Crisis en Venezuela

Exigen que Parlasur reconozca a Guaidó

Legisladores uruguayos de la oposición se suman a postura de algunos colegas del Mercosur.

Nacionalistas y colorados tienen redactado un proyecto de declaración que pide que se reconozca ya a Guaidó. Foto: EFE
Nacionalistas y colorados tienen redactado un proyecto de declaración que pide que se reconozca ya a Guaidó. Foto: EFE

Montevideo será la semana próxima escenario de más coletazos de la interminable crisis venezolana, porque la bancada que conforman los partidos del Mercosur más opuestos al chavismo impulsarán una declaración que pide reconocer a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, algo que seguramente será resistido por los representantes del oficialismo uruguayo, los diputados del kirchnerismo argentino y los del Partido de los Trabajadores de Brasil.

La declaración que impulsan los partidos que cuestionan a Nicolás Maduro pide que el Parlamento del Mercosur reconozca a Guaidó “como presidente encargado de la República de Venezuela, quien democráticamente electo asumió las competencias correspondientes a la Presidencia en el marco de la Constitución vigente”, dice el proyecto de declaración al que accedió El País.

“En ese espíritu y en apego al mandato constitucional, ha hecho un llamado a elecciones presidenciales libres de inmediato, lo cual reafirma ante el Pueblo de Venezuela su condición de demócrata”, dice el documento al que accedió El País. La declaración también enfatiza que el parlamento tiene la “más profunda preocupación frente a la crisis humanitaria que vive el pueblo de Venezuela y condena la actitud de desidia de Nicolás Maduro”. Reclama la libertad de los presos políticos, el cese de la represión y pide que todos los actores colaboren con la distribución de la ayuda humanitaria internacional.

La declaración también propone el compromiso del parlamento “para que la paz y la democracia retornen a Venezuela por el único camino posible que es el pleno restablecimiento del estado de Derecho y la celebración de elecciones presidenciales”

El diputado nacionalista Pablo Iturralde, que coordina la denominada Bancada Integración Democrática dijo a El País que la intención de este grupo es pedir a la Mesa Directiva del Parlamento del Mercosur, que tiene previsto tratar la crisis venezolana el próximo lunes, que convoque a una sesión extraordinaria del plenario del cuerpo.

El legislador cree que pueden llegar a dar los números. De los 23 representantes venezolanos 17 están alineados con Guaidó y seguramente apoyarán su reconocimiento. De los 18 paraguayos, 17 responden a los partidos Colorado y Liberal Radical Auténtico que respaldarán también a Guaidó y solamente uno que responde al denominado Frente Guazú no lo hará. La bancada uruguaya que lo respaldará (8 diputados blancos y colorados) seguramente perderá la votación contra los 10 frenteamplistas. Lo que ocurrirá con los representantes argentinos (42) es una incógnita. Previsiblemente, unos 15 legisladores apoyarán el pronunciamiento. El resto son peronistas. Los alineados con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner no acompañarán la declaración, pero Iturralde confía en que aquellos más moderados sí lo hagan.

Brasil puede inclinar la balanza. Tiene 36 delegados y son levemente mayoritarios los que tienden a apoyar a Guaidó. No está claro qué ocurrirá porque en el Parlamento del Mercosur solamente pueden actuar quienes sean legisladores electos en sus respectivos países y no se sabe cuántos y con que alineación comparecerían en un eventual plenario dado que las últimas elecciones parlamentarias modificaron el panorama. El Partido de los Trabajadores perdió bancas.

La otra postura.

En la posición de enfrente estará la Bancada Progresista, integrada por el Frente para la Victoria (kirch-nerismo de Argentina), el Partido de los Trabajadores y el Partido Comunista de Brasil, el Frente Guazú de Paraguay, el Frente Amplio de Uruguay, y el Gran Polo Patriótico de Venezuela (chavismo).

El 23 de enero pasado esta bancada propuso la convocatoria de la Mesa Directiva para abordar la situación del país caribeño. Ese fue el día en que la oposición venezolana pasó a reconocer a Juan Guaidó como mandatario encargado. La bancada progresista emitió un comunicado en el que manifestaba “su absoluto rechazo al intento de golpe de Estado llevado a cabo en la hermana República Bolivariana de Venezuela por medio de un plan perfectamente coordinado por el gobierno de los Estados Unidos, la Secretaría General de la OEA, los gobiernos del autodenominado “Grupo de Lima” y los integrantes de la oposición antidemocrática de Venezuela”. “Ante este nuevo ataque intervencionista, respaldamos la decisión soberana del pueblo venezolano al elegir como su presidente democráticamente electo al compañero Nicolás Maduro. Este nuevo intento de golpe es tan directamente manipulado por los actores externos como lo fuera el golpe contra el Comandante Chávez en el 2002. Apoyamos la decisión del gobierno venezolano de romper relaciones con el gobierno de Estados Unidos”, agregaba.

La bancada progresista apoyó las posturas de Uruguay y México respecto al problema y sus llamados al diálogo.

Miradas enfrentadas

Daniel Caggiani
Daniel Caggiani
Denuncia "enanismo"

El presidente del Parlasur es Daniel Caggiani, diputado del Movimiento de Participación Popular, quien en estos días se pronunció varias veces a favor del diálogo en Venezuela. Ayer escribió en Twitter: “Palos porque bogas. Y palo porque no bogas! El enanismo político que demuestra la oposición sobre la postura de #Uruguay con respecto a la búsqueda de diálogo político en #Venezuela es alarmante y preocupante. Así pretenden ser una opción de gobierno!!”, sostuvo. Lo importante es evitar la guerra en Venezuela, señaló.

El diputado del Nuevo Espacio, Jorge Pozzi, dijo a El País que el Frente Amplio no ha tomado aún posición respecto a la postura a defender en el Parlasur aunque posiblemente abogue por la que ha mantenido en el tema el gobierno.

Pablo Iturralde
Pablo Iturralde en la Asamblea General. Foto: Fernando Ponzetto.
“Una repugnante dictadura”

El diputado blanco Pablo Iturralde ha sido de los más críticos hacia el chavismo. “No importa si es de derecha o de izquierda , importa que es una dictadura, una repugnante dictadura”, dijo el jueves ante una concentración de venezolanos opositores. El Partido Nacional le ha pedido al gobierno que contribuya en el envío de ayuda humanitaria a Venezuela y ha criticado una y otra vez la postura oficial respecto a la crisis en ese país. El legislador Pablo Abdala ironizó que “la Unión Europea vino al Uruguay y le explicó al gobierno que en Venezuela no hay democracia, se violan los DDHH y la separación de poderes, hay crisis humanitaria y debe haber elecciones libres. Hasta ayer Nin Novoa sostenía lo contrario”.

Comentarios sobre un cambio muy brusco

En las redes sociales el viraje de un día para el otro de la posición uruguaya frente a Venezuela (ahora el gobierno de Tabaré Vázquez sí reclama elecciones) no pasó inadvertido. “La realidad es más fuerte que todo. Uruguay firmó declaración sobre Venezuela, dejó a México de a pie y se sumó a los conceptos de la Unión Europea. Por un lado me alegro, por otro me da vergüenza”, escribió el publicista Esteban Valenti.

“Es una muy buena noticia. Que cambia el eje de la postura anterior y nos vuelve al Uruguay que añoramos. El de la Libertad, la Democracia, la Solidaridad con los pueblos que luchan por liberarse de las tiranías”, reflexionó, por su parte, el sindicalista Richard Read.

El dirigente colorado Max Sapolinski, sin embargo, se preguntó molesto en Twitter: “¿cómo puede explicar el gobierno que su canciller prácticamente se jacte de que no se le exige a Venezuela la liberación de los presos políticos?”.

El senador Rafael Michelini, del Nuevo Espacio, el sector frentista más claramente crítico con Maduro escribió: “Convocar a elecciones puede ser una buena forma de salida de la crisis. ¿Qué mejor opción que escuchar la voz del pueblo?”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)