SEGURIDAD

La fuga de Rocco Morabito perturba al gobierno y se cuela en la campaña electoral

El escape se coló en campaña electoral; Daniel Martínez presume corrupción.

Operativo policial en Cárcel Central por fuga de Morabito. Foto: Francisco Flores
La fuga ocurrida en la noche del domingo sorprendió a jerarcas y provocó desazón en el gobierno nacional. Foto: Francisco Flores.

La fuga del mafioso italiano Rocco Morabito en la noche del domingo 23 generó desazón y sorpresa en el oficialismo, ya que se produjo a días de las elecciones internas y en plena campaña para las comicios presidenciales que se realizarán en octubre de este año.

La fuga también provocó que los precandidatos frenteamplistas Daniel Martínez y Mario Bergara coincidieran en que lo ocurrido fue un hecho gravísimo.

Martínez fue más lejos y dejó entrever incluso que la fuga fue facilitada por la corrupción de guardias del centro carcelario.

El malestar con el escape de Morabito, junto a los delincuentes Leonardo Abel Sinopoli Azcoaga, Matías Sebastián Acosta González y Bruno Ezequiel Díaz, que aguardaban sus extradiciones a Brasil y Argentina, derivó en que asesores del ministro Eduardo Bonomi se contactaran ayer con autoridades carcelarias para interiorizarse sobre la fuga y las condiciones de seguridad de Cárcel Central.

Una fuente ministerial indicó a El País que había desazón en la plana mayor de la cartera por la escasa seguridad en dicho penal pese a que alojaba a uno de los presos más importantes en el plano internacional.

El Ministerio del Interior informó ayer que aceptó la renuncia del director (interino) del Instituto Nacional de Rehabilitación, Alberto Gadea y dispuso el inicio de sumarios administrativos (algunos con medidas -separación del cargo- y otros sin medidas), a funcionarios del citado centro, según sus responsabilidades y competencias.

La evasión dejó muy mal parado al Poder Ejecutivo uruguayo ante el gobierno de Italia, el cual pidió explicaciones sobre el escape. 

La Justicia italiana confiaba en que Morabito podría brindar datos clave sobre las actividades de la mafia calabresa Ndrangheta. Antes de ser capturado en Uruguay, Morabito era uno de los cinco criminales más buscados por la Policía del país europeo.

Al finalizar un encuentro en la Suprema Corte de Justicia, el fiscal de Corte, Jorge Díaz, calificó de “hecho gravísimo” la fuga de Morabito y otros tres delincuentes de Cárcel Central.

“Preocupa la extrema peligrosidad de los delincuentes fugados”, dijo Díaz, a la salida de un encuentro con ministros de la Corte y Bonomi, en donde acordaron limitar las libertades vigiladas. Dos fiscales investigan la fuga: el de Flagrancia, Rodrigo Morosoli, indaga la evasión y el hurto de $ 3.000 a una anciana que vive en un apartamento lindero a Cárcel Central. El fiscal especializado en Delitos Económicos, Ricardo Lackner, investiga por su parte si existió pago de coimas a policías para facilitar el escape.

Un informe del entonces Departamento de Investigación y Análisis Penitenciario de hace un año atrás alertó que Morabito se escaparía por las azoteas de la cárcel y saldría a la calle por un apartamento lindero, cosa que ocurrió en la noche del domingo 23.

El documento, al que accedió El País, señala que Morabito ofreció a presos con más cercanías a los policías la suma de US$ 80.000 para aquellos efectivos dispuestos a ayudarle a escapar.

Investigación a fondo

La fuga de Morabito y otros tres reclusos de Cárcel Central complica al Frente Amplio a cinco días de las elecciones internas. Los precandidatos tuvieron que salir ayer a hablar del tema, aunque de parte del Ministerio del Interior no hubo ninguna comunicación oficial.

Durante una gira por Maldonado, el precandidato Daniel Martínez dijo estar “preocupadísimo” por la situación. “Tengo la presunción de que hubo colaboración. Hay que hacer una investigación a fondo y tiene que caer todo el peso de la ley que tenga que caer”, dijo sobre las responsabilidades.

El precandidato independiente Mario Bergara consideró que “este tipo de cosas”, en alusión a la fuga de Morabito, “no generan una buena reputación al país”. En tanto, el senador de Casa Grande, Rafael Paternain, dio su parecer sobre el tema en Facebook. Opinó que “los vaivenes en el sistema carcelario de las últimas semanas son, por lo menos, desconcertantes”.

“Parte de los esfuerzos de reforma de estos años deben ser recuperados sobre nuevas bases, sobre un nuevo impulso. La política penitenciaria no se puede enunciar, ni justificar ni ejecutar desde la Guardia Republicana”, aseguró en referencia a la discusión planteada dentro del oficialismo.’

MÁS

Senador Javier García convocó a Bonomi

El senador de Todos, Javier García, convocó en forma urgente al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, a la Comisión de Seguridad del Senado para que explique detalles de la fuga del mafioso Rocco Morabito y de otros tres delincuentes de Cárcel Central. “Es una vergüenza y un papelón nacional e internacional. Esta fue una fuga-corrupción”, señaló el parlamentario blanco. Recordó además el informe policial que relató hace un año cómo se iba a fugar Morabito. “El gobierno fue omiso y mostró incapacidad. La fuga ocurrió de un edificio emblemático como lo es la Jefatura de Policía”. García agregó que el gobierno está escondido cree que en la evasión del mafioso hay responsabilidades funcionales y políticas. “No puede ser que, en este caso, operen solo las responsabilidades funcionales. Tiene que haber responsabilidades políticas de parte del gobierno porque hoy Uruguay es noticia en todo el mundo por la fuga”, afirmó García. El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, pidió el lunes 24 explicaciones a Uruguay por la fuga de Rocco Morabito de una cárcel en Montevideo y prometió que le va a “dar la caza” por doquier. Según García, Salvini se quejó públicamente por la evasión de Morabito y no utilizó los canales diplomáticos para expresar su malestar a Uruguay. “Esa es una señal muy fuerte del gobierno italiano, con el objetivo de que se supiera la irregularidad en que incurrió Uruguay”, dijo García. “No se tomaron previsiones con reclusos con poder de compra. Alguien tiene que hacerse cargo”, concluyó el senador nacionalista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)