OPOSICIÓN EXIGE MÁS GASTO SOCIAL

El Frente Amplio pide priorizar la alimentación antes que el déficit fiscal

“Entre el déficit y los uruguayos, yo opto por los uruguayos”, dijo el secretario político del partido opositor, Rafael Michelini.

Rafael Michelini presidió ayer la reunión de la Mesa Política del Frente Amplio. Foto: Leonardo Mainé
Rafael Michelini presidió ayer la reunión de la Mesa Política del Frente Amplio. Foto: Leonardo Mainé

La mesa política del Frente Amplio se reunió ayer para analizar varios temas y a la salida del encuentro el secretario político del partido, Rafael Michelini, respaldó la gestión de la pandemia que está haciendo el gobierno pero cuestionó su “estrechez ideológica” en cuanto al déficit.

“Somos conscientes de que hay un manejo de todos los uruguayos y del gobierno competente con respecto a la pandemia, pero hay ciertas incompetencias en el manejo de la economía y los impactos que tendrá en el trabajo”, dijo Michelini a la prensa.

Estas declaraciones llegan horas después de que el Senado aprobara la Rendición de Cuentas de 2019, el último año de la administración del Frente Amplio, una ley que incluyó una condena a la gestión y los resultados, artículo que no fue aprobado por la bancada opositora. La condena apuntó principalmente al déficit fiscal de 4,7%, “el peor de los últimos 30 años”, como insistieron los legisladores de la coalición multicolor.

Michelini respondió a estas críticas. “Entre el déficit y los uruguayos, yo opto por los uruguayos”, aseguró. “Si el Uruguay hubiera crecido un punto más en los últimos tres años, nadie estaría hablando del déficit. Hacerse el cuento del déficit y construir todo un andamiaje con respecto al déficit (implica) hacer que los uruguayos sufran cuando tenemos una gran reputación como para que el conjunto de los sistemas financieros nos aporten los recursos para salir de esta encrucijada. Miren lo que ha hecho Europa”, propuso el secretario político del Frente Amplio, quien planteó la necesidad de aumentar el déficit en US$ 200 o US$ 300 millones.

El exlegislador propuso apoyo al consumo y al aparato productivo a través de tarjetas de renta por cuatro o cinco meses. “No se puede poner el déficit fiscal por encima de la salud mental y alimenticia de la población”, sentenció.

Michelini hace este planteo dos días después de la aprobación de la Rendición de Cuentas 2019 en el Senado, antes de que se vote en Diputados y mientras el gobierno prepara el proyecto de ley de Presupuesto Quinquenal, el que fijará partidas de recursos para los años 2021/2025, que debe entrar al Parlamento antes de setiembre.

Ser creíble.

El economista uruguayo Aldo Lema, miembro del Consejo Fiscal de Chile, organismo que emite recomendaciones respecto a la regla fiscal de ese país, considera que “el déficit de este año va a aumentar significativamente, por lo que la duda del gobierno, que tienen los analistas y aquellos organismo multilaterales, es cuánto aumentará el déficit y cuál será el impacto de la pandemia sobre la economía”.

Lema considera que es muy valioso que el Parlamento haya aprobado la regla fiscal, incluida en la ley de urgente consideración y aprobada solo con los votos de la coalición multicolor. La regla fiscal establece paramétricas que llevan a que el gobierno de turno no gaste por encima de ciertos límites.

Aldo Lema dijo que el súper ciclo de precios llegó a su fin. Foto: Daniel Rojas
Aldo Lema. Foto: Darwin Borrelli

Sobre el aumento del déficit propuesto por el Frente Amplio y rechazado por el gobierno y la bancada oficialista, Lema asegura que “si Uruguay es muy creíble respecto a una regla y una institucionalidad fiscal, que compromete reducción de déficit en los próximos años, puede tener un déficit mayor en 2020 y este ser tolerable ante los organismos multilaterales, los inversionistas y las calificadoras de riesgo”.

“Una posibilidad es que Uruguay todavía en 2021 tolere un déficit fiscal alto, eventualmente en parte de 2022, pero que dé señales bien claras en el presupuesto de reducción hacia adelante. Eso puede ser consistente con que Uruguay mantenga la calificación de riesgo, que es hoy la mayor amenaza, que Uruguay pierda el grado inversor, al menos en Fitch, que es quien ha puesto una perspectiva negativa. Eso sería mucho más costoso desde el punto vista económico porque comprometería el crecimiento, tasas de interés más altas y la recuperación sería más lenta”, agregó.

Cepal: Uruguay, el país que menos invirtió

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) elaboró un informe especial sobre la evolución y los efectos del COVID-19 en América Latina y el Caribe. En la tabla que muestra los esfuerzos que han hecho los países de la región para amortiguar la crisis económica suscitada por la pandemia, Uruguay ocupa el último lugar.

La senadora Liliam Kechichian compartió en su cuenta de Twitter la tabla que muestra a Uruguay en el último lugar y acompañó la gráfica con un mensaje: “Uruguay poquito”.

A su vez, el diputado del Frente Amplio, Daniel Caggiani dijo en M24 que “países como El Salvador, Brasil, Chile han hecho esfuerzos muchos más importantes en materia de contribuciones fiscales para enfrentar la crisis”.

Por su parte, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, instó el jueves a los países de la región a implementar una cooperación urgente más allá de la pandemia, y a propiciar una mayor integración productiva, comercial y social durante una conferencia virtual organizada por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la oficina regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para América Latina y el Caribe. Bárcena aseguró que la región está en riesgo de una verdadera crisis alimentaria. Precisó que más de 96 millones de personas estarán en situación de pobreza extrema.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados