DERECHO A LA VIVIENDA

Deudores del BHU se reúnen con candidatos presidenciales

Presentan proyecto contra el “aumento artificial” del capital adeudado.

Fachada del Banco Hipotecario del Uruguay. Foto: Archivo El País
Más de 23.000 familias están afectadas por el cálculo de sus deudas en UR; hoy comienzan ronda de reuniones con partidos políticos. Foto: Archivo El País

Desde esta semana circula a través de las redes sociales, en especial por Whatsapp, un video que informa acerca del drama que sufren miles de deudores del Banco Hipotecario y la Agencia Nacional de Vivienda. En el mensaje, que se ha viralizado, se explica cómo -desde 2007- la Unidad Reajustable creció mucho más que la inflación, provocando que las deudas de más de 23.000 promitentes compradores se incrementaran artificialmente.

Campaña deudores del BHU y la ANV
VEA EL VIDEO

Sergio Prestini, uno de los voceros del grupo, dijo a El País que “hay personas que ya han pagado el préstamo dos veces o más; hay gente de más de 70 años de edad que le quedan 20 por pagar. Y refinanciar es catastrófico. El parámetro de ajuste se disparó”.

El conglomerado de afectados, unos 15.000 del BHU y 10.000 de la Agencia de Vivienda, la mayoría de ellos interconectados por Facebook, planteará a los candidatos presidenciales de los diferentes partidos políticos que disputarán la elección nacional de octubre un proyecto de ley que sintetiza todas las propuestas manejadas hasta ahora en el Parlamento, sin que se llegara todavía a una solución de la problemática.

La primera reunión se cumplirá hoy martes, a las 10:30 horas, con dirigentes del partido Unidad Popular.

“La situación no es nueva y ha tenido gran difusión, habiéndose expresado muchos políticos claramente en favor de aprobar una solución, por lo que se espera contar con respuestas y no más dilatorias”, expresan los deudores en UR.

El artículo 2 del borrador del proyecto dice que el Banco Hipotecario y la Agencia Nacional de Vivienda deberán efectuar un recálculo de sus créditos al 21 de mayo de 2007 y reimputar los pagos recibidos. Se preceptúa que “las sumas percibidas en más de lo que correspondía deberán imputarse a la cancelación de capital”.

La norma agrega que corresponderá la devolución de las sumas percibidas en exceso a las personas que hayan cancelado sus deudas. Se considera además que en ningún caso el ajuste de la UR (creada por la ley en 1968), “podrá ser superior a la inflación verificada en idéntico período de tiempo considerado”.

La ley 18.125 del 27 de abril de 2007 fue la que autorizó al BHU a efectuar los préstamos ajustando por inflación, en aplicación del índice UI. El promitente comprador comenzó entonces a pagar sus cuotas de acuerdo al cálculo de valor de la UI. Pero antes, desde 1968 hasta 2007, los préstamos se pagaban en UR, y las reglas para estos deudores siguen siendo las mismas.

Hacia el 2015, el BHU abrió la posibilidad de que los deudores pasaran de UR a UI. Pero muy pocos eligieron tomar ese camino porque les cambiaban la categoría de deudores, les alargaban los plazos, les subían las cuotas y les modificaban la tasa de interés.

Dos años antes de eso, la Institución Nacional de Derechos Humanos había considerado que lo sufrido por los ahorristas era una “irritante injusticia”. Y por tal motivo envió un escrito a la presidencia del BHU pidiéndole que buscara “mecanismos que permitan la revisión de los contratos objeto de reclamo, de manera de restablecer la ecuación económica de los mismos”.

Lo que dio motivo a esa declaración de la Institución de Derechos Humanos fue un cálculo simple: en 2012 las diferencias en las cuotas entre las que se pagaban en UI y las que se pagaban en UR era de 30%.

Hoy se estima, como lo traduce el video viralizado, que si “Juan y Pedro debían al Banco Hipotecario $ 1.000 cada uno en el año 2007”, la deuda del primero, ajustada por inflación, es de $ 2.533, y la del segundo, ajustada por UR, es de $ 3.610. A esta realidad se ha llegado porque desde el año 2007 los salarios crecieron mucho más allá de la inflación. En consecuencia, una aplicación mecánica de la UR condujo a que las deudas contraídas con el BHU resultaren aumentadas de manera muy significativa.

Quienes ahora comienzan a reunirse con los candidatos a la presidencia estiman que de aprobarse su proyecto se dará solución al problema, “cuya vigencia interpela al Estado en relación al cumplimiento de las recomendaciones y la plena vigencia de los Derechos Humanos”. El proyecto en cuestión no discrimina entre buenos y malos pagadores ya que, para los deudores, “los registros de morosidad evidencian que ha sido la propia situación de desfasaje no querido la verdadera causante de la morosidad en la amplia mayoría de los casos”.

A nivel del Parlamento ya se prepararon por lo menos cuatro proyectos de ley, pero hasta ahora los remates continuaron ejecutándose.

Piden pagar lo que deben pero ni un peso más

En el video viralizado en estos días se dice al receptor: “Pedir pagar lo que debes y solo lo que debes, no es pedir un favor, es hacer valer tus derechos”. Los deudores del BHU y la Agencia de Viviendas afirman que “hay consenso político de que la situación es una injusticia, ya hay varios proyectos de ley y un dictamen de la Institución de Derechos Humanos”, pero no aparece la solución para los promitentes compradores de viviendas que pagan las cuotas de los préstamos en una UR que creció mucho más que la inflación.

“Es hora de concretar una solución”, reclaman los deudores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados