DEBATE DE CARA AL PLENARIO

El Frente Amplio admite que la campaña fue "errática y carente de conducción"

Un documento de autocrítica elaborado por el Secretariado del Frente Amplio referido a la última elección señala que la campaña fue por momentos “errática” y “carente de conducción”.

Daniel Martínez, excandidato presidencial por el Frente Amplio. Foto: Fernando Ponzetto
El candidato del Frente Amplio no aparece nombrado en el documento de autocrítica. Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

"No nos debía tomar por sorpresa” que se interrumpiera el ciclo de gobiernos frenteamplistas en Uruguay, sostiene un documento autocrítico sobre las últimas elecciones nacionales que analizará la coalición de izquierda en el Plenario del próximo sábado 21. Se admite que la campaña fue por algunos momentos “errática” y “carente de conducción”.

El documento borrador elaborado por un grupo de trabajo del Secretariado del Frente Amplio -al que accedió El País- indica que “desde hace un buen tiempo se percibía cierto desgaste de la opinión pública respecto a la gestión frenteamplista”. Esto es lo primero que se asume para iniciar el proceso de autocrítica, el cual se sostiene “no se debe eludir”.

“La autocrítica deberá ser el camino que nos guíe para poder plantarnos de cara al futuro, pero este deberá ser acompañado con el mayor sentido de unidad”, señala el texto titulado: “Hacia dónde va el país y la fuerza política, una hoja de ruta para una discusión pendiente”. Justamente la palabra “autocrítica” aparece por lo menos tres veces en una extensión de tres carillas y diez puntos.

En todo momento, se busca preservar la herramienta política que es el Frente Amplio “como ejemplo para la izquierda mundial”, por lo que se subraya que es mucho más que un instrumento “para el acopio de votos” y que hay que mantener en cualquier análisis de lo sucedido la unidad y fraternidad.

El tono del balance es reconocer los desaciertos, pero sin perder de vista las próximas elecciones departamentales donde la izquierda tiene como desafío mantener los gobiernos departamentales y conquistar nuevas intendencias.

Sobre la campaña presidencial hay un reconocimiento: “por momentos se mostró errática y carente de conducción”. Es así que se propone analizar el papel que jugaron las diferentes comisiones (Organización, Finanzas y Comunicación) en sus tareas y cómo coordinaron entre sí. En todo el texto no hay una sola referencia a la fórmula oficialista de Daniel Martínez y Graciela Villar.

En tanto, hay un reconocimiento especial para la militancia por “el incansable trabajo”, lo que se coloca como el elemento “más destacable” de toda la campaña electoral. Argumentan que el “dejar todo en la cancha” por parte de los frenteamplistas no es casualidad, sino que es producto de campañas del Frente central, de los comités de base, redes frenteamplistas y los diferentes colectivos de profesionales que hicieron parte del llamado “voto a voto”.

Asumir "los yerros".

“Debemos reflexionar sobre cada uno de los aspectos de esta contraofensiva de la derecha que ganó el gobierno y es haber logrado poner a la izquierda y al movimiento popular a la defensiva”, afirman. En ese marco, reconocen que cuando la oposición hablaba de un proyecto político “agotado”, desde el oficialismo también se contribuyó a reforzar esa idea.

A nivel interno, el Frente Amplio se propone “profundizar con estudio y debate” las motivaciones que llevaron a una mala valoración de la ciudadanía de la gestión frenteamplista. Por eso llaman a asumir “con mucha modestia” los “yerros” y a “desterrar todo atisbo de autocomplacencia”, ya que reconocen que “las deudas sociales son muchas”.

Graciela Villar y Daniel Martínez en acto político tras los resultados de las elecciones del domingo. Foto: Darwin Borrelli
Daniel Martínez y Graciela Villar durante la campaña electoral. Foto: Darwin Borrelli (Archivo)

El proceso de autocrítica se iniciará el sábado 21 en el Plenario, pero será “gradual, profundo y fraterno” y se prolongará a lo largo del segundo semestre del 2020. Se propone realizar talleres que culminen en asambleas y luego confluyan en un gran encuentro de comités de base y sectores.

Los ejes para la autocrítica de la coalición de izquierda son: la evaluación de los gobiernos, el análisis de la campaña, la relación fuerza política y gobierno y el funcionamiento del Frente Amplio.

En tanto, el Plenario del 21 deberá considerar y aprobar el documento que a su vez incluirá una estrategia, un plan de acción para enfrentar los cinco años de gobierno de la coalición multicolor bajo el rol de oposición. Se espera que se abra una lista de oradores y allí también cada representante de base o sector podrá pedir la palabra para hacer su autocrítica de los elementos que incidieron en la derrota de la izquierda en el último balotaje.

A su vez, todo el proceso concluirá con una renovación de autoridades porque se debe convocar a elecciones que pondrán punto final a la administración que inició el actual presidente Javier Miranda en el año 2016.

A futuro y de cara al 2020, sostienen que estarán movilizados como Frente “ante cada iniciativa y políticas de gobierno que signifiquen un retroceso o amenaza a derechos” en referencia al gobierno entrante de Luis Lacalle Pou. Esto ya había sido adelantado en la semana por el propio Miranda en una reunión con colectivos de profesionales que apoyaron a Martínez hacia el balotaje. Allí el titular del Frente llamó a los militantes a estar “en la resistencia” en los próximos cinco años para defender las políticas aplicadas por los gobiernos de izquierda.

Hubo desencuentros entre los comandos

En la campaña del Frente Amplio fue notorio el desencuentro de los comandos del candidato Daniel Martínez y de la propia coalición. Funcionaron por separado hasta un mes antes del balotaje, cuando al final asumió el intendente de Canelones Yamandú Orsi el cargo de jefe de campaña.

La primera etapa de la campaña se concentró en Martínez como candidato, pero casi no se hacían menciones a los dos líderes más importantes como José Mujica y Danilo Astori. Después que Orsi tomó el control como jefe de campaña se hizo el anuncio de que ambos serían eventuales ministros de Ganadería y Relaciones Exteriores.

Otro dato no menor es que en todas las actividades de campaña no aparecieron Mujica y Astori junto a la fórmula salvo una: el acto final que se hizo en Florida en el que todos compartieron escenario y esa fue la única foto en conjunto de todos en un estrado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)