OFICIALISMO

Frente Amplio reconoce “problema” en la seguridad pública

Martínez llamó a realizar autocrítica tras la primera vuelta.

Daniel Martínez. Foto: Leonardo Mainé.
Daniel Martínez. Foto: Leonardo Mainé.

Un joven pidió la palabra, tomó el micrófono y enmudeció a todas las personas sentadas bajo pleno rayo de sol en la plaza José “Pepe” D'Elía en Goes.

“Ahora es una mala palabra decir que se puso la papeleta ahí, pero en realidad fue lo más votado y en realidad todo el mundo tiene problemas de seguridad”, dijo el muchacho que votó por el “Sí” a la reforma de “Vivir sin miedo” y reclamó una respuesta a los dirigentes del Frente Amplio.

El encuentro estaba coordinado justamente para eso, para que los jóvenes preguntaran sobre sus inquietudes acerca del estado actual de la seguridad y educación, entre otros temas.

El joven que contó que había votado la reforma -que si bien no prosperó obtuvo una adhesión en el entorno del 47%-, reclamó la respuesta de Gustavo Leal, el eventual ministro del Interior de un gobierno de Daniel Martínez, quien estaba atentamente escuchando.

El referente en seguridad del candidato frenteamplista, que tomaba apuntes sobre las consultas de los jóvenes sentado en el pasto, esperó su turno y contestó. Allí admitió que “en el área de la seguridad, nosotros tenemos problemas, tenemos bastantes problemas y tenemos que tener una actitud de humildad y de construcción para resolverlo”.

Leal también señaló que hay que “abrir la cabeza” porque en un eventual gobierno del Frente Amplio, “vamos a tener que hacer acuerdos políticos con otros partidos y por lo tanto hay que cultivar una actitud de escucha, una actitud de respeto, una actitud de tratar de entender cuál es el argumento del otro. No discutir desde posiciones, sino tratar de encontrar dónde están los argumentos para poder movernos”, acotó.

Gustavo Leal durante acto del Frente Amplio. Foto: Leonardo Mainé.
Gustavo Leal durante acto del Frente Amplio. Foto: Leonardo Mainé.

Paralelamente, el referente de seguridad del Frente Amplio apuntó, aunque sin nombrarlo, al candidato blanco Luis Lacalle Pou. “Decir que se va a acabar el recreo es faltar el respeto a esos funcionarios públicos que todos los días defienden a la sociedad; decir que se va a acabar el recreo es no tener respeto a las personas que trabajan y que ellos se supone quieren dirigir. ¿Con qué autoridad le van a hablar a los policías si les dicen poco menos que están de jarana? No es con propuestas mágicas, es con trabajo”, añadió.

La fórmula

El discurso del candidato Daniel Martínez y de su compañera de fórmula Graciela Villar no fue en el mismo tono. Sin embargo, el presidenciable llamó a hacer autocrítica tras el resultado del pasado domingo 27 de octubre.

Martínez llegó a la plaza, se tomó “selfies” como siempre lo hace con jóvenes y niños y se sentó junto a su esposa Laura Mota en el suelo a escuchar el cierre de la actividad en la que jóvenes preguntaban y técnicos respondían.

A su turno, Martínez señaló que “en una autocrítica, lo primero que tenemos que hacer cuando analizamos los números es que en vez de enojarnos con quienes no nos votaron, es ver qué hicimos nosotros para que no nos votaran, por qué una parte de la sociedad no nos depositó su confianza nuevamente", agregó. El candidato destacó además que son los jóvenes quienes más participan en las marchas como la que se realiza el 8 de marzo por la mujer o en la Marcha de Silencio. “Hay que cambiar la forma de hacer política para que los jóvenes siempre se sientan representados. Por eso, de verdad me alegra. Los jóvenes tienen que sentir que hay formas diferentes”, destacó Martínez.

Daniel Martínez durante acto con jóvenes. Foto: Leonardo Mainé.
Daniel Martínez durante acto con jóvenes. Foto: Leonardo Mainé.

La autocrítica del candidato fue un poco más allá al advertir que hay que recuperar la forma de comunicarse con la ciudadanía: “Qué interesante que haya tantos gurises preguntando, cuestionando. Creo que el Frente Amplio nació para hacer una política de forma diferente y de cierta forma tal vez perdimos esa vitalidad, esa forma de relacionarnos, de comunicarnos con la ciudadanía. En parte es entendible cuando uno está agarrando organizaciones, ministerios y responsabilidades que te llevan a que todo el día tenés mil problemas”, dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)