BANCO HIPOTECARIO

Deudores del BHU y la ANV aguardan solución legislativa

Elaboraron un proyecto y se reunieron con referentes de varios partidos.

Guido Manini Ríos y Myriam Franchi y Bernardo Porras. Foto: Difusión.
Guido Manini Ríos y Myriam Franchi y Bernardo Porras. Foto: Difusión.

El grupo que representa a las más de 23.000 familias afectadas por el cálculo de sus deudas en Unidades Reajustables (UR) contraídas con el Banco Hipotecario del Uruguay (BHU) y la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) podría encontrar una solución legislativa a su problema.

Así le manifestaron referentes de Cabildo Abierto, el Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI), Partido Independiente, Unidad Popular, Partido Digital y el Partido de la Gente, a representantes del grupo de deudores que promovieron reuniones con todos los partidos políticos para presentarles su propio proyecto de ley.

“Estamos tranquilos de que todos los partidos políticos, incluidos el Partido Nacional y el Frente Amplio, están al tanto de nuestra situación y además están dispuestos a buscarle una rápida solución a nuestro problema”, dijo a El País Sergio Prestini, vocero del grupo de deudores que afecta a familias de todo el país.

Aunque en el Parlamento existe consenso en la necesidad de resolver la situación que enfrentan estos deudores, varios proyectos legislativos -de distintos sectores políticos- han naufragado a la hora de encontrar una salida.

“Para evitar que se tome como una cuestión partidaria, elaboramos nuestro propio proyecto de ley. Asesorados por el estudio jurídico Hughes & Hughes, hicimos una propuesta apolítica que intenta zanjar la situación”, remarcó Prestini.

Tras una ronda de reuniones con referentes políticos de varios partidos, finalmente el tema podría encontrar la solución que espera desde hace años. De hecho, en 2013 la Institución de Derechos Humanos calificó la situación como “irritante injusticia” y expresó que el BHU se enriquecía injustamente a expensas de las familias tomadoras de crédito.

Líderes

“Mantuvimos una buena reunión con los representantes de los deudores del BHU en UR y para nosotros es un tema querido porque fuimos los primeros en presentar un proyecto de Ley buscando una solución en el período pasado”, manifestó Pablo Mieres, desde el Partido Independiente (PI). “La situación es extremadamente injusta y hay que encontrarle una solución”, señaló quien ratificó la voluntad política del PI de resolver “un problema que es de una injusticia flagrante y evidente”, que no ha tenido respuesta del gobierno, a pesar de toda la evidencia que indica “es imprescindible modificar la situación actual”.

Por su parte, Guido Manini Ríos, senador electo por Cabildo Abierto, recibió a representantes de los deudores y manifestó: “Es claro que hay una injusticia de fondo en cuanto al tratamiento que reciben porque tienen una deuda prácticamente creciente a pesar de los años que llevan pagando”.

Y concluyó: “Hay una declaración del Instituto de Derechos Humanos que dice que acá hay una injusticia de base con estas más de 23.000 familias y debemos tener la sensibilidad suficiente para actuar en consecuencia”.

El Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI), que tendrá una banca desde febrero, también comprometió su apoyo a la búsqueda de una solución legislativa en términos de un proyecto apartidario. “Definitivamente creemos que esta problemática de los deudores del Banco Hipotecario, tal cual se nos expresó, se tiene que solucionar de una vez por todas y de la manera más justa posible. No puede ser que por asuntos vinculados a la burocracia o a las decisiones que toman los gerentes en algún momento en el banco que después pasan de largo; la vida de las familias que están pagando en el banco pase a ser una especie de sacrificio”, indicó César Vega.

El líder del PERI y diputado electo remarcó que “tener una casa debe ser una alegría y no una especie de sufrimiento”. Por ello aseguró que el tema deberá ser resuelto rápidamente y brindará todo el apoyo que sea necesario desde el Parlamento.

Por su parte, el sector que lidera el expresidente colorado Julio María Sanguinetti envió a los deudores un comunicado en el que manifiesta su compromiso con los derechos humanos y, en consecuencia, con la búsqueda de una solución a la “irritante injusticia” que padecen los deudores, motivo por el cual adelantó que “apoyará e impulsará una solución legislativa en la próxima legislatura”.

CRONOLOGÍA

Cambios en pagos y en el cálculo de deudas

La ley 18.125 del 27 de abril de 2007 autorizó al Banco Hipotecario del Uruguay (BHU) a efectuar los préstamos ajustando sus cuotas por inflación, en aplicación del índice Unidades Indexadas (UI).

El promitente comprador de un inmueble comenzó entonces a pagar sus cuotas de acuerdo al cálculo de valor de la UI. Pero antes, desde 1968 hasta 2007, los préstamos se pagaban en Unidades Reajustables (UR) y las reglas para estos deudores siguen siendo las mismas.

En 2013, la Institución Nacional de Derechos Humanos había considerado que lo sufrido por los ahorristas era una “irritante injusticia”. Y por tal motivo envió un escrito a la presidencia del BHU, pidiéndole que buscara “mecanismos que permitan la revisión de los contratos objeto de reclamo, de manera de restablecer la ecuación económica de los mismos”.

Lo que motivó esa declaración de la Institución de Derechos Humanos fue un cálculo simple: en 2012 las diferencias en las cuotas entre las que se pagaban en UI y las que se pagaban en UR era de 30%.

En 2015, el BHU abrió la posibilidad de que los deudores pasaran de UR a UI. Sin embargo, muy pocos eligieron tomar ese camino porque les cambiaban la categoría de deudores, les alargaban los plazos, les subían las cuotas y les modificaban la tasa de interés.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados