LA DEFINICIÓN

Las encuestas salvaron el examen

El examen de ayer, ese que se jugaban las consultoras a las 20.30 horas (léase con algunos minutos de margen porque alguno corrió el reloj), fue aprobado con muy buena calificación.

Cola de gente para votar en las elecciones del domingo. Foto: Francisco Flores
Cola de gente para votar en las elecciones del domingo. Foto: Francisco Flores

En las elecciones de ayer hubo un ganador: las encuestas. Tras los pedidos de disculpas de un lustro atrás, las consultoras de opinión pública narraron una película casi milimétrica del comportamiento del electorado y la foto final coincidió con lo proyectado.

"El país está cambiando más rápido que nuestra velocidad para entender esas cosas y hacer los cambios necesarios (…) lo que podemos hacer, además de reconocer nuestros errores y pedir disculpas, es hacer los deberes, tratar de aprender del fracaso". Aquella frase de Luis Eduardo González, fundador de la consultora Cifra, pidiendo disculpas públicas por el desempeño de la industria de encuestas en la elección de 2014, ahora parece haber quedado en el pasado.

El examen de ayer, ese que se jugaban las empresas de investigación social a las 20.30 horas (léase con algunos minutos de margen porque alguno hizo correr el reloj), fue aprobado con muy buena calificación. Una maestra diría: “Con esfuerzo, han logrado salir adelante. ¡Felicitaciones!”.

Más allá de bromas, los ajustes metodológicos y el cuidado de la técnica (en especial con el uso de la telefonía celular) explican en parte la buena actuación. ¿En qué se nota? En que las cuatro consultoras que realizan muestreos probabilísticos, los resultados primarios están dentro del margen de error.

encuestas
encuestas

Radar, empresa que usa un método no probabilístico y online, también contó de forma correcta la película. Sin embargo, en su proyección final hubo una leve sobreestimación al Frente Amplio y subestimación al Partido Nacional.

“Hubo quienes pensaban que el Frente Amplio podría votar todavía más, pero eso estaba concentrado en una sensación muy capitalina, muy montevideana. Las encuestas, sin embargo, captaron muy bien la foto a nivel país”, explicó Lucía Selios, investigadora del Instituto de Ciencias Políticas de la UdelaR.

Los desafíos de las consultoras

El domingo no había empezado del todo bien para algunas consultoras. El boca de urna, que es esa encuesta en la puerta de los circuitos, venía arrojando tasas “demasiado altas” de “no repuesta”. Casi la mitad de los entrevistados se negaban a contestas. Eso hizo que las empresas desestimaran esta herramienta que sirve para cotejar la proyección de escrutinio (ese conteo rápido que se hace en una muestra de circuitos).

La poca respuesta es un desafío que las encuestas ya venían percibiendo. A eso se le suma otra dificultad: el voto volátil. Aunque parezca extraño para los más informados, a una semana de los comicios había un tercio del electorado con cierta duda del voto.

Foto: Leonardo Mainé
Los uruguayos concurrieron ayer a las urnas. Foto: Leonardo Mainé

“Los indecisos suelen ser de centro, poco politizados y de clase baja, un tipo de población difícil de captar”, cuenta la cientista política Selios. “Es de prever que el Frente Amplio haya perdido adhesión en esos sectores, así como en el interior urbano donde no ha logrado reencantar y su propuesta fue sustituida por otras ofertas”.

¿El voto silencioso? Dicen que ahí pudo estar parte del error cometido en 2014. Ignacio Zuasnabar, director de Opinión Pública de Equipos, había dicho hace cinco años: “El año 2014 viene siendo un año complicado para las encuestadoras (…) esto nos lleva a hacer una reflexión profunda sobre nuestros métodos, a revisar nuestros procesos de trabajo y para evitar que estas cosas continúen profundizándose en el futuro".

Sucede que hay quienes por “vergüenza” no declaran el voto verdadero. Las teorías políticas señalan que ese voto “silencioso” recae mayormente sobre el oficialismo. ¿Por qué? Las críticas van a parar a quien ostenta el poder y, por tanto, “no está bien visto” admitir que se apoyará al partido de gobierno. En chiste se dice: “Uno vota para tener a quién criticar durante los próximos cinco años”.

Ayer, sin embargo, la captación fue casi perfecta. Como concluye la investigadora Rosario Queirolo, de la Universidad Católica: “Las encuestas son buenas para señalar la foto del momento, y esta vez las fotos fueron muy nítidas”.

Sprint final en menos de un mes

En menos de un mes los uruguayos están convocados a las urnas. ¿Quién ganará? Las consultoras de opinión pública ya venían realizando simulaciones de cara al balotaje. Pero ahora, con los resultados de la Corte Electoral a la vista, “no puede trasladarse automáticamente los votos, sino que hay que esperar las primeras encuestas”, explica la cientista política Rosario Queirolo. Las encuestas corren con viento a favor: la segunda vuelta se define solo entre dos posibilidades y eso facilita la medición. En la instancia de ayer, sin embargo, las empresas debían estimar el porcentaje de votación de partidos muy pequeños. Pero la ventaja puede tener un obstáculo: si la elección queda demasiado reñida, la distancia entre Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou puede caer dentro del margen de error, hecho que dificultaría evidenciar quién va ganando. Además, puede influir la campaña y el debate.

Los picos en Twitter: sobre las 21 horas y al mediodía
Monitor de reacciones en Twitter. Foto: Pixabay

El País en colaboración con la empresa IGV puso a correr en la jornada del domingo un monitor de comportamiento en redes sociales, enfocado en las interacciones de Twitter. La herramienta registró que los uruguayos escribieron 64.000 tuits relacionados a las elecciones. La actividad en Twitter tuvo picos durante el mediodía, el momento en el que votó la mayoría de los candidatos, y las 21 horas, cuando las encuestadoras lanzaron las primeras proyecciones de intención de voto.

El hashtag que utilizó El País para su cobertura, #EleccionesUruguay, fue el más popular de la jornada, con un total de 18.427 usos. En cuanto a los usuarios, el @frente_amplio fue el más mencionado.

Corte Electoral transmitió datos con una rapidez que fue récord

Eran las 23.59 horas, todavía no se había despedido el domingo electoral, y el escrutinio oficial de la Corte Electoral, ya superaba el 70% de circuitos contabilizados. Pese a que el voto en Uruguay no es electrónico, sí lo es el sistema de transmisión de datos que maneja el Estado. Montevideo fue uno de los últimos departamentos en enviar los datos, aun así el total del país se trasmitió con una celeridad sin precedentes. Poco después de las 03.00 de la mañana los funcionarios de la Corte dieron por terminada la tarea y hoy lunes tienen el día libre para comenzar ya el martes con el escrutinio departamental y final. Esos últimos datos permitirán decir con exactitud quiénes serán los nombres de los diputados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)