CONSEJOS DE SALARIOS

Empresarios piden a Pablo Mieres que se flexibilicen los descuelgues salariales

El designado ministro de Trabajo, Pablo Mieres, se reunió con representante de las cámaras de Comercio y de Industrias para abrir el diálogo en busca de medidas para reactivar el empleo.

Reunión del futuro ministro Pablo Mieres y la Cámara de Comercio. Foto: Marcelo Bonjour
La Cámara de Comercio se reunió ayer con el próximo ministro de Trabajo y su equipo. Foto: Marcelo Bonjour

La preocupación de los industriales está en el empleo. Quieren reactivar el mercado pero entienden que se necesita tomar medidas para cambiar la situación. Con esa preocupación central llegó el presidente de la Cámara de Industrias, Gabriel Murara, a reunirse con los jerarcas del futuro gobierno que liderará Luis Lacalle Pou.

Uno de los puntos que preocupan en el sector empresarial está focalizado en el salario. Consideran que el incremento de los sueldos ha evolucionado a un ritmo desacompasado respecto de la actividad y la productividad. Por ese motivo, buscan flexibilizar los mecanismos de “descuelgue salarial”.

El concepto de “descuelgue salarial” consiste en un acuerdo entre empresarios y trabajadores, para no dar los aumentos de sueldos establecidos en los Consejos de Salarios de la rama de actividad, a cambio de mantener el nivel de empleo.

El tema fue planteado en medio de la campaña por la entonces designada ministra de Economía, Azucena Arbeleche, a modo de titular. Pero ayer los representantes de la Cámara de Industrias y la Cámara Nacional de Comercio y Servicios lo conversaron con el ministro de Trabajo designado, Pablo Mieres.

Así lo explicó Murara a la salida de la reunión. El representante empresarial aclaró que no es objetivo de los empresarios atacar los aumentos de sueldos, pero sí mantener las empresas activas. Por eso, puso un ejemplo concreto de una empresa que tuvo que despedir a parte de la plantilla porque sus trabajadores no aceptaron el “descuelgue salarial”.

Murara explicó que ese emprendimiento tenía mercado, pero los costos de producción se habían elevado a un nivel fuera de la ecuación del negocio. Los empresarios esperan que se tomen medidas para hacer la industria más competitiva, de forma de mantener los niveles de empleo y salario.

En la misma línea se expresó Julio César Lestido, de la Cámara de Comercio y Servicios, quien informó a los medios de prensa la necesidad de la rama de buscar medidas que estimulen la actividad laboral. “Estuvimos hablando de los descuelgues. Todavía no está establecido, pero seguimos en esa idea y nos plantean trabajar en conjunto. Planteamos una cantidad de cosas, fue uno de los temas conversados y hay que darle tiempo para que se vayan organizando las cosas”, declaró.

Queja ante la OIT.

Los empresarios destacaron el buen ambiente para corregir la legislación laboral, después que las cámaras presentaron una queja ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“Estamos viendo en este momento cómo se están desarrollando las cosas. Si se cumplieran con las cosas, sí”, dijo Lestido, en referencia a las demandas que le plantearon al gobierno saliente.

El empresario señaló que en la reunión hablaron sobre este tema y ven “muy bien” la actitud del gobierno electo. Sin embargo, destacó que “hay que seguir trabajando” y “contemplar a todas las partes”, pero que la idea de la cámara que lidera es “colaborar”.

Desde la Cámara de Industrias, Murara explicó que la denuncia de la OIT ya no depende de los empresarios, sino que depende de trámites en la organización internacional. “Ya no depende de las cámaras, la queja está en la OIT”, indicó. De todos modos, sí entiende que si se quisiera se podría levantar la queja, pero no sería “conveniente ni razonable” para el sector empresarial.

“Se puede sacar la queja. Pero no es el caso, por ahora. La OIT nos va a decir: ¿por qué la retiras? ¿Porque cambió el gobierno? ¿Entonces era un problema de las cámaras con el gobierno? No, es un tema que no cumple el gobierno”, comentó en ronda de prensa.

Al filo del plazo establecido por la OIT, el Ministerio de Trabajo envió a fines de octubre al Parlamento un proyecto de ley con modificaciones a la ley de negociación colectiva.

A mediados de 2019, la OIT había instado al gobierno a modificar la ley antes del 1° de noviembre y enviar un proyecto en “consulta plena” con el Pit-Cnt y las cámaras. Eso tras una histórica queja ante el organismo que presentaron los empresarios y que terminó con Uruguay en una suerte de “lista negra” de la OIT.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados