ENLACE PATROCINADO

Nery Pinatto: "FA va hacia una derrota electoral”

Nery Pinatto, director de la consultora MPC, analizó las últimas tendencias políticas relevadas en todo el país. “El Frente Amplio se encamina a una dura derrota electoral: la suma de los partidos tradicionales lo supera en 17 puntos porcentuales”, sostiene el analista político.

encuesta Pinatto

El Partido Nacional “se mantiene a la cabeza en intención de voto con el Frente Amplio a tan solo un punto, en un hecho que se mantuvo casi invariable a lo largo de todo el año pasado”, destaca el reporte de la consultora MPC.

De acuerdo con el informe, la suma de indecisos más los que votarían en blanco o anularían su voto alcanza un quinto del electorado total, esto significa más de 500.000 electores.

“La aparición en el escenario político del ex presidente Julio María Sanguinetti, sumado a las agrupaciones lideradas por José Amorín, dueño de la mayor estructura dentro del Partido Colorado y Ernesto Talvi, claramente potencian a esa colectividad política y le hace alcanzar un 16% en la intención de voto para las elecciones internas, que es su mayor piso electoral desde el año 2009”, afirma el director de MPC.

Mientras tanto, “la suma de los partidos menores (Independiente, Unidad Popular, de la Gente y PERI) ya llega a un 5% del electorado definido”, agrega el reporte.

“A 7 meses de las próximas elecciones nacionales parece quedar claro que el partido que gane estará lejos de tener por sí mismo mayorías parlamentarias. Eso sí: tendrá bastante para elegir para cogobernar pues es posible que hayan hasta siete representaciones parlamentarias”, de acuerdo con el análisis de Pinatto.

Factores incidentes

Según la investigación de MPC, el Frente Amplio empieza el “año electoral” con un 29% de intención de voto y con una proyección de votación entre 35 y 38%. “Hacía más de 20 años que el Frente Amplio no se encontraba por debajo de ningún otro partido en intención de voto. Está claro que con ese techo electoral no hay mañana”, afirma el analista político.

Pinatto también analiza los factores que a su juicio explican no solo el presente sino, especialmente, el futuro del oficialismo, a partir de la gestión de gobierno.

“Un gobierno unipartidario, monocolor, define, para bien o para mal, el destino de la fuerza política que lo sostiene. Así como en el 2009 y en el 2014 la aupó a la victoria, hoy parece haber llegado el tiempo de la derrota. Con tan solo un 25% de aprobación, la gestión del gobierno vazquista es un ancla que hunde las posibilidades electorales del Frente Amplio”, dijo Pinatto.

Para el director de MPC, hay una directa correspondencia entre los porcentajes de votación proyectada para el Frente Amplio (29%) y el 25% de la aprobación del gobierno.

“Podrá especularse que aún le queda tiempo de gestión. Pero, será mejor? Bajará el costo de vida, el desempleo, la inseguridad, mejorarán todas las áreas gestionales que están en caída libre en la opinión pública?”, reflexionó Pinatto.

Punto débil

Otro “gran punto débil del Frente Amplio”, según la visión de Pinatto, son las candidaturas para las elecciones internas. “Los favoritos a integrar la fórmula (Martínez-Cosse) no entusiasman ni a los más fanáticos dentro del Frente Amplio. En el 2014 tuvieron que rogarle a Vázquez para que se presentara porque ya la veían muy complicada. Así y todo no alcanzaron el 48%. Ahora ya no está ni el dos veces presidente de la República ni José Mujica”, declaró Pinatto para agregar: “Nunca, desde el retorno a la democracia, el Frente Amplio tuvo candidatos con tan poco ‘gancho’ en la opinión pública. Justo ahora, cuando más los necesita…”.

Sanguinetti

El director de MPC sostuvo que “la (re) aparición del dos veces presidente Julio María Sanguinetti no estaba en la agenda de la estrategia electoral del oficialismo y puede terminar siendo el último clavo en el ataúd frenteamplista”. En ese sentido, reflexionó: “Todos sabemos que la ‘ósmosis’ (porosidad) electoral se dio entre el Frente Amplio y el ala batllista del Partido Colorado. Miles de votantes batllistas —yo lo sitúo en torno a los 300.000— creyeron que el FA era el batllismo del Siglo XXI. Ya en el año 2014 una gran porción de ellos se encontraban desilusionados, pero al mirar a su viejo partido lo veían gobernado por un Bordaberry y eso los retuvo en la izquierda. Ahora, con la posible conformación de una potente fórmula batllista (Sanguinetti-Amorín) ya no hay muros que impidan ese retorno. Algo que ya comienza a verse en todas las encuestas”.

De acuerdo con el estudio de MPC, el Partido Colorado pasa de 9% a mediados de 2018 al actual 16%. “¿De dónde creen ustedes que el Partido Colorado recupera la inmensa mayoría de esos casi 170.000 electores? Sí, del Frente Amplio”, concluyó el analista político.

Ficha técnica
Encuesta probabilística de hogares con selección aleatoria, estratificada por zonas (Montevideo, Canelones y resto del país urbano) según el sistema SED (exclusivo de MPC). Universo: personas mayores a 18 años, todo el país urbano. Tamaño Muestral: 1200 entrevistas. Margen de error: no mayor a +-3% para una confiabilidad del 96%. Realizada entre el 1 y el 8 de marzo de 2019.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)