IRREGULARIDADES DE ANCAP EN MANOS DE LA JUEZA

“Esto prueba que no hubo un circo político ni campaña”

La oposición guarda cautela y celebra la independencia de la Justicia.

En abril de 2016, el Partido Nacional, el Partido Colorado, el Partido Independiente y Unidad Popular presentaron las denuncias. Foto: Marcelo Bonjour
En abril de 2016, el Partido Nacional, el Partido Colorado, el Partido Independiente y Unidad Popular presentaron las denuncias. Foto: Marcelo Bonjour

En general la oposición reaccionó con cautela al conocer el pedido del fiscal Luis Pacheco para procesar a cinco exintegrantes del directorio de Ancap y cuatro funcionarios jerárquicos de la petrolera: quieren esperar el fallo definitivo de la jueza Beatriz Larrieu para hablar más a fondo.

Los representantes de los cuatro partidos denunciantes, el Partido Nacional, el Partido Colorado, el Partido Independiente y Unidad Popular, sí coincidieron en tres cosas. Una es que había justificación para que luego del trabajo de la comisión investigadora del Senado se presentaran con las carpetas en la sede de Crimen Organizado. Otra es que no había “un circo político” o “mediático” ni una “campaña de la derecha” contra el Frente Amplio, como argumentó el oficialismo. Y la tercera es que celebraron que “la Justicia funciona con independencia” de los otros poderes.

Uno de los ciudadanos con pedido de procesamiento es el exlegislador y exdirector del ente Juan Justo Amaro. En Ancap ingresó para representar al Partido Colorado, simultáneamente con la incorporación al organismo de Carlos Daniel Camy, por el Partido Nacional. Actuaron todo el tiempo juntos en el directorio formando la minoría. Sin embargo corrieron distinta suerte en el análisis del fiscal Pacheco.

Amaro solicitó al secretario general del Partido Colorado Adrián Peña el sometimiento de su caso al tribunal de Ética partidario, que lo recibirá para escuchar las explicaciones del caso. Asimismo, Amaro anunció que esta tarde dará una conferencia de prensa en la ciudad de Florida.

“No tengo dudas que nuestro amigo Amaro va a salir bien”, comentó a El País el senador colorado José Amorín. En el caso de Amaro, Amorín se excusó de comentar por qué por Amaro sí y Camy no se pidió el procesamiento. “No conozco la acusación fiscal. No me llama la atención nada. Quizás haya algunos pedidos de procesamiento que yo esperaba que no estuvieran. Pero la Justicia decidirá”, dijo.

La bancada de senadores del Partido Nacional, del mismo modo que anoche lo hizo la del Frente Amplio, analizará el tema en una reunión prevista para las próximas horas. Los líderes partidarios Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga no hicieron comentarios públicos más que una coincidencia en Twit-ter: hay que esperar la decisión de la jueza Larrieu.

El único vocero fue el senador Álvaro Delgado, quien declaró “con responsabilidad y cautela” en la misma línea que sus líderes. En la comisión investigadora, instancia en la cual él fue el denunciante, “trabajamos con seriedad”. Ese trabajo derivó en abril de 2016 en la denuncia ante el juzgado penal.

Reacciones

JOSÉ AMORÍN BATILLE
José Amorín. Foto: Francsico Flores
“Sendic se quedó con cosas del Estado. Sería peculado”
El senador batllista José Amorín sostuvo, como el resto de los partidos, que hay que esperar el fallo de la jueza Larrieu. “La Justicia está andando, está funcionando”, valoró. “Vamos a estar a lo que decida la Justicia. Lo más importante es que está funcionando”, insistió. “En el caso de Sendic entiendo que es por el uso de la tarjeta corporativa, es un tema un poco más complejo. Es un delito que tiene que ver con quedarse con cosas que son del Estado. Eso sería peculado. Nosotros hicimos la denuncia, pero tiene que actuar la Justicia”, sostuvo el senador.
EDUARDO RUBIO
Eduardo Rubio, legislador de Unidad Popular. Foto: M. Bonjour
“Nunca usamos esto para hacerle el juego a la derecha”
En sus primeros comentarios después de conocerse el dictamen fiscal, el diputado Eduardo Rubio, de Unidad Popular, dijo a El País que lo primero que marca el pedido del fiscal Luis Pacheco es que “la denuncia que hicimos sobre Ancap tenía total fundamento; no eran vanas presunciones, sino que tenía entidad la denuncia”. El legislador insistió en que “la denuncia tenía fundamento y las cosas no estaban bien en Ancap. Se habló de que se le hacía el juego a la derecha, y se dijo que todo era un circo”.
PABLO MIERES
Pablo Mieres. Foto: Ariel Colmegna
“Muchas veces se nos acusó de hacer política menor”
Para el senador del Partido Independiente Pablo Mieres, el dictamen fiscal “prueba que no había intenciones de hacer un circo político con las denuncias. Tantas veces que se nos acusó que queríamos hacer política menor. Al menos para el fiscal hay situaciones que ameritan pedidos de procesamiento”, dijo a El País. El senador añadió que “es muy bueno que ocurran estas cosas, que demuestran que hay que tener confianza en la Justicia y que este fiscal toma decisión de pedir el procesamiento de personas vinculadas al partido de gobierno”.

Silencio en el Frente para “no presionar”

Tras la reunión de bancada del Frente Amplio, todos los senadores se retiraron sin hablar. Algunos sin saludar y con los ojos hacia el piso. Quien se detuvo a atender a los medios fue la coordinadora, senadora Daisy Tourné. Pese a que consideró que este tema “es de una gravitación política muy importante”, no abundó en otras opiniones.

Además de afirmar que no debía haber un pronunciamiento antes de la decisión de la jueza Beatriz Larrieu porque “no es pertinente hablar antes”, Tourné subrayó que “eso podría ser interpretado como una presión política y por eso vamos a esperar, a juntar los elementos, a estudiar la posición de la señora jueza. Y luego si entendemos pertinente haremos alguna puntualización o aclaración”, sostuvo la senadora.

Tampoco quiso pronunciarse a título personal por los mismos motivos. “Nunca estuve más de acuerdo con lo que decidió la bancada”, precisó, respecto a guardar silencio. “Hay que darse los tiempos, respetar el proceso de la Justicia. Cualquier comentario sería perjudicial”.

Al ser preguntada sobre cómo cayó en la bancada la noticia del pedido fiscal, Tourné dijo que “no es un problema de sentimientos, sino una actitud política respetuosa de un proceso judicial”.

Para la senadora Tourné “este es un proceso complejo sobre el que vamos a opinar”. Y luego añadió que tampoco quiso opinar sobre las afirmaciones de los partidos de la oposición en cuanto a que esto demostró que no había un circo político. “Pedir una investigación parlamentaria como sucedió en 2016 es un derecho que tienen los legisladores”, remarcó.

“Es un asunto asaz complejo y de una gravitación política muy importante”, concluyó la coordinadora de los senadores frenteamplistas.

Redes sociales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º