OFICIALISMO

Para el diputado Darío Pérez falta comunicación con el gobierno

“Ha habido un desgaste a lo largo de los gobiernos. Ya no somos aquella muchachita bella, de cutis terso y precioso, que generaba tantas cosas”, dijo.

Darío Pérez: Otra vez pone en jaque a la bancada del Frente. Foto: Darwin Borrelli
El líder de Liga Federal volvió a cuestionar, como tantas otras veces, actitudes del gobierno respecto de la fuerza política. Foto: Darwin Borrelli.

En el Frente Amplio ha generado unos cuantos dolores de cabeza. Lo bautizaron “el diputado rebelde”. Es que en varias ocasiones Darío Pérez puso en duda la mayoría parlamentaria del partido de gobierno por no estar de acuerdo con algún proyecto de ley. El líder de Liga Federal de Maldonado sostiene que se ha dado un alejamiento del Frente Amplio de alguna de las banderas históricas y eso está haciendo perder votos “por izquierda”.

“Ha habido un desgaste a lo largo de los gobiernos. Ya no somos aquella muchachita bella, de cutis terso y precioso, que generaba tantas cosas”, dijo el domingo en entrevista con el programa “El Cuarto Secreto” de radio Sarandí.

El representante de Maldonado fue crítico de la gestión de Raúl Sendic al frente de Ancap durante el mandato de José Mujica. Sin embargo aseguró al iniciarse el segundo gobierno de Vázquez que la dirigencia no contaba con la información suficiente para salir a hablar y pedir el voto.

En ese sentido admitió que en la campaña de 2014 se le narró una realidad a la población que no era la correcta. Ahora, al iniciar una nueva campaña el diputado Pérez alerta de no tener todos los elementos sobre la mesa para salir a conversar con la gente y volver a pedirle el voto. El dirigente oficialista sostiene que existe una relación compleja entre el gobierno y la “fuerza política”.

“Hay un déficit de comunicación del Ejecutivo que no se cómo se podría solucionar. Muchas veces van los ministerios al interior del país y los diputados no nos enteramos. Hay algunos cortocircuitos desde el punto de vista de la comunicación. Y muchas veces no sabemos qué es lo que está haciendo en los ministerios”, explicó el parlamentario, que para la elección nacional encabezará la lista al senado de su grupo.

El voto de Darío Pérez es clave para la discusión de la ley de financiamiento de los partidos políticos. Por estos temas el legislador sostiene que es probable que la relación de su agrupación con el gobierno no sea la más fluida.

El Frente Amplio buscará conseguir su cuarto gobierno consecutivo. Pero en el oficialismo coinciden que es la campaña electoral más compleja desde que han llegado al sillón presidencial en 2005.

La diferencia que subraya Pérez es que hoy el “viento de cambio” ya no está tan intenso como en aquella primera vez donde Vázquez cambió la historia política del Uruguay rompiendo la hegemonía de blancos y colorados en el poder.

“La esperanza de cambio es un motivador extraordinario. Todos nos acordamos lo que pasaba en aquel 2005 y era impresionante. Han cambiado muchas cosas”, explicó. En ese sentido opinó que está observando un cierto descontento en la ciudadanía que le está llevando al Frente Amplio a perder votantes por izquierda, y por derecha.

“Cuando digo por el centro hablo de aquellos sectores de la clase media que se han visto tocados por nuestro gobierno, más que nada por el tema económico y me refiero directamente al IRPF. Y por el lado de la izquierda porque mucha gente piensa que se han ido dejando de lado banderas históricas. Ha habido una especie de contracción y que se expresa en el ánimo”, detalló el diputado “rebelde” según ha sido bautizado por gran parte de la dirigencia frenteamplista.

El partido de gobierno inició la campaña para las elecciones internas con la mayor oferta de candidatos desde que se ha implementado este régimen electoral, en 1999. Daniel Martínez, Carolina Cosse, Oscar Andrade y Mario Bergara son quienes competirán.

Según todas las encuestas de opinión pública, el dirigente del Partido Socialista es el favorito. El director de Equipos Consultores Ignacio Zuasnábar, dijo la semana pasada que la elección nacional está abierta. Pero que el Frente Amplio continúa siendo el partido político con mayor caudal de votantes.

Sin embargo los partidos opositores sumados seguramente lograrán una instancia de balotaje competitivo, dijo.

Esperan por su voto para aprobar financiamiento de los partidos

El proyecto de ley del financiamiento de los partidos políticos sigue en el orden del día de la Cámara de Diputados, pero no puede ser aprobado por la falta de acuerdo dentro del oficialismo.

El diputado Darío Pérez (Liga Federal) continúa sin acordar con el resto de la bancada los cambios a la iniciativa que, de aprobarse, comenzaría a regir para las próximas elecciones internas. Según supo El País, el principal punto de desacuerdo es la bancarización obligatoria que plantea la norma.

El tema sigue siendo el número uno en la lista de las prioridades legislativas del Frente Amplio. En la última sesión, celebrada el 9 de este mes, la coalición decidió postergar el tratamiento de la norma debido a que no existían “condiciones políticas” para aprobarla.

El diciembre del año pasado, el Frente Amplio no consiguió los votos en la Cámara de Diputados para sancionar el proyecto de ley sobre financiamiento de partidos políticos, luego de que de forma sorpresiva Pérez se retirara de sala.

El proyecto modifica una ley de 2009 exigiendo la presentación de balances anuales y obliga a que las transferencias se hagan con medios de pago electrónicos, punto especialmente rechazado por Pérez.

La norma que está a estudio del Parlamento también prohibe el financiamiento anónimo o de empresas y coloca un tope a los montos que el propio candidato puede poner en su campaña.

Como Pérez se encuentra suspendido en sus derechos de participar en la orgánica del FA, la bancada no pudo convencerlo de sancionar la ley. Al momento, no hubo ninguna reunión con el legislador para intentar convencerlo de dar su respaldo a la iniciativa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)