EL VOTO 50 OTRA VEZ EN DUDA

FA se juega a "todo o nada" con el impuesto a militares

Mesa Política pide aprobarlo, a pesar de la oposición de Darío Pérez.

Militares: el Frente Amplio quiere aprobar el impuesto a jubilaciones mayores a $ 54.000 por un período transitorio de 18 meses. Foto: Fernando Ponzetto.
Militares: el Frente Amplio quiere aprobar el impuesto a jubilaciones mayores a $ 54.000 por un período transitorio de 18 meses. Foto: Fernando Ponzetto.

La Mesa Política del Frente Amplio exhortó ayer a todos los diputados a votar el impuesto transitorio a retirados militares el próximo martes 15. "Es todo o nada", aseguró el coordinador de bancada Alejandro Sánchez (MPP), ya que si no hay apoyo para aprobar la iniciativa quedará descartada como ley en esta legislatura.

Otra vez el futuro de este proyecto de ley —que tiene como objetivo recaudar US$ 75 millones para aliviar el déficit de la Caja Militar— depende del diputado "rebelde" Darío Pérez de la Liga Federal. En cada oportunidad que pudo, el legislador adelantó públicamente que no lo acompañará al entender que es inconstitucional, porque grava a los jubilados militares dos veces ya que pagan el Impuesto a la Asistencia a la Seguridad Social (IASS).

El proyecto establece que el impuesto tenga un carácter transitorio y progresivo, de manera de concentrar la carga contributiva en aquellos beneficiarios que perciben más de $ 54.165 mensuales, incluida la cuotaparte correspondiente al aguinaldo.

Por consenso, la Mesa Política de la coalición aprobó una declaración en la que señala que comparte "la decisión de dar tratamiento y aprobar" el proyecto de ley en cuestión. La única abstención fue la de la Liga Federal.

Una fuente del gobierno comentó a El País que en los últimos días el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, mantuvo contacto con la Presidencia de la República. Desde el Poder Ejecutivo se transmitió al necesidad de acelerar la discusión sobre el proyecto y "tomar cuanto antes" una definición para poder aprobarlo.

Javier Miranda. Foto: Archivo.
Javier Miranda, presidente del FA. Foto: Archivo El País.

Consultados por el alcance de esta resolución de la Mesa Política, fuentes del Frente Amplio aseguraron que "no se trata de un mandato", porque solo la bancada o el Plenario de la coalición pueden declarar el tema como "asunto político" e invocar a la "unidad de acción".

Por su parte, Sánchez dijo a El País que la resolución de la Mesa constituye "una exhortación" a que todos los frenteamplistas acompañen el proyecto. "El Frente cree que tiene argumentos de sobra para decir por qué hay que votar esto, por qué es constitucional y por tanto entiende que todos sus legisladores tendrían que votar", afirmó el diputado.

Según dijo, se tomó la decisión de llegar a sala y "que cada uno se haga cargo". La definición se adoptó en el entendido de que "cada uno tiene que pagar los costos políticos de no aprobar un proyecto moderado", afirmó.

"Acá hay un problema de cómo ha transcurrido este asunto, en el sentido de que cuando el Frente tiene que aprobar algo todos tenemos que votarlo, salvo que algún sector pida libertad de acción. Cuando se pide libertad de acción se le otorga o no y eso formalmente nunca sucedió. La Liga Federal no ha planteado esto, sino ha dicho que no vota. Esto es una señal de la Mesa Política en el sentido casi unánime de que hay que aprobar el proyecto", aseguró el coordinador de bancada.

Al momento, el Frente no tiene los apoyos necesarios para aprobar el proyecto en Diputados, ya que no lo vota ningún legislador opositor. Consultado por El País, el diputado Eduardo Rubio (Unidad Popular) confirmó ayer que no lo votará por entender que la iniciativa es "inconstitucional". La consecuencia de que el impuesto a los militares no se sancione es que no se puede volver a presentar en estos dos años que restan de la legislatura. "Es el 15 todo o nada", concluyó Sánchez.

¿Constitucional?

A diferencia de lo que opina Darío Pérez, Sánchez sostiene que el tributo a los militares es constitucional. "Ya tiene antecedentes y ha sido avalado por la Suprema Corte de Justicia. Esto no es un impuesto, es un tributo porque se apuesta a que solvente el 20% de la Caja como lo está haciendo el resto de la sociedad que le traslada US$ 500 millones al año", afirmó Sánchez.

El legislador aseguró que el proyecto sería inconstitucional si tuviera como destino Rentas Generales, pero como no es el caso entiende que "no hay doble imposición".

Además recordó que hay sentencias de la Suprema Corte de Justicia favorables a la constitucionalidad del tributo a la Caja Bancaria. "Hay razones de sobra, de naturaleza jurídica y de oportunidad política, para poder votar este proyecto de ley", insistió Sánchez. Como ejemplo citó el hecho de que un retirado militar gana más que un efectivo cuando está en actividad. Esa es la incongruencia del sistema actual", subrayó el diputado Sánchez.

Liga Federal traslada "consejo" a diputado

La delegado de la Liga Federal en la Mesa Política, José Antonio Maldonado, fue el único que ayer no votó la declaración del organismo que exhorta a aprobar el proyecto de ley de impuesto transitorio a retirados militares.

"Nosotros vamos a trasladar el consejo de la Mesa Política a todos los compañeros que lo evaluarán teniendo en cuenta que nuestra posición no es antojadiza sino que queremos respetar la Constitución", afirmó Maldonado a El País en referencia al diputado "rebelde" Darío Pérez.

Pérez marcó otra vez en sala sus diferencias con el resto del FA. Foto. D. Borrelli
Darío Pérez. Foto. D. Borrelli

Además consideró que la posición de no votar el impuesto apunta a "salvaguardar el prestigio del Estado" teniendo en cuenta que una eventual sentencia contraria puede afectar la recaudación en el sentido de que expondría al Estado a numerosos juicios de militares que pueden sentirse afectados en sus derechos. Como ejemplo, citó el caso del pago que debió abonar el Estado a funcionarios judiciales, después de que una ley impulsada por el gobierno fuera declarada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia.

Maldonado señaló que "siempre se tendrá en cuenta un consejo" —en referencia a la declaración de la Mesa Política— pero aclaró que "no se trata de un mandato".

Por la falta de votos para aprobar la iniciativa, el Frente no pudo votar en diciembre el proyecto de ley que impone el impuesto. En ese momento, Pérez declaró a El País: "Ya se los comuniqué en muy buenos términos que no voto el impuesto. Ellos quieren hablar conmigo porque piensan que me van a hacer cambiar, pero yo ya tomé la decisión. No hay marcha atrás".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º