JORNADA ELECTORAL

Elecciones departamentales: el desafío de Unidad Popular es no perder voz ni voto

“El desafío hoy es tener la voz y el voto en la junta y poder incidir en la vida política”, contó Eduardo Rubio, el exdiputado y actual candidato a intendente de Montevideo.

Eduardo Rubio, candidato a intendente, y Romy Silva, a edila. Foto: Estefanía Leal
Eduardo Rubio, candidato a intendente, y Romy Silva, a edila. Foto: Estefanía Leal

Unidad Popular (UP) recibió un golpe duro en octubre, cuando no pudo retener la banca que había conseguido en 2014 en Diputados, pero no bajó los brazos. De cara a las elecciones del próximo domingo buscará bancas en las juntas de 16 departamentos.

Decenas de militantes recorrieron cada domingo la feria de Tristán Narvaja repartiendo las listas 326, que lleva a la profesora Romy Silva como candidata a edila, y 960, del Partido Comunista Revolucionario.

“El desafío hoy es tener la voz y el voto en la junta y poder incidir en la vida política”, contó Eduardo Rubio, el exdiputado y actual candidato a intendente de Montevideo por UP, a El País.

Rubio reconoció que lograr una banca en la junta de Montevideo es más difícil que conseguir un diputado. En 2014 llegó al Parlamento gracias a 14.198 votos en la capital nacional, mientras que César Vega, del PERI, lo logró en octubre con 15.978 votos. Como la ley electoral dispone que el partido que gana la elección departamental se queda con la mayoría de la junta, 16 bancas, los restantes 15 ediles se reparten entre los demás partidos. Conclusión: para alcanzar un sillón en la junta se requieren unos 30.000 votos en la capital.

En la pasada legislatura UP presentó 18 proyectos de ley, entre ellos el plan nacional de vivienda popular. “Se aprobó en Diputados y terminó naufragando en el Senado por una rara alianza entre (el colorado Pedro) Bordaberry, Charles Carrera (Frente Amplio) y José Carlos Cardoso (Partido Nacional)”, recuerda Rubio.

Además, UP propuso la creación de la comisión investigadora para ASSE, que terminó con la remoción del directorio y el procesamiento del exdirector de hospital de Bella Unión por conjunción de interés público y privado.

A su vez, UP consiguió en una Rendición de Cuentas que un tercio del subsidio para la cerveza sea destinado a la remodelación del Hospital de Clínicas.

¿Qué faltó para retener la banca? “Quizá no supimos transmitir este trabajo a nivel masivo”, responde Rubio.

“Después del traspié electoral, nuestro desafío es mostrar que estamos vivos. No dependemos de una banca en el Parlamento o en la junta para ser un proyecto alternativo en un Uruguay en el que se ha reinstalado el bipartidismo”, agregó.

Por su parte, Silva mantiene firme la esperanza. “Nos proponemos llegar a la junta para que esté la voz de los trabajadores y del pueblo, para seguir luchando por el tema de la vivienda, por un plan público para terminar con los asentamientos”, dijo la candidata a edila a El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados