REGIÓN

Elecciones en Río de la Plata cambian los aliados de Maduro

Lacalle Pou no quiere abrazarse a dictadores o violadores de DDHH.

Nicolás Maduro y Cristina Fernández de Kirchner. Foto: archivo El País.
Nicolás Maduro y Cristina Fernández de Kirchner. Foto: archivo El País.

El triunfo ayer domingo en primer vuelta del kirchnerista Alberto Fernández ante el presidente Mauricio Macri en Argentina, y la eventualidad de que Luis Lacalle Pou le gane el balotaje a Daniel Martínez el próximo 24 de noviembre, hacen prever cambios en la posición de la región con respecto al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Fernández ya había adelantado que de llegar a la Casa Rosada retiraría a Argentina del Grupo de Lima, el bloque de países que junto a Estados Unidos está presionando para la salida de Maduro del poder y que reconoce como presidente encargado al líder opositor Juan Guaidó.

El ahora presidente electo de Argentina dijo que su país se sumaría a la estrategia que ha mantenido Uruguay bajo el gobierno del Frente Amplio, de ambientar un diálogo entre Maduro y la oposición para que haya elecciones generales, evitando condenar al régimen chavista. Esta posición también la acompaña México.

Así, la llegada de Fernández al gobierno de Argentina le daría un giro de 180 grados a la posición de ese país con respecto a Venezuela.

En caso de que en Uruguay también se dé un cambio de gobierno, y Lacalle Pou sea el próximo presidente, sucederá lo contrario.

El candidato blanco ya adelantó que sumará a Uruguay al Grupo de Lima, dejando de lado la posición del gobierno frenteamplista de reconocer al régimen de Maduro. Uruguay y Bolivia son los únicos países de América del Sur que reconocen a Maduro.

Anoche, en su discurso frente a la sede del sector Todos en bulevar Artigas, Lacalle Pou confirmó esta posición.

El candidato blanco dijo que quiere “pertenecer a un gobierno que no pierda la integridad internacional abrazándose a dictadores y violadores de los derechos humanos”, en clara referencia a Maduro y el informe de la alta comisionada para los derechos humanos de Naciones Unidas, la expresidenta socialista de Chile Michelle Bachelet, sobre ejecuciones extrajudiciales, torturas y detenciones arbitrarias en Venezuela.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)