frente Amplio y volvió extremadamente reñida una segunda vuelta que hasta entonces parecía definida.

¿No se percató el ex comandante de lo que desataría con aquel mensaje, tan polémico como inapropiado en plena veda electoral? ¿Qué pensó que sucedería? ¿Nada? ¿No pensó ni por un momento que aquella movida podía poner en riesgo nada menos que una elección?

Hace poco más de un mes, con el gobierno de coalición ya en funciones, el país entró en emergencia sanitaria. Y cuando el presidente de la República tomaba para sí la conducción de la situación y todos los funcionarios y legisladores del oficialismo cerraban filas en torno a la figura del mandatario, Manini Ríos volvió a dar la nota al pedir que se postergaran los aumentos de las tarifas públicas anunciados pocos días por el Ejecutivo. Curiosamente, lo mismo que reclamaban el Frente Amplio y el Pit-Cnt.

¿Otro error? ¿Otra movida no debidamente calculada? ¿O un intento del general de mostrar un perfil propio y de tomar distancia del gobierno de coalición?

El presidente Lacalle Pou mostró quién manda. Los aumentos de tarifas quedaron firmes y el general volvió a cuarteles de invierno. Aunque no por mucho tiempo.

Hace algunos días, en momentos en que el Frente Amplio y el Pit-Cnt se habían quedado sin discurso, Manini Ríos criticó en el Senado a la Justicia por condenar a un militar por violaciones a los derechos humanos, abriendo una polémica que el gobierno (que integra) y el país (del que forma parte) no necesitan en este momento.

¿Qué le pasa a Manini Ríos? ¿Está cometiendo errores impropios del buen estratega que todos pensamos que es? ¿Está buscando mostrar un perfil propio y desmarcarse en algunos temas del gobierno del que forma parte?

Y si así fuera, ¿es éste el momento indicado para tomar distancia del gobierno? ¿Ahora, en medio de la peor crisis que enfrenta la Patria a la que tanto alude en sus discursos?

¿Es el tiempo para sumar un problema más al presidente de la República, a todos los funcionarios del gobierno que están trabajando sin descanso para manejar la emergencia y mantener el país a flote?

¿O es la hora de ser, ante todo, un buen soldado?

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados