POLÉMICA

¿Cuál es el futuro del Partido Digital?

El conflicto entre el Partido Digital y Goldman tiene que ver con el incumplimiento de un contrato que establecía que el dinero que ingresara por votos sería en su totalidad destinado al partido.

Daniel Goldman. Foto: Leonardo Mainé
Daniel Goldman. Foto: Leonardo Mainé

El 13 de julio el Partido Digital hizo público, a través de sus redes sociales, un comunicado en el que expresaba los motivos por los que se había decidido la expulsión del partido de Daniel Goldman, su candidato a presidente en las elecciones de 2019. La razón, según sostienen allí, es el incumplimiento por parte de Goldman “de uno de los pilares básicos” del partido, “como lo es el principio de la responsabilidad consagrado en el Código de Ética”.

El motivo concreto del conflicto entre el Partido Digital y Goldman tiene que ver con el incumplimiento de un contrato firmado por las dos partes el 26 de octubre de 2019, en el que se establecía que el dinero que ingresara por cada voto que se obtuviese en las elecciones, sería en su totalidad destinado al partido.

La ley 18.485 de Partidos Políticos establece que quienes reciben ese dinero son los candidatos a la Presidencia, al Senado y a Diputados. El Partido Digital sostiene, en el comunicado, que Goldman “transfirió parte de lo obtenido por ese concepto, no haciéndolo en su totalidad”. El pasado miércoles el Partido Digital inició una denuncia penal contra Goldman.

Al respecto Justin Graside, miembro del partido, dijo a El País: “Esto arrancó el 26 de octubre con la firma del contrato. En enero le reclamamos el dinero, luego en febrero, luego en marzo, en abril nos reunimos todos para encontrar y votar diferentes opciones de pago, en mayo se armó un convenio que se le presentó en el que podía pagar en 25 cuotas y arrancaba a pagar en marzo de 2021 con el interés más bajo disponible, y que además podía empezar a pagar de forma escalonada, de a poco para que vaya respondiendo a su recuperación económica”.

Y siguió: “Él no lo aceptó, muestra una voluntad de no querer pagar y además no asume un compromiso que ya estaba asumido. Ese compromiso no es con las autoridades del partido, sino con todo el partido y con los votantes”.

Candidato

Consultado por El País, Goldman dijo que “por ahora” su respuesta a lo sucedido es la que informó en un hilo de Twitter. Cuando el Partido Digital publicó el comunicado, lo primero que escribió el excandidato fue: “El 85% de los fondos que entraron en mi cuenta fueron transferidos. Lo único que tengo para decir es qué ingratitud, qué falta de empatía, qué falta de humanidad”.

Luego realizó un hilo en el que argumentó su postura al respecto. Entre las razones que allí presenta, sostiene que cuando llegó el 26 de octubre a firmar el contrato, argumentó que le parecía “un buen borrador” pero que el artículo que sostenía que todos los fondos eran del Partido Digital le parecía errado y “poco transparente de la realidad”.

Goldman sostiene que durante la campaña electoral del año pasado su situación económica se vio afectada por estar totalmente involucrado y que desde el partido no se le dio el apoyo que le habían dicho previo a aceptar ser candidato: “Es importante aclarar que en lo conceptual la idea era que muchas personas participen de las entrevistas (...) La realidad es más fuerte que la ficción y tuve que dedicarme al 100% a la campaña”.

Dice, además, que cuando ingresó el dinero a su cuenta pagó lo que el partido debía de la campaña y pidió, además, que el partido tuviera en cuenta su situación personal y económica, afectada, entre otras cosas, a causa del coronavirus. Ante esto Graside sostiene que no hubo falta de empatía y mucho menos de humanidad. “Hubo reuniones donde se lo escuchó, donde él presentó su situación, lo discutimos entre todos, él acordó pagar con esta forma de pago y después cuando llegó el momento, se le dio prórroga de plazo y el plazo final, no lo aceptó. Esto arrancó en octubre, estamos en julio, la fecha límite para que él aceptara el convenio fue el 24 de junio, entonces todo este tiempo estuvimos buscando una solución antes de llegar a este extremo”, indica el dirigente.

Ahora, sostuvo Graside, desde el lado del Partido Digital ya no queda nada más por hacer, dejando el asunto en manos de la Justicia.

CON LA MIRA EN 2024

Ya piensan en próximas elecciones

Uno de los principales objetivos del Partido Digital en la campaña electoral de 2019 era alcanzar la cantidad suficiente de votos para asegurarse al menos un diputado en el Parlamento pero no lo consiguieron. Justin Graside dijo a El País que, de todas maneras, hicieron un balance positivo ya que pudieron darse a conocer.

Ahora ya se están preparando para las próximas elecciones a las que, aseguró, se van a presentar.

“Este año teníamos pensado lanzar el programa Tu voz importa, donde íbamos a lanzar acciones online y físicas en todo el país para plantear distintos temas a debatir”, indicó.

La idea, explicó Graside, es poder generar espacios de participación de la población para poder hacerle llegar su preocupación al gobierno y al Parlamento. Por la crisis del coronavirus esta actividad no se pudo plantear pero tienen pensado realizarla el año próximo.

Por otro lado, Graside dijo que “lamentablemente” lo que ocurrió con Goldman dejó claro que el partido es coherente con sus acciones: “Cuando decimos que somos inflexibles con quien haga las cosas mal, lo somos”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados