TODO A ÚLTIMO MOMENTO

Desencantados con la política, cientos de jóvenes hacen cola cada día para la credencial

Todavía quedan casi 29 mil por registrarse y el plazo vence el 15 de abril.

Los primeros llegan sobre las seis de la mañana y ya a eso de las ocho la cola es muy larga frente a la Corte Electoral. Foto: Leonardo Mainé
Los primeros llegan sobre las seis de la mañana y ya a eso de las ocho la cola es muy larga frente a la Corte Electoral. Foto: Leonardo Mainé

El bochornoso calor de un irrespirable mediodía de verano parece que se siente más en esta esquina de 25 de mayo e Ituzaingó. Decenas de personas, la mayoría jóvenes, forman una larga cola de futuros nuevos votantes. Están aquí para sacar la credencial cívica por primera vez en la mayoría de los casos, y otros para hacer un traslado.

En los ventanales se lee “Oficina inscriptora” pero las letras están un poco borroneadas. Un policía custodia el lugar y arriba está el escudo nacional. Al costado hay dos muchachos sentados en el piso: uno habla por celular y otro mira al vacío mientras un grupo de turistas brasileñas camina por la vereda y debe esquivar la larga fila que arranca por 25 de mayo, da vuelta la esquina y baja por Ituzaingó hacia el puerto.

Un hombre pregunta si esa es la fila para sacar nuevas credenciales. Le dicen que sí, el hombre mirá hacia atrás, pone cara de fastidio y dice que es una vergüenza. “Hay para rato”, le comenta una muchacha que ya lleva casi una hora de espera y está a punto de entrar.

Los primeros llegan después de las seis de la mañana. “A esa hora hoy ya había seis o siete”, relata un obrero que descansa con sus compañeros al mediodía. Sobre las 8 la fila ya es larga y eso que las puertas recién abren a las 9.30 de la mañana.

Hasta ahora hay 233.389 nuevos inscriptos y la Corte Electoral estima que faltan 28.845 por registrarse. Quedan 27 días hábiles: el plazo vence el 15 de abril. Así, deberían anotarse unos 1.000 nuevos votantes por día para que todos queden registrados.

Internas

En la fila predomina un sentimiento de desencanto hacia la política y un llamativo desconocimiento sobre el proceso electoral.

Agustina tiene 18 años recién cumplidos y está a unos metros de la puerta de entrada. ¿Votará en las elecciones internas? Ella se encoge de hombros y dice que no sabe qué es eso de las internas. Primero tiene que informarse. Juan Ignacio tampoco tiene idea de las elecciones ni le interesa. Lo más probable es que vote en blanco. Usa lentes Ray-Ban, tiene el pelo pintado de amarillo y lleva varios tatuajes. Vive en Neptunia, cumple años el 19 de junio y lo trajo un educador del INAU que suele acompañar a los muchachos a hacer el trámite.

Alejandro nació casi dos décadas después: tiene 36 pero su postura sobre la política es similar a la de Juan Ignacio. Aún no sabe si votará en blanco o anulado. “Yo no miro informativos, no compro diarios y no tengo teléfono”, afirma con un notorio orgullo, mientras espera para hacer un traslado de Salto a Montevideo.

Unos metros más allá, una chica habla por teléfono. “Mother, estoy en la Corte Electoral, vine a sacar la credencial, ¿dónde estás?”, pregunta.

A Christopher, de 22 años, una trenza le cae en medio de la cabeza. No trabaja y tampoco sabe qué votará. “Tengo que meditarlo”, cuenta. ¿Por qué esperó hasta último momento para hacer el trámite? “Soy yorugua”, dice y se ríe fuerte.

¿El objetivo? Iniciar el trámite para sacar la credencial cívica por primera vez, renovarla o realizar un traslado de domicilio. Foto: Leonardo Mainé
¿El objetivo? Iniciar el trámite para sacar la credencial cívica por primera vez, renovarla o realizar un traslado de domicilio. Foto: Leonardo Mainé

En la cola hay varios futuros votantes que ya deberían haber sufragado en la elección anterior pero no lo hicieron por la simple razón de que no habían sacado la credencial. Uno de ellos es Santiago, de 24 años. “La verdad es que me pelotudié”, cuenta el muchacho, que vive en Piedras Blancas y lleva puesta una camiseta de River Plate argentino. No le interesa votar pero sacará la credencial porque está pensando en hacer un viaje y precisa el documento. Marcelo, de 24 años, vive en el Parque Rodó y tampoco votó la vez pasada. “Ya me perdí varias elecciones”, admite y luego cuenta que piensa votar al candidato que tenga más chances de ganarle al Frente. “Igual voto a un chihuahua”, asegura.

Marcelo participa de una de esas improvisadas charlas de cola con Roberto, un hombre que llegó para hacer el traslado de la credencial de San José a Montevideo. Dice que es un viejo votante del MPP pero que en la próxima elección no apoyará al oficialismo. “Me metieron la mano en el bolsillo, soy feriante y me ejecutaron y mirá que laburo hace 32 años”, relata el hombre y después avanzan unos pasitos.

Unos metros atrás, Marcela -una votante frenteamplista que se cansó de ir a su viejo barrio- hará el traslado del Cordón a la Unión. “Quiero votar cerca de casa”, cuenta.

La cola no avanza, los segundos parecen eternos. Pero de pronto una funcionaria abre la puerta de la oficina y deja pasar a seis o siete. Luego la cierra. El proceso se repetirá unos minutos después. Y seguirá así día tras día, hasta el 15 de abril.

¿Cómo es el trámite?

Sin costo: Están habilitados para sacar la credencial cívica quienes cumplan 18 años antes del 10 de mayo de 2020. Inscribirse es obligatorio y también gratuito.

Proyección: Ya hay 233.389 nuevos inscriptos para votar y la Corte Electoral estima que faltan 28.845 por registrarse. Esa es una proyección en función de los nacimientos producidos, con los ajustes por muertes y migraciones estadísticas.

Plazo: Hay tiempo hasta el 15 de abril, aunque el padrón para las elecciones internas se cerrará el 29 de marzo. En esa elección podrán votar aquellos cuyos expedientes inscripcionales hayan sido aceptados y distribuidos, es decir que el trámite de inscripción haya finalizado antes de esa fecha, dijo a El País el vicepresidente de la Corte Electoral, Wilfredo Penco.

Traslados: El plazo para los traslados dentro de un mismo departamento vence el 15 de abril, mientras que para los traslados interdepartamentales la fecha tope es el 30 de abril.

Horarios: Las oficinas de la Corte Electoral funcionan con un horario extendido de 9:30 a 16:30, mientras que también hay oficinas móviles en los diferentes departamentos. El cronograma se puede consultar en la web del organismo.

Trámite: ¿Qué hay que llevar para sacar la credencial cívica? Un documento público o privado conteniendo una fotografía que acredite su identidad. También hay que llevar la partida de nacimiento. El trámite no tiene costo si se trata de la primera vez. En cambio, para los traslados y la renovación el costo es de 70 pesos.

IGNACIO
Foto: Leonardo Mainé
"No tengo idea y no me importa"

“No tengo idea de las elecciones”, dice Juan Ignacio, un joven de 17 años que vive en Neptunia y al que no le interesa la política. Es un tema completamente ajeno para él. Votará obligado y probablemente en blanco. Llegó a hacer la fila para sacar la credencial cívica junto con Francