ELECCIONES 2019

El día de Luis Lacalle Pou: la misma tradición pero recargada en abrazos

Luis Lacalle Pou siguió la misma costumbre de cada jornada electoral, visitar sedes partidarias en Canelones y esta vez con gran triunfalismo de los simpatizantes.

Postales de la jornada electoral de Luis Lacalle Pou. Foto: Fernando Ponzetto
A pesar de que el candidato mantuvo mesura en sus declaraciones de la mañana, el clima era de euforia entre sus seguidores. Foto: Fernando Ponzetto

Luis Lacalle Pou repitió ayer la rutina de cada jornada electoral e hizo una recorrida matinal por sedes partidarias de Las Piedras y Cerrillos para votar a las 12:35 en la ciudad de Canelones. Lo diferente fue la gran cantidad de militantes y el clima de triunfo y emoción que se palpitaba desde temprano entre ellos.

Si en la rotonda principal de ingreso a Las Piedras en los comicios de octubre había 20 o 30 simpatizantes blancos esperando a Lacalle Pou, ayer las estimaciones hablaban de al menos cien personas en ese lugar donde comenzó el candidato su ronda de fotos, bocinazos, selfies y muchos (e intensos) abrazos con los simpatizantes.

“¡Pre-si-den-te!, “¡Pre-si-den-te!”. Con ese cántico fue recibido en cada una de las paradas en el departamento en el que Lacalle Pou nació políticamente.

A pesar de que el candidato mantuvo mesura en sus declaraciones de la mañana (“hay que esperar los resultados” o “no está todo el pescado vendido”), el clima era de euforia entre sus seguidores.

Después de haber votado en el Colegio Guadalupe de Canelones, le preguntaron por las veces en que había soñado en convertirse en presidente.

Postales de la jornada electoral de Luis Lacalle Pou. Foto: Fernando Ponzetto
Lacalle Pou vota en las elecciones de noviembre de 2019. Foto: Fernando Ponzetto

“Venimos trabajando hace 22 años para este sueño”, respondió. “Hoy hemos logrado algo para lo que había muchos escépticos: cinco partidos acordaron en varios aspectos y comprometieron a los uruguayos una hoja de ruta... Mi respuesta es sí: lo soñé muchas veces”.

Después de los sueños habló de la realidad con los permisos de la veda. Condenó los desmanes de la madrugada en las cercanías de Kibón (“esto en Uruguay no puede pasar”) y elogió el otro video viral del fin de semana: los militantes del Frente Amplio y de la coalición opositora cantando juntos el himno.

“Ese es el Uruguay que yo quiero. Desde el gobierno o desde la oposición, ese país hay que construir. Todos tenemos que hacer un esfuerzo con nuestros discursos o nuestras acciones para que el Uruguay sea ese y no el de la madrugada”.

Mientras hablaba con los medios, por lo menos tres veces los militantes corearon un “se siente, se siente, Lacalle presidente”.

Dentro de un aplomo que ha madurado en los últimos años, el candidato blanco se confesó emocionado: “Son momentos en que la emoción le pasa por encima a la razón”, dijo.

La tradición siguió con el asado con la familia García en Pueblo Castellanos en el cierre de su jornada diurna.

Una leyenda viva del turf

Entre los militantes que esperaron a Lacalle Pou en Las Piedras estaba Arturo Piñeyro, con quien recordó una anécdota vinculada a Jorge Batlle. De 86 años, Piñeyro ha sido uno de los jockeys más importantes de la hípica uruguaya. “A Batlle le corrí 15 caballos y gané con 14”, contó. El encuentro se cerró con foto y abrazo.

Ansiedad. “Tratamos de dormir temprano pero no pudimos”
Postales de la jornada electoral de Luis Lacalle Pou. Foto: Fernando Ponzetto

La llegada de Luis Lacalle Pou a Las Piedras se transformó en una fiesta. Más de 100 militantes (entre ellos varios con banderas del Partido Colorado y de Cabildo Abierto) le dieron un matinal baño de multitud. Se sacó decenas de selfies y cuando le preguntaron si estaba nervioso, aclaró que lo suyo era ansiedad. Contó que la noche del sábado cenó una picada en familia. “Tratamos de dormir temprano pero no pudimos”, añadió.

Con el autor de la primera pintada

Mauricio Repetto fue el primer uruguayo que pintó un muro en Las Piedras con la leyenda: “Lacalle Pou presidente”. Fue en enero de 2013, a los tibios comienzos de la campaña de cara a la elección interna que Lacalle Pou ganó en 2014. Repetto fue ayer al encuentro de Lacalle, quien le firmó un recorte de diario con una foto de su muro.

Frase: “Lo más emocionante fue un «gracias por hacerte cargo»”
Postales de la campaña de Lacalle Pou. Foto: El País

Lacalle desarrolló una gran habilidad para sacarse selfies con los simpatizantes. Cuando alguien se lo pide, suele ser él quien opera el celular del interesado para tomar la foto. Ayer, dada la gran cantidad de pedidos, demostró la misma destreza para la selfie, pero caminando. También recibió abrazos y comentarios. Cuando le preguntaron cuál le generó más emoción, respondió: “Un padre con su niño me dijo: «gracias por hacerte cargo»”.

Puntualidad a pesar de todo

El equipo de Lacalle Pou se sorprendió con la gran cantidad de militantes blancos y de otros partidos de la coalición que acompañaron al candidato en Las Piedras. Eso hizo que la recorrida se demorara más de la cuenta entre tantas fotos y saludos. El candidato abrevió su paso por Cerrillos para llegar a Canelones solo media hora más tarde de lo previsto.

Yamandú Orsi. “Vi la gente y me pareció lo correcto saludarlo”
Postales de la campaña de Lacalle Pou. Foto: El País

Luego de haber votado y de atener a los medios, Lacalle Pou saludaba militantes en el Colegio Guadalupe de Canelones cuando llegó una figura política que sorprendió a todos. El intendente canario y jefe de campaña de Daniel Martínez, Yamandú Orsi, pasaba por el local y al ver el movimiento, decidió entrar a saludar. El contacto fue breve y a través de un apretón de manos se desearon suerte. Orsi votaba en una escuela cercana a donde sufragó Lacalle.

Una tarde en familia

Tras una intensa mañana en Las Piedras, Cerrillos, Canelones y el ya clásico almuerzo de asado criollo en Pueblo Castellanos, Lacalle Pou volvió a su casa de La Tahona, para pasar unas horas tranquilo. Según dijo, iba a tomar mate y a pasar momentos en familia para recargar energías antes de llegar a la sede donde aguardó resultados.

Asado con agua mineral y los canales de TV para el almuerzo
Postales de la campaña de Lacalle Pou. Foto: El País

El asado es uno de los platos preferidos de Luis Lacalle Pou. Como en cada elección desde 1999, el candidato almorzó ayer en casa de la familia García en Pueblo Castellanos (cerca de San Ramón). Allí lo esperaba una parrilla de asado con achuras para él, su equipo y representantes de los medios. Incluso bromeó que en esta ocasión estaban todos los canales de TV. Acompañó el plato con agua mineral sin gas. Al final, se tomó la tradicional foto con la familia.

Una votación tranquila

“¡Qué tranquilo que está hoy!”. Con esa frase, Luis Lacalle Pou llegó al circuito 19 del Colegio Guadalupe (Ciudad de Canelones) donde le tocó sufragar. Es que a diferencia de los comicios de octubre cuando hizo una larga fila, esta vez no había más votantes a las 12:30, la hora en que arribó. Posó para todos los medios con el sobre y dio dos golpecitos a la urna antes de emitir el voto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados