SALTO

Diputada criticó falta de pago de empresa Caputto a trabajadores zafrales

“Esta empresa nos tiene acostumbrados a este tipo de acciones hace años”, dijo Manuela Mutti.

Diputada Manuela Mutti. Foto: Francisco Flores
Diputada Manuela Mutti. Foto: Francisco Flores

La situación en la empresa citrícola Caputto sigue muy complicada. La empresa comunicó este martes al sindicato que no se presentará a una reunión tripartita que estaba prevista para mañana miércoles, según supo El País. Además tampoco ha pagado los adeudos que mantiene con algunos trabajadores zafrales, en algunos casos desde octubre.

El gobierno, a instancias del ministro de Trabajo, Ernesto Murro, creó un grupo de trabajo entre varias carteras para analizar la situación de la empresa citrícola, que genera miles de puestos de trabajo en sus plantas de “packaging” y de jugos y en los montes de citrus.

La diputada salteña del Frente Amplio, Manuela Mutti, cuestionó a la empresa y mencionó que otras firmas del sector citrícola de la zona como Guarino están en buena situación. Y señaló que el Estado respaldó a Caputto fuertemente en la introducción de cambios varietales que eran necesarios para que siguiera presente en los mercados internacionales.

“Esta empresa nos tiene acostumbrados a este tipo de acciones hace años”, dijo Mutti criticando el atraso en los pagos a los trabajadores. Al cierre de 2018, Citrícola Salteña S.A. tenía deudas con seis bancos (en pesos y dólares) por un total de US$ 10,1 millones, según los datos de la Central de Riesgos del Banco Central.

De ese monto, US$ 6,8 millones estaban al día, US$ 1,2 millones estaban vencidos y US$ 2,1 millones habían sido pasados a pérdidas por los bancos (por el atraso en el pago). Caputto también le debe US$ 4 millones a acreedores comerciales.

La mayor parte de la deuda bancaria es con el Banco República, con el que Caputto tenía créditos por US$ 6,8 millones. El banco pasó a pérdida US$ 2 millones.

Caputto tiene una trayectoria de 74 años y este mes pidió concurso. En un comunicado la empresa explicó: “Desde el año 2012 hemos afrontado hechos adversos que deterioraron progresivamente nuestra capacidad financiera: la derogación del sistema de preferencias arancelarias por la Unión Europea, la pérdida de competitividad por el atraso cambiario, el aumento de los costos laborales sobre la inflación, el aumento de tarifas públicas y eventos climáticos extraordinarios como los acontecidos en los años 2012, 2016 y 2018”.

Pocos días después la gremial de las empresas citrícolas emitió un comunicado en el que señaló que las afecta una situación similar a la que padece Caputto en Salto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)