Los desafíos de un nuevo programa

FA vota marcha atrás en ley con más penas a menores

MPP no apoyó la eliminación de antecedentes y de la prisión preventiva.

Congreso: durante todo el día sesionó ayer en el Palacio Peñarol para aprobar el programa para un eventual cuarto gobierno del FA. Foto: Leonardo Mainé
Congreso: durante todo el día sesionó ayer en el Palacio Peñarol para aprobar el programa para un eventual cuarto gobierno del FA. Foto: Leonardo Mainé

El Congreso del Frente Amplio aprobó ayer su programa para un eventual cuarto gobierno, que en grandes líneas supone la derogación de la ley que establece la obligación de la prisión preventiva en delitos graves y gravísimos que cometan menores, la eliminación del registro de antecedentes penales para adolescentes condenados y la intención de analizar un aumento del aporte tributario del capital.

El debate en el Palacio Peñarol insumió casi todo el día domingo. Cerca de las 10 de la mañana se inició la sesión Plenaria con el Himno Nacional y un breve mensaje de la vicepresidenta Lucía Topolansky, que grabó un video ya que se encontraba en México participando de la asunción del nuevo presidente Andrés Manuel López. "No será una campaña fácil", advirtió sobre la contienda electoral que se avecina.

El debate de los más de 1.500 congresales se inició con uno de los puntos de mayor preocupación de los uruguayos, como lo es la seguridad y con la presencia del ministro del Interior Eduardo Bonomi. Allí quedaron al descubierto las diferencias internas de enfoque.

El texto original de programa promovía la derogación de la ley 19.055 (votada en acuerdo con la oposición) que establecía la prisión preventiva en delitos graves y gravísimos (homicidio, rapiña, secuestro, extorsión, violación y tráfico de estupefacientes) y derogar el Registro Nacional de Antecedentes Penales para los adolescentes en conflicto con la ley.

Esta derogación de la ley fue defendida por la exmilitante del "No a la Baja" y directora de Desarrollo Social de la Intendencia Fabiana Goyeneche (Casa Grande). "Conservar este tipo de leyes va por un camino de retroceso y este programa tiene que tratar de profundizar derechos", afirmó. Además llamó a ser "coherentes" con la campaña contra la baja de la edad de imputabilidad.

Directora de Desarrollo Social de la Intendencia Fabiana Goyeneche. Foto: L. Mainé
Directora de Desarrollo Social de la Intendencia Fabiana Goyeneche. Foto: L. Mainé

En tanto, un delegado de base argumentó a favor de que no se eliminen los antecedentes de menores. "Entiendo que desde nuestra visión de izquierda siempre pensamos en la causa de los delitos (...) Nos van a atacar a muerte por la seguridad. Las leyes hablan de delitos gravísimos. Pensamos que es necesario mantenerlas", acotó.

La senadora del Movimiento de Participación Popular (MPP) ,Patricia Ayala, intentó impedir la derogación de la prisión preventiva de adolescentes y planteó una moción para "revisar" las disposiciones relativas a las penas de los adolescentes. Recordó que solo se aplica la prisión preventiva para los delitos graves. "Nos parece un error político en este momento realizar este planteo de eliminar este artículo ya que fue producto de un acuerdo político bajo el gobierno del FA", afirmó en referencia a la administración del expresidente José Mujica.

Su posición fue contrarrestada por Goyeneche: "Los adolescentes que cometen una rapiña siendo sospechosos sin sentencia, siendo presuntos inocentes, el juez está obligado a meterlos presos. Pero los adultos, por el código nuevo, no están obligados a esperar una sentencia en la cárcel", sostuvo.

Goyeneche afirmó que el senador Pedro Bordaberry violó los acuerdo multipartidarios cuando juntó firmas para la baja de la edad de imputabilidad. "Es cierto, la prensa va a decir muchas cosas y la oposición nos va a pegar, pero por temor a lo que diga la oposición y a la prensa es que seguimos manteniendo leyes que no dan resultados". La exvocera del "No a la Baja" ganó al conseguir que se derogara tanto el registro de los antecedentes de menores como la prisión preventiva dispuesta por ley. El MPP votó en contra de la derogación.

Reforma.

El Congreso del Frente Amplio aprobó, al igual que hace cinco años atrás, impulsar una reforma constitucional a impulso de sectores como el Partido Socialista, la Vertiente Artiguista, el Partido Comunista y el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP).

A diferencia de la vez pasada, se acordó fijar el plazo de dos años para instrumentar la mencionada reforma. En ese lapso, se definirá el mecanismo por el cual se impulsa, explicó a El País el delegado del Partido Socialista Manuel Laguarda. Se tomará como base el trabajo de la comisión que analizó el tema dentro del Frente Amplio y una posibilidad es convocar a una Asamblea Nacional Constituyente.

Javier Miranda, presidente del FA, en el Congreso. Foto: Leonardo Mainé
Javier Miranda, presidente del FA, en el Congreso. Foto: Leonardo Mainé

Por otro lado, el Frente Amplio no aprobó la conformación de un Ministerio de Género, planteado por varios sectores y fundamentado en el Plenario por Casa Grande, por medio de Andrea Venosa. Tampoco se votó una prohibición a la práctica de "fracking". Sí se aprobó por mayoría regular el uso de los agrotóxicos en las proximidades de los centros poblados.

Acuerdan analizar gravar más al capital

Si se habla de diferentes enfoques dentro de la izquierda, la economía es uno de los ejemplos más claros.

La Comisión de Economía que se reunió el pasado sábado había planteado un conjunto de medidas impositivas que pasaban por rever la tasa impositiva del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE), aumentar el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) al capital (IRPF), revisar el Impuesto al Patrimonio y aprobar un impuesto a las altas jubilaciones militares. Tanto el astorismo, como los socialistas, se oponían a esto tal como estaba planteado.

Ayer por la mañana, el subsecretario de Economía Pablo Ferreri jugó un papel clave en la negociación, junto al subsecretario de la OPP, Santiago Soto. La consecuencia fue que se logró flexibilizar la pretendida suba de la carga impositiva. Según supo El País, la negociación tuvo lugar en los vestuarios del Palacio Peñarol y participaron Fernando Isabella (PS), Daniel Marsiglia (PCU), Marcelo Melo (Vertiente), Alejandro Sánchez (MPP), Héctor Tajam (MPP) y Alfredo Asti (Asamblea Uruguay).

Al final se aprobó una moción mucho más moderada, que deja en condicional las mencionadas modificaciones tributarias. Se plantea "buscar la posibilidad de avanzar en diferenciar la capacidad contributiva en las grandes empresas y pequeñas y medianas" a la hora de tributar el IRAE". Así como "analizar" el aumento de aportes del IRPF categoría I (capital). En tanto, se habla de "completar la reforma militar mejorando las fuentes de financiamiento de manera progresiva".

A eso agregaron una pequeña introducción en la que "atendiendo a la evolución del sistema tributario" y "persiguiendo el fin de que pague más el que tiene más", "se buscará bajar en términos relativos la carga tributaria a los trabajadores, sectores medios y medianas y pequeñas empresas". En tanto, se aprobó "en caso de necesidad, estudiar utilizar parte de las reservas nacionales en la línea de contribuir al desarrollo del país productivo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)