JEFE DE SEGURIDAD DE LA SELECCIÓN URUGUAYA DE FÚTBOL

Familiares denuncian a Zuluaga ante AUF

La dirigencia las estudiará; se lo acusa de haber torturado.

La fachada de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) en la calle Guayabos. Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) se comprometió ayer a estudiar la documentación que le aportaron organizaciones de familiares de víctimas de la dictadura que probarían la participación en sesiones de torturas del policía retirado Miguel Zuluaga, desde hace años jefe de seguridad de la selección uruguaya de fútbol. Las organizaciones, que piden que se aleje de su cargo a Zuluaga, fueron recibidas por los dirigentes Wilmar Valdez, Roberto Pastorino y Edgar Welker.

Richard Mariani, portavoz de las organizaciones, dijo a El País que se entregaron tres documentos y que pretenden que Zuluaga sea removido antes del próximo Mundial de fútbol. "Son documentos que certifican que él estuvo en el aparato represivo bajo el terrorismo de Estado. Él trabajó en la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia, que el Estado uruguayo reconoció que fue un centro de detención y de tortura. Él firmó interrogatorios como subcomisario. No hay dudas de que era un mando medio", dijo el portavoz. Según Mariani, los dirigentes de la AUF quedaron en evaluar la situación con los clubes y el cuerpo técnico de la selección. "No somos quiénes para poner plazos, pero les dijimos que precisamos una respuesta. Esto no es en contra de una persona sino del terrorismo de Estado, para que no se repita y no se naturalice la impunidad", agregó.

En 2014 el ex militante comunista Luis Libschitz denunció que había reconocido a Zuluaga en las redes sociales. Zuluaga trabajó en la dirección mencionada entre 1974 y 1976. Las organizaciones la enviaron el 1 de abril al director de la selección, Óscar Tábarez, una carta en la que señalaban que participó en la operación "Morgan" contra militantes comunistas.

Zuluaga se habría desempeñado en el Departamento IV de la dirección de Inteligencia que reprimía a militantes comunistas en los barrios Palermo, Ciudad Vieja y Cordón en aquellos años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)