Fábrica de celulosa

Exonerar de impuestos a UPM divide a uruguayos

60% está a favor del proyecto, pero un 57% dice critica exoneraciones tributarias salvo que se vayan.

Exonerar de impuestos a UPM divide a los uruguayos
Planta de UPM.

La reunión fue de máxima importancia. El directorio de UPM, con el CEO Jussi Pesonen, a la cabeza, se reunió en la sede madre de la empresa en Helsinki, Finlandia. No solo recibirían la puesta a punto de cómo marcha el proyecto de la segunda planta de UPM en Uruguay, sino que además esperaban un estudio de opinión sobre la imagen de su firma en el país donde apuestan a su principal inversión mundial.

Las autoridades de UPM tienen bien claro que el proyecto de la segunda planta de celulosa es bien valorado por la amplísima mayoría de uruguayos. La megainversión generará muchos puestos de trabajo y eso siempre es bien valorado por la ciudadanía. De lo que sí tienen cierta preocupación es sobre cómo valoró la gente la lista de exoneraciones tributarias que el gobierno de Tabaré Vázquez les ha otorgado con el fin de que confirmen su inversión.

El resultado mostró que la mayoría de los consultados —un 57%— cree que es "equivocado" exonerar de impuestos a a las grandes inversiones como la de UPM, incluso si estas reportaran efectos positivos en la economía uruguaya, como también es el caso del proyecto finlandés.

De todos modos, al repreguntarle a quienes dicen que el gobierno no debería exonerar de impuestos a las inversiones extranjeras, sobre que harían si el proyecto corre riesgo de mudarse a otro país la relación cambia: 16% declaran estar de acuerdo con concederles los beneficios fiscales para que se instale UPM en Uruguay.

El estudio de opinión pública, al que accedió El País esta semana, fue realizado a principios de junio por Equipos Consultores y fue analizado en reserva por las máximas autoridades de UPM.

La conclusión a la que éstas llegaron, según comentó una fuente a El País, es que se trata de "un tema delicado" donde entienden que el tema "divide" a la población uruguaya. Los datos muestran que un 38% está de acuerdo con los beneficios fiscales que le dio el gobierno, que si se le suma ese 16% de la gente que en la segunda pregunta acepta las exoneraciones como "moneda de cambio" para que se queden en el país, el respaldo a las condonación tributaria es de 54%.

Este punto ha sido muy debatido en el sistema político. Desde la oposición, en especial los dirigentes del Partido Nacional, han criticado la actitud del gobierno frenteamplista. El precandidato blanco Luis Lacalle Pou fue uno de los más enérgicos en denunciar que a su entender el proceso de negociación no fue transparente.

"El gobierno se obliga a todo y UPM no se obliga a nada", declaró a los medios sobre fines del año pasado, cuando se presentó el contrato ya firmado por las autoridades de la empresa finlandesa y el gobierno de Vázquez.

A pesar del diferendo que se ha dado en el sistema político, la inversión de UPM es indiscutiblemente positiva para la amplísima mayoría de los uruguayos.

El 60% está a favor del proyecto, y solo un 17% declaró estar en contra de la segunda planta de UPM. El rechazo al nuevo molino disminuyó del 22% al 17% en los últimos meses.

El proyecto se instalará en una zona cercana a Paso de los Toros al sur del río Negro y según las estimaciones iniciales aproximadas demandará una inversión directa a UPM de unos US$ 4.000 millones; más otros US$ 1.000 que el gobierno uruguayo deberá destinar a infraestructura (ferrocarril y carreteras).

Los controles

La primera pastera de UPM en Fray Bentos generó controversia con el gobierno argentino por temas ambientales. El diferendo llevó años de enfrentamiento y se llegó hasta el corte de los puentes binacionales. Hoy los controles ambientales de la planta son de máximo nivel y así lo percibe la ciudadanía. Solo 16% cree que los impactos ambientales no están controlados.

No ven al ferrocarril como una prioridad
Obras para UPM. Foto: Darwin Borrelli.

La lista de condiciones acordadas entre UPM y el gobierno uruguayo, para que la empresa instale su segunda planta en el país, es larga. Un gran capítulo está destinado a los deberes en materia de infraestructura. Allí el punto central es la reconstrucción del ferrocarril central que conecta al Puerto de Montevideo, con Paso de los Toros. Que el gobierno cumpla en tiempo y forma con la megaobra es crucial para que se confirme definitivamente la planta de UPM. En el estudio realizado por Equipos Consultores se consultó a la ciudadanía sobre el capítulo de infraestructura. El 80% de los interrogados está de acuerdo con la obra del ferrocarril central. Se estima que la inversión rondará los U$S 1.000 millones que serán pagados por el Estado uruguayo. Sin embargo un 60% —que entiende la importancia de la obra— considera que no debería ser una prioridad en el país. No obstante el nivel de apribación de la inversión lha venido creciendo desde noviembre de 2016 cuando el porcentaje era 55%. Solo un 29% de los consultados respondió que la inversión ferroviaria —que tiene como principal objetivo permitir la instalación de la segunda UPM— es "realmente una prioridad" en el Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)