Despedida de año

Fiesta en local municipal salteño terminó en escándalo

La intendencia inició una investigación administrativa.

Salto: inesperadas derivaciones de una fiesta. Foto: Archivo
Salto: inesperadas derivaciones de una fiesta. Foto: Archivo

Los jerarcas los habían autorizado a organizar una chorizada como forma de despedir el año. Cortaron las tareas laborales al medio día para prender el fuego en el clásico medio tanque.

Un grupo de compañeros decidió ir a buscar cervezas y bebidas espirituosas para aplacar el calor de diciembre, y aquella amena despedida del domingo 23 terminó en escándalo.

Entre plenas, cumbias y regetones los trabajadores de la Intendencia de Salto que se desempeñan en los talleres de obras "Gramon" decidieron invitar a un grupo de mujeres que habitualmente recorre las oficinas de trabajo vendiendo empanadas y tortas caseras, sin solicitar autorización a las autoridades.

Tampoco lo hicieron para comprar las bebidas alcohólicas.

La despedida terminó en baile que fue trasmitido por diferentes redes sociales y videos en los grupos de WhatsApp.

En las imágenes se ve a los trabajadores bebiendo alcohol y bailando con las señoras que habían invitado para formar parte de la fiesta.

La situación fue comentada en las diferentes dependencias de la Intendencia de Salto.

En una de ellas, incluso, también trabajan esposas de los participantes en la "chorizada", comentaron a El País participantes del ágape.

Al ver los videos se molestaron con la situación lo que desembocó en fuertes discusiones entre los trabajadores municipales y las muchachas invitadas a la despedida. Incluso uno de los consultados explicó que recibió amenazas de parte de una de las involucradas.

Sobre lo ocurrido el Secretario General de la Intendencia, Fabián Bochia, confirmó que no había autorización para que los trabajadores hicieran ese tipo de festejo. Dijo que el asunto está para consulta en el Departamento Jurídico en cuanto a los pasos administrativos a seguir. "Se aplicarán las sanciones si corresponden y se tomarán las medidas que haya que tomar", puntualizó.

Según trascendió, la autorización para el asado de camaradería dentro de uno de los locales del Gramon contó con el visto bueno del encargado del sector de acuerdo a lo que expresaron funcionarios que no participaron de la fiesta que tuvo invitadas especiales.

El episodio se suma a otro caso que generó polémica sobre fin de año en la comuna por el reparto de canastas navideñas con fondos municipales en locales del Frente Amplio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)