ELECCIONES 2019

El día de Daniel Martínez: de la casa a votar y de votar a la casa

El candidato presidencial por el oficialismo tuvo una mañana serena, más allá de algunos forcejeos en el local de votación, debido a la presencia de muchos medios.

El día de votación para el candidato Daniel Martínez. Foto: Leonardo Mainé
El día de votación de Daniel Martínez

Aunque nunca quiso dar una señal de excesiva confianza, el aire que transmitió Daniel Martínez durante la mañana de ayer en la que se movió desde su casa hasta la sucursal de José Benito Lamas de la Universidad ORT, fue la de un político que parecía ya imbuido en un rol importante.

Más allá de si resulta electo presidente o no, el expresidente de Ancap y exintendente de Montevideo irradiaba la serenidad de una figura que sabe que ha conseguido acumular una cuota de poder importante, y que también ha logrado hacerse un lugar relevante en una coalición política con internas que no son para principiantes.

Seguramente haya influido en su estado de ánimo que la militancia frenteamplista dio señales de renovado entusiasmo en el último tramo de la campaña electoral, con movilizaciones que lograron sacar del letargo y el desencanto a miles de adherentes. No serán las multitudes de principios de la década pasada, pero sí consiguieron darle algo de vida y color a banderas que parecían algo raídas y desteñidas.

Eso, más algunas encuesta que le dieron a su candidatura buenos números de intención de voto seguramente contribuyeron al buen humor y serenidad en torno al candidato.

Si faltaba un indicio de que se trataba de un político con chances concretas de encabezar un gobierno, la cantidad de medios de comunicación que lo seguían a todas partes, terminaron de delinear esa impresión.

Todo eso hizo que le llevara un buen rato llegar hasta la mesa de votación, pero una vez que depositó el sobre y se tomó unos minutos para hablar con los medios, se retiró enseguida rumbo a su domicilio. Ahí lo esperaba la tranquilidad y comodidad del hogar, y un ambiente barrial que ya asumió que ahí vive el próximo presidente del país o el principal líder de la oposición.

Ya dentro de su hogar, y con el ya famoso perro como nuevo integrante del mismo, Martínez probablemente haya aplacado un poco la ansiedad de la mañana mientras esperaba que llegaran las 19 horas. A partir de esa hora él, su familia y los colaboradores más cercanos se subieron al ómnibus pintado de celeste y con gigantografías de él y Graciela Villar para ir hasta el hotel Crystal Tower. Fiel a su cábala, en el octavo piso de ese hotel, esperaría el resultado de la votación que podía transformarlo en presidente o lanzarlo hacia la incertidumbre del llano político.

La mirada puesta en el Mercosur

Dos hechos políticos regionales repercutieron en la campaña electoral local. Por un lado, el triunfo de Alberto Fernández y Cristina Fernández en Argentina. Martínez dijo haber charlado telefónicamente con Alberto Fernández ayer. Por el otro, el excandidato presidencial brasileño, Fernando Haddad, saludó por Twitter a Martínez, quien en una nota para Telesur evitó referirse específicamente a la situación jurídica del expresidente brasileño Lula.

Canino: simpático, pero destructor de artículos del hogar
El día de votación para el candidato Daniel Martínez. Foto: Leonardo Mainé

Quién sabe si aparecerán los dueños del cachorro que la familia Martínez-Motta alojó en su hogar. A falta de un nombre definitivo, ahora lo llaman “Cuarto”, probablemente como cábala para lograr un nuevo gobierno frenteamplista.

El can en cuestión es, como todo cachorro, gran devorador: al menos varias de las alfombras de la casa han sido atacadas por sus molares, y Laura Motta comentaba en su jardín que “se había portado mal”.

Varios medios se instalaron desde muy temprano frente a la casa del candidato oficialista, pero la única señal de vida a esa hora del hogar fue la del ya famoso perro rescatado. El can salió, jugó y le dio algo de entretenimiento a los periodistas que hacían guardia.

Primeras palabras: micrófonos, cámaras y cables en la puerta
El día de votación para el candidato Daniel Martínez. Foto: Leonardo Mainé

Apenas salió de su casa para ir a votar, Martínez fue abordado por los medios. El candidato habló principalmente para el noticiero de La Tele, cuyo periodista le preguntó si no habría que adoptar un sistema algo menos exigente que el que rige actualmente en Uruguay, donde se requiere más de 50% para ganar el balotaje, como ocurre en, por ejemplo, Argentina. “No lo había pensado, pero este es el sistema que tenemos actualmente, así que ta”.

“Aquel está ansioso”, dice uno de los colaboradores sobre el estado de ánimo del candidato. Espera por el vehículo que lo va a llevar hasta la ORT donde le tocará depositar su voto. Al salir de su casa, le dedica unos minutos a los medios. El ómnibus pintado con su cara y la de Graciela Villar queda, por ahora, estacionado frente a su casa.

Twitter: un mensaje con una mirada histórica en la red social
El día de votación para el candidato Daniel Martínez. Foto: Leonardo Mainé

Poco tiempo después de haber introducido el voto en la urna, desde la cuenta oficial de Twitter del candidato frenteamplista, se publicó este mensaje en referencia a la jornada electoral: “Pienso en las decenas de miles que con esfuerzo construyeron la democracia plena que nos reconocen en el mundo. Y también pienso en la responsabilidad histórica de nuestra ciudadanía para elegir su propio destino. ¡Viva Uruguay!”.

Al llegar al circuito donde le tocó votar, se instaló en la cola y mostró la credencial a cuanto periodista se lo pidiera. Medios nacionales e internacionales forcejeaban para obtener la mejor toma y el ángulo más indicado, y el candidato del Frente Amplio ayudaba dándose vuelta cada vez que se lo pedían. Habló para EFE y Telesur, entre otros medios internacionales. El mate lo acompañó siempre.

A pesar que le ofrecieron varias veces pasar antes (su presencia alteraba el ciclo de votación del resto), Martínez declinó hacerlo y esperó que fuera su turno mientras saludaba y charlaba con militantes y medios. Una vez que su esposa depositó su voto, él hizo lo mismo y salió a dar unas últimas declaraciones antes de regresar a su casa.

Bandera: un hogar adornado por los colores del Frente Amplio
El día de votación para el candidato Daniel Martínez. Foto: Leonardo Mainé

La única bandera que colgaba del balcón de la casa de Daniel Martínez seguramente tenía varias campañas y votaciones encima, porque lucía un tanto cansada. Esa bandera, y unos pocos banderines con los mismos colores eran los únicos indicios de que se trataba de un hogar frenteamplista. Tampoco en la cuadra Caobati había demasiada cartelería política. A juzgar por esa calle, no parecía que se estuviesen realizando elecciones nacionales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)