Ministros cuestionados

Fiscal pidió procesar a un exjerarca de ASSE

La interpelación a los ministros Basso y Murro no tuvo consecuencias.

A Basso le pidieron la renuncia; a Murro compostura por reírse de los blancos. Foto: D. Borrelli
A Basso le pidieron la renuncia; a Murro compostura por reírse de los blancos. Foto: D. Borrelli

En medio de la interpelación del diputado Eduardo Rubio (Unidad Popular) a los ministros de Salud Pública, Jorge Basso, y de Trabajo, Ernesto Murro, el fiscal de Crimen Organizado Luis Pacheco solicitó el procesamiento sin prisión del exdirector del Hospital de Salto, Marcos García, por conjunción del interés personal y público por haberle vendido servicios de ambulancias de su propia empresa —Siemm Srl— al centro de salud que él mismo dirigía.

De inmediato, en el hemiciclo de la Cámara de Representantes, entre los allegados a la dirección de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), cuyas autoridades estaban en el Parlamento acompañando a Basso, se dejó ver la satisfacción porque el pedido de procesamiento no involucró a los otros dos socios de García en la empresa de ambulancias, Federico Eguren y Rodrigo Barcelona. Y porque tampoco del auto de procesamiento surge un pedido para las anteriores autoridades de ASSE, encabezadas por Susana Muñíz.

Eguren y García fueron directores del Hospital de Bella Unión. El primero durante el primer gobierno de Tabaré Vázquez (2005-2010) y hasta el año 2011, y el segundo entre 2013 y 2014, cuando la empresa ya había sido contratada para trabajar con el centro.

Los tres médicos fueron relevados recientemente por ASSE, —que tras el alejamiento de Muñiz es presidida por Marcos Carámbula—, de sus cargos en los hospitales de Salto en el caso de García, del Pediátrico del Pereira Rossell en el caso de Barcelona y del Pereira en el caso de Eguren.

Los partidos de la oposición resolvieron llevar ante la justicia de Crimen Organizado todo lo actuado este año en la comisión investigadora de ASSE y lo vinculado a la estafa al Fondo Nacional de Salud (Fonasa).

Una ola de denuncias por irregularidades golpea a ASSE. Foto: Fernando Ponzetto
ASSE. Foto: Fernando Ponzetto

Tras casi un año de investigación, el Frente Amplio se negó a ampliar el plazo de actuación de la comisión legislativa y, así, el diputado Rubio decidió interpelar a los ministros Basso y Murro.

El procesamiento, conocido poco después del mediodía de ayer, se convirtió prácticamente en el centro de la interpelación, que terminó sin consecuencias para los jerarcas.

Corrupción.

El diputado Rubio hizo una larga descripción de los problemas que la comisión investigadora halló en torno a los hospitales públicos, centros siquiátricos y negocios como el denunciado en el Hospital de Bella Unión. Luego presentó varias preguntas a los jerarcas.

"Si soy jerarca en el hospital de Bella Unión, armo una empresa y me contrato a mí mismo, no estamos muy lejos de hablar de corrupción. No pasó nada, no se hizo nada", reflexionó Rubio.

Eduardo Rubio: la ley de caducidad otra vez está en la agenda legislativa. Foto: Marcelo Bonjour.
Eduardo Rubio. Foto: Marcelo Bonjour.

Luego, el diputado nacionalista Martín Lema afirmó que tras escuchar a las autoridades de ASSE no se explica cómo a lo que llamó "dream team" se le escaparon las irregularidades.

Lema añadió que Basso "hace dos años que tiene la constancia de lo que estaba pasando en Bella Unión, sabía, y no se puede desentender", y dijo que "miró para el costado".

Según Lema, Carámbula "dificultó el acceso a información" en el caso de Bella Unión.

El nacionalista repitió una y otra vez que el Frente Amplio se había negado a investigar en el Parlamento. Eso motivó que el oficialista Luis Gallo le retrucara diciendo que esa afirmación no era exacta porque la comisión investigadora había funcionado durante un año. "Y vemos que no hay nada nuevo, para mí, de lo que venimos conversando desde hace un año", dijo Gallo.

Más adelante, el diputado colorado Ope Pasquet preguntó: "¿El pedido del fiscal Pacheco no nos dice a gritos que fallaron los controles?".

Ope Pasquet: diputado del Partido Colorado. Foto: archivo El País.
Ope Pasquet: diputado del Partido Colorado. Foto: archivo El País.

En el caso de los centros siquiátricos, en una breve intervención, la diputada nacionalista Gloria Rodríguez describió la situación de recientes fallecimientos y dijo que cuando se conmemora el Día Mundial de los Derechos Humanos, no se respetan los de los pacientes.

"Defender el sector público es defender a la salud", dijo Carámbula. Adelantó que se hará una actualización de la auditoría, y que se ha abierto "un proceso de concurso con transparencia para la sociedad y el sistema político". En el proceso de auditoría colabora con ASSE la Auditoria Interna de la Nación (AIN).

Carámbula dijo que se quiere "denunciar y combatir los casos de conjunción del interés público con el privado". "Estamos cambiando el sistema de compras", aseguró.

La diputada del MPP Cecilia Bottino afirmó que en su momento hubo autocríticas en el caso de Bella Unión diciendo que fueron "faltas inadmisibles", luego de lo cual sostuvo que en los años pasados el sistema sanitario estatal "estaba destruido".

Enchastre.

El ministro Basso en su intervención atacó uno de los argumentos del diputado Rubio, al negar que la reforma sanitaria de 2008 haya tenido efectos privatizadores o estatizadores en el sistema y le atribuyó mejoras para los usuarios.

Basso también se refirió a uno de los reclamos de varios diputados, como la apertura del llamado "corralito mutual" que este año no se concretó. Al respecto, informó que se postergó la movilidad regulada porque el sistema no daba garantías sobre la trazabilidad de los usuarios y porque falta un marco jurídico para poder actuar.

Basso responde las preguntas bajo la mirada de Murro. Foto: D. Borrelli
Basso responde las preguntas bajo la mirada de Murro. Foto: D. Borrelli

Rubio afirmó que este año "no se abrió el corralito mutual por los riesgos de lucro". (Tabaré) Vázquez dijo que no se abría porque había una manga de sinvergüenzas. ¿Quiénes son? ¿Dónde están? ¿En el BPS? ¿En las mutualistas? ¿En la Junasa?", preguntó el interpelante.

Al respecto, el ministro Murro respondió que esa "fue una pregunta tendenciosa" porque no hay ningún funcionario de la Junasa ni del BPS procesado, ni siquiera citado como indagado en relación con estas irregularidades.

A su vez, el ministro Murro dijo que asistió a la interpelación con "tranquilidad" por lo que se ha hecho "desde que entramos al BPS en 1992". "Aplicamos multas, hicimos denuncias penales y ayudamos a crear normas. Estoy con una tranquilidad absoluta", aseguró el ministro.

Cerca del final, el diputado Daniel Radío (Partido Independiente) se enojó con el ministro Murro quien se rió de su discurso. "Él pensó que venía acá a enchastrar su campaña pero el que vino a enchastrar esta casa es él. Nos vino a faltar el respeto en nuestra propia casa", dijo el legislador.

"Tenga a bien presentar su renuncia"

Al caer la tarde, después de casi 12 horas de sesión, los cinco partidos de la oposición, Nacional, Colorado, Independiente, de la Gente y Unidad Popular, le pidieron al ministro Jorge Basso que dejara el cargo. Lo hicieron en una moción firmada por todos donde le piden que "tenga a bien presentar su renuncia al presidente de la República en virtud de los graves incumplimientos de las normas que regulan su competencia" de revisión. Además la moción de la oposición, que no resultó aprobada, solicitaba la inmediata realización de auditorías externas en todas las unidades ejecutoras de ASSE y del Banco de Previsión Social (BPS). Un tercer numeral de la moción cuestiona las manifestaciones del ministro Murro en el Parlamento "por ser absolutamente insatisfactorias". La moción del Frente Amplio, apoyando la gestión de los ministros y ASSE, se impuso por 50 votos en 98. La interpelación terminó a las 22.50.

Rubio, un hombre de la izquierda, fue el más duro en la interpelación
Diputado Eduardo Rubio. Foto: Francisco Flores

La interpelación a los ministros Jorge Basso y Ernesto Murro fue llevada adelante por un hombre de izquierda, el diputado de Unidad Popular (UP) Eduardo Rubio, quien está más a la izquierda que el gobierno. Rubio expuso una serie de irregularidades en el funcionamiento de los centros hospitalarios públicos, contrataciones y tercerizaciones. "Los directorios de la ASSE anterior y actual no tomaron medidas. El actual dejó pasar un año desde que se ha instalado", bajo la presidencia de Marcos Carámbula. Y cuestionó el funcionamiento de la Junta Nacional de la Salud (Junasa).

Rubio habló de una serie de irregularidades en hospitales del interior, como el de Bella Unión y el de Rivera, lo cual ya había sido manejado en la comisión investigadora que funcionó en Diputados durante casi un año, hasta setiembre pasado.

"La creación de empresas truchas es una parte esencial de la estafa al Fonasa", remarcó. Rubio afirmó que durante años "no hubo control ni inspecciones del BPS a prestadores privados de salud. El BPS era una especie de socio de las mutualistas favoreciendo su negocio", dijo. Pero luego el ministro Murro desmintió esas afirmaciones sosteniendo que sí había controles e inspecciones en mutualistas. Murro afirmó que se debió convocar a la investigadora al directorio del BPS, y Lema le respondió que ya lo había hecho.

"El ministro debió leer las actas y de repente no lo hizo por estar de luna de miel con su pre pre precandidatura" electoral, ironizó. Rubio criticó la anterior gestión de ASSE, encabezada por Susana Muñiz, afirmando que se caracterizó por "el amiguismo". "Cambios de fondo en la gestión de ASSE no ha habido", insistió. "Lo digo con dolor porque cuando asumió el actual directorio, después que el presidente Tabaré Vázquez cambiara al anterior, tuve expectativa. Les abrí una carta de crédito", dijo el interpelante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)