NUEVA MEDIDA 

Ejecutivo reglamentó ley que permite atender a personas a la intemperie sin su consentimiento

El ministro de Desarrollo Social, Martín Lema, aseguró que "no se trata de internación compulsiva" y que para trasladar a cada persona se requerirá de un certificado médico que justifique la medida.

Gente en situación de calle. Foto: Gerardo Pérez
Gente en situación de calle. Foto: Gerardo Pérez - Archivo El País

El Poder Ejecutivo aprobó el decreto que reglamenta la ley 18.787, del año 2011, que dispone la "obligatoriedad" de brindar asistencia a las personas en situación de calle "con riesgo de graves enfermedades o incluso con riesgo de muerte", informó este jueves el Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

De esta manera, el Estado brindará "asistencia a personas que se encuentren a la intemperie, cuando existe riesgo de graves enfermedades o de muerte, aún sin su consentimiento, sin que implique privación correccional de su libertad", indica un comunicado del Mides.

La cartera que dirige Martín Lema puntualiza que en "todos los casos, la existencia de alguno de los riesgos indicados debe ser acreditada por un médico".

De esta manera, se pondrá en marcha el Protocolo de Actuación para la “Prestación de asistencia obligatoria por parte del Estado a las personas en situación de calle”, que fue acordado entre el Mides, el Ministerio del Interior, el Ministerio de Salud Pública y la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE).

De esa manera se dispone de "acciones concretas" para cada organismo y además, entre ellos están obligados a coordinar la asistencia en los casos que se requiera.

Otro aspecto es que estos "podrán requerir la participación y coordinación de otros organismos nacionales y departamentales para dar cumplimiento a la normativa".

Lema: "No se trata de internación compulsiva"

Lema destacó en conferencia de prensa este jueves de noche que este plan "no se trata de internación compulsiva" de la persona afectada, y que se tomó este paso con el objetivo de recurrir a "todas las herramientas" al alcance del gobierno para atender a esta población.

Con este panorama, dijo que desde el gobierno tenían "dos opciones claras: o ignorar la ley, mirar para el costado y seguir, o cumplir con la ley, reglamentarla, disponer de un protocolo (...) y no dar ninguna persona por perdida".

Con esta reglamentación, cuando el Mides identifique un caso pedirá la "colaboración" de ASSE. Para actuar, dijo que será necesario un certificado médico que "acredite" la existencia de riesgo de muerte de la persona, que también serán como "garantía" de la actuación que se lleve adelante. 

"En algunos casos se tratará de la asistencia en el lugar y en otros ameritará llevarlo a un refugio, o a un centro de salud", señaló Lema. 

En caso de presentarse una negativa a retirarse del lugar por el riesgo de vida que conlleva, el Ministerio del Interior "colaborará" con el traslado de la persona.

De todos modos, el secretario de Estado advirtió: "Sabemos que nos vamos a encontrar con situaciones de mucha adversidad. Lo que hacemos en forma moderada es incorporar herramientas para disminuir los riesgos de tener que lamentar que hechos que no queremos que efectivamente ocurran".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error