FRENTE AMPLIO

El Frente sale a la calle para defender al gobierno de Vázquez

Preocupa la pérdida del voto 50 en Diputados.

Sánchez: el Frente analizó ayer las prioridades legislativas. Foto. D. Borrelli
Sánchez: el Frente analizó ayer las prioridades legislativas. Foto. D. Borrelli

En su primera agrupación parlamentaria del año, el Frente Amplio hizo "catarsis" y discutió el trabajo legislativo para los próximos dos años. Para defender al gobierno y dado que las encuestas muestran que el nivel de apoyo a su gestión ha llegado al nivel más bajo según las encuestas (ver nota aparte) el primer mandatario Tabaré Vázquez decidió "salir a la calle".

La reunión comenzó de mañana y siguió por la tarde en el local "La Huella de Seregni". Se acordó un plan de salida a los barrios en Montevideo y al interior del país a "hablar con todas las organizaciones", dijo ayer el coordinador de bancada Alejandro Sánchez (MPP). La idea es "transmitir concreciones" y recibir las demandas de cara a la próxima Rendición de Cuentas. "Las salidas al interior son parte de cumplir la doble tarea que nosotros tenemos, la de legislar y de representar. Nos parece que es una buena señal salir a hablar con las organizaciones sociales y salir a recorrer el país", acotó.

Sánchez negó que exista un alejamiento con la población, pero dijo que es importante que sea la bancada "la que salga a escuchar a la sociedad". En ese marco, consideró mejor informar "en el mano a mano" del nivel de concreción de los compromisos asumidos con la población. "Estamos iniciando un año donde venimos generando concreciones y hay que rendir cuentas", subrayó.

Las consultas se inscriben en el marco de la elaboración de la Rendición de Cuentas, que será la última en que se puede incrementar el gasto antes de las elecciones de 2019.

Como punto estratégico se acordó "avanzar" en la aprobación de la ley de financiamiento de los partidos políticos. "Nos parece que Uruguay necesita mejorar ese marco jurídico que establece que los partidos políticos no pueden ser financiados por empresas privadas", aseguró. La norma ya fue aprobada en el Senado y espera por su tratamiento en la Cámara de Diputados.

El otro proyecto en cuestión y que no tiene los votos para ser aprobado es el que crea un impuesto a las jubilaciones militares. El diputado Darío Pérez (Liga Federal) ya anunció que no lo acompañará, por lo cual se seguirá negociando para encontrar apoyos para la iniciativa.

"La Liga Federal nos ha comunicado que tiene instancias orgánicas donde están debatiendo su posicionamiento y nosotros hasta que ellos no definan no tenemos clara su opinión", reconoció el coordinador de bancada.

En el astorismo se reclama aprobar el impuesto para reducir el déficit de la Caja Militar que en el último año llegó a US$ 447 millones. La iniciativa se encuentra a estudio hace meses en el Parlamento.

En tanto, otro proyecto que no encuentra apoyos para ser aprobado es el del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Chile debido a los diferentes enfoques que hay sobre el tema en la interna del Frente Amplio.

Críticas al rebelde.

El malestar de la bancada del Frente Amplio con Pérez fue tema de conversación ayer en la reunión de la Agrupación Parlamentaria. Sin embargo, participantes confirmaron a El País que "no hay ambiente" para pasar el caso al Comité de Ética.

Sin embargo, hay preocupación dentro de la coalición respecto a cómo conservar el voto 50 cuando todavía restan dos años de gobierno. Hubo críticas al accionar de Pérez por votar la ley de vivienda que promovió Unidad Popular pasando por alto una decisión de bancada. Críticas similares se escucharon el viernes pasado en la Mesa Política, principalmente de parte del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), el Partido Obrero Revolucionario (POR) y algunos dirigentes de base. Uno de los puntos que más molesta es la exposición mediática que tiene Darío Pérez y sus cuestionamientos a la coalición.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º