Dos ministros enfrentados

Diferencias entre Astori y Murro tensan la interna del oficialismo

Vázquez se plantó firme y ordenó al gabinete solución urgente para Pili para el lunes.

Astori y Murro mantienen una mala relación desde hace meses. Foto: Adrian Giudice / Presidencia
Astori y Murro mantienen una mala relación desde hace meses. Foto: Adrian Giudice / Presidencia

Los dejó hablar a todos. Escuchó en silencio. Y cuando vio que la cosa ya no daba para más, se plantó firme. El presidente de la República, Tabaré Vázquez, marcó la cancha el lunes en la mañana durante el Consejo de Ministros, exigiéndole a su equipo que encuentre una solución "ya" para la empresa láctea Pili de Paysandú.

De esa manera, el jefe de Estado cerró una discusión entre dos de los ministros de su gobierno que mantienen una rencilla desde bastante tiempo atrás: Danilo Astori, cabeza máxima del Ministerio de Economía, y Ernesto Murro, quien dirige el Ministerio de Trabajo.

"Si no conseguimos un millón de dólares para solucionar esto, ¿para qué estamos gobernando?", dijo el presidente Váz-quez adentro de la reunión, según comentó una fuente vinculada al Ministerio de Trabajo.

El País consultó a jerarcas de varios ministerios sobre la discusión. "Tenso" fue el concepto con que los cinco consultados definieron lo sucedido. Sin embargo explicaron que observaron con satisfacción la postura del presidente Vázquez. "Marcó la cancha con mucha autoridad. Es el Vázquez del 2005", comentó uno de ellos.

¿Plata o voluntad?

El tema de fondo fue el empleo. El ministro Murro planteó al gabinete la necesidad de encontrar una solución "sí o sí" para la empresa láctea Pili, y la minera de oro en Minas de Corrales, Rivera.

"Esto no puede quedar así porque muere", hay que hacer algo, opinó en la reunión con el presidente. El jerarca dijo que si no se encuentra una solución va a ser muy difícil que el Frente Amplio pueda organizar una actividad sin recibir críticas duras. "Nos lo van a cobrar y no vamos a poder hacer actos", dijo según confió a El País uno de los participantes.

Pili: la empresa le debe a tamberos y trabajadores y alrededor de US$ 40 millones a varios bancos. Foto: El Telégrafo / Paysandú
La empresa debe a tamberos y trabajadores y unos US$ 40: a bancos. Foto: El Telégrafo

El ministro Murro es por ahora el elegido del expresidente José Mujica, para que sea candidato apoyado por su grupo: el Movimiento de Participación Popular (MPP). Incluso Mujica se lo planteó a Astori como un posible candidato común cuando lo visitó en la sede del Ministerio de Economía y le comunicó que no lo apoyaría para su candidatura.

Astori está más que enojado con este tema. Y su enojo se juntó con el ferviente afán de cuidar las cuentas públicas el lunes en la reunión del Consejo.

"¡No hay plata! No hay de dónde sacar", dijo el jefe del equipo económico frente a la atenta mirada del presidente Vázquez.

"Fue un debate franco, firme pero fraterno", dijo un ministro consultado por El País, que prefirió no hacer más comentarios y aclaró que no fue diferente a otras discusiones.

El intercambio se cortó cuando Vázquez dio la orden: "El lunes tiene que haber una solución acá sobre la mesa", dijo. Tres fuentes oficiales aseguraron que la idea es "sí o sí" destinar un préstamo, que incluso puede ser "no reembolsable", ya que la situación de la empresa láctea es "altamente delicada".

Heridas de campaña.

Astori y Murro no tienen buena relación. Por el contrario. Su contacto es frío y no tienen amistad. El resultado de la reunión con el presidente dejó "muy preocupado" y enojado al primero.

El ministro trató de explicarle a Vázquez que "se acabó el margen" para repartir más plata. Pero sabe que perdió la discusión y ahora trabaja en encontrar la salida que le ordenó el mandatario a todo el gabinete.

El ministro de Economía procesa en su interior cómo bajarse de la intención que tenía de ser candidato. Pero incluso está muy molesto con varios jerarcas de gobierno y figuras del Frente Amplio. Dos de ellas son Mujica y Murro.

El ministro busca actuar con equilibrio en la última Rendición. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Murro aún no sabe cuál será su futuro político. Ayer se reunió con Mujica para ver cómo sigue la idea de su candidatura y si es que sigue (ver nota en A6). Esta situación no genera gran simpatía en el mandatario, ya que él les solicitó a comienzos de año que si querían hacer campaña dieran un paso al costado del gabinete.

