ELECCIONES 2019

Expertos evaluaron los spots de las fórmulas presidenciales y esto es lo que dijeron

El País consultó a tres publicistas que en algún momento de sus carreras integraron equipos de campañas electorales.

Desafío. Está en mantener y captar clientes y mercados.
Desafío. Está en mantener y captar clientes y mercados.

Uno muestra a varios artistas nacionales, el otro utiliza imágenes de la vida común. De un lado, la caída del sol, del otro rostros conocidos con fondos en movimiento y muchos colores. Las campañas publicitarias de Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou comienzan a exhibir sus últimas apelaciones al voto popular y nadie quiere equivocarse.

¿Qué puede cambiar de aquí al balotaje del 24 de noviembre? ¿Cuánto influye la publicidad en la decisión del voto? ¿A quién le hablan las campañas publicitarias? Ayer El País consultó a tres publicistas que en algún momento de sus carreras integraron equipos de campañas electorales.

Álvaro Ahunchain, un publicista que integró los equipos de campaña de Julio María Sanguinetti en 1984 y de Jorge Batlle en 1999, señaló que el spot del Frente Amplio “oxigena” la “problemática que tiene con los candidatos de la fórmula incorporando figuras populares de gran aceptación”.

No obstante, aseguró que a pesar de esa propuesta “no logra salir de la retórica de buenos y malos que utilizó antes de octubre”. “Tiene un texto muy bien escrito que incurre en un discurso hegemónico que no sería el adecuado para la candidatura de Martínez en este momento si quiere captar votos batllistas y wilsonistas”, afirmó.

Con respecto al aviso de Lacalle Pou, el experto destacó que “se nota que apuesta fuertemente al candidato, tiene un speech en off del propio Lacalle Pou mostrándose empático con las necesidades de distintos sectores de la sociedad, frente al otro candidato que se cuelga a terceras personas”.

Por otro lado, Ahunchain destacó que se está produciendo una campaña “de guante blanco”. “El comando de Lacalle Pou no quiere arriesgar porque ve el camino al triunfo bastante seguro”, opinó el especialista.

"Futuro".

Esteban Valenti fue un cuadro del Partido Comunista que se hizo cargo de la propaganda. De esa época, recuerda el efecto publicitario alcanzado con el “profesor paradójico”, un personaje clave en la campaña de 1989. El comunismo se desplomaba en el mundo, pero en Uruguay su lista era la más votada de la izquierda.

En el año 2004 participó en la campaña que llevó a Tabaré Vázquez a la Presidencia y al primer triunfo del Frente Amplio. Tras observar los avisos de Martínez y Lacalle Pou reconoció que ambos son “buenos”.

“Ambos apuntan a determinados objetivos y visualmente los cumplen. Por un lado, Lacalle quiere asumir personalmente el contacto y el diálogo con la gente y los sectores sociales. El Frente Amplio quiere demostrar que el candidato no está solo, Martínez aparece rodeado de figuras importantes del arte y la cultura. No estoy seguro que la estrategia de no poner en primer plano la fórmula del Frente sino a los ministros, las viejas figuras y ahora los artistas, sea una buena estrategia para atraer votos desde afuera. No lo creo”, señaló Valenti.

El centro de la campaña de Martínez ha estado en defender los tres períodos de gobierno anteriores. “La gente vota futuro, el pasado es necesario para tener credibilidad, pero todos sabemos que se vota un presidente para los próximos cinco años”, destacó.

En relación con el diseño de las hojas de votación, Valenti remarcó como un error de la campaña de Martínez mostrar a la fórmula con los brazos cruzados mientras que la de Lacalle Pou presenta a los candidatos abrazados. “Las campañas están hechas de pequeños detalles”, afirmó el publicista.

Los efectos de incorporar a figuras famosas a la política

Atilio Duncan Pérez Da Cunha, más conocido como Macunaíma, es un publicista y docente universitario en la Universidad de la Empresa y catedrático de la Facultad de Comunicación de la UdelaR. A lo largo de su carrera ha tenido participación en campañas electorales y en marcas de primera línea mundial, entre ellas la gaseosa más famosa. Cauto por naturaleza, aclaró que “ninguna campaña gana por sí misma una elección”.

A pedido de El País, el publicista analizó los dos spot que lanzaron las fórmulas presidenciales. “Contrastan no solo dos modelos políticos, sino dos campañas. El aviso de Lacalle Pou tiene una enorme emotividad a diferencia de algunos avisos de la primera vuelta”, destacó el experto. Con respecto a la pieza que presentó Martínez dijo que le merece algunos reparos.

“Cuando se utiliza figuras públicas hay que analizar su peso ante el público. En el año 1993 con la primera marca mundial de refrescos trabajamos con Jaime Roos en momentos en que se encontraba en un gran momento. La compañía me pidió un estudio de mercado para saber cuántas personas lo aceptan. Fue abrumador, más del 80% de las personas lo apoyó. Eso pasa en general en todas las empresas del mundo. Yo me pregunto, con la mayor sinceridad, si Raúl Castro calza esos quilates ante la opinión pública. Me llamó la atención verlo en un programa de televisión. Yo no sabía que después lo vería en un comercial”, afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)