De hecho hay dudas sobre si constitucionalmente el hoy ministro de Trabajo se puede presentar. Pero un grupo de gente que lo apoya salió a juntar firmas por su candidatura. Esta idea tampoco cayó bien en varios ministros del gabinete de gobierno, confiaron dos jerarcas a El País.

Decisión política.

Murro sabe que el lunes salió victorioso. Una victoria que se suma a la pasada discusión por los cincuentones, donde también se enfrentó a Astori y el jefe del equipo económico incluso amagó a renunciar a su cargo.

"Gobierno expresó la voluntad política de analizar soluciones a la crisis de la empresa láctea Pili", fue el título del artículo que Presidencia de la República publicó en su web el lunes.

Murro a Arocena:  "Me trataste de asesino y esto no te lo voy a perdonar". Foto: D. Borrelli
Foto: D. Borrelli

Se trataba de una conferencia de prensa del ministro de Trabajo posterior a la reunión del Consejo de Ministros. La voluntad política está. Fue marcada en la reunión del gabinete. Vázquez dejó discutir, escuchó y cerró el debate con una orden. "Quiero una solución", dijo el presidente.

El ministro repitió varias veces que se encontrará una solución política a Pili, y eso será con un préstamo posiblemente no reembolsable.

A la ofensiva.

Las internillas electorales del partido de gobierno no le simpatizan al mandatario y espera que el tema se solucione lo antes posible para que no le impacte en su administración.

Vázquez tiene decidido asumir un rol más protagónico y así lo interpretaron varios de sus colaboradores luego de la reunión del lunes. Dos dirigentes del Frente Amplio lo comentaron el miércoles en la tarde en la explanada de la Intendencia de Montevideo.

Tabaré Vázquez en el Consejo de Ministros en San José. Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli

El mandatario es consciente que los dos grandes temas que afectan a su gobierno son la inseguridad, en primer lugar, y luego la visión de la gente sobre la gestión de educación.

La última encuesta de Equipos Consultores mostró que la desaprobación de la gestión del gobierno bajó de 46% a 45%, y también cayó la aprobación (de 30% a 26%). Esto generó un saldo de -19% cuando en la pasada medición era de -16%.

El presidente confía en revertir la situación y asumirá un rol más protagónico. Sabe que la seguridad es un tema "más que complejo"; así se lo indican informes que maneja. Pero espera que las medidas adoptadas comiencen a mostrar resultados. Su equipo saldrá a mostrar logros y a enfrentar a la oposición. El lunes Vázquez marcó la cancha con sus ministros y dijo que no era día para conferencias de prensa.

El trasfondo

La situación de Pili

Una empresa con deudas

La empresa Pili, fundada en 1962, es emblemática en Paysandú, tiene 130 empleados y procesa la leche que le envían 80 tamberos. Le debe US$ 1 millón a los productores y US$ 400.000 a sus empleados. El gobierno quiere buscarle una salida y para ello estaría por obtener de Conaprole el compromiso de enviarle hasta 100.000 litros para que pueda trabajar más (hoy solo lo hace cuatro días por semana) y quizás revertir los 40 envíos al seguro de paro que realizó. El viernes de la próxima semana habrá una reunión clave.

Una venta que puede ayudar

Una alternativa que se baraja es la venta de la vieja planta de Pili en el centro de Paysandú para destinarla al Ministerio de Vivienda o a Anep. Con el dinero que se obtendría la empresa podría cubrir sus atrasos con productores y trabajadores. Sin embargo, resta saber si el Banco República, acreedor de Pili, acepta esa venta porque el inmueble es su garantía. El Banco República y otras instituciones accedieron en el verano a dar un año de gracia para la deuda que con estos bancos tiene Pili por unos US$40 millones.

Una causa de todo Paysandú

Todos los diputados de Paysandú le pidieron el 25 de julio al gobierno que se involucre en la búsqueda de una solución para Pili. Los propietarios de la empresa están buscando el ingreso de algún socio. Son también dueños de otra empresa (Industrial Paysandú) que fabrica chacinados. La láctea se ha quedado con poco capital de giro debido a que la inauguración de la nueva planta en la periferia de Paysandú coincidió con el momento en que perdió el mercado de Venezuela, en el que colocaba quesos a buen precio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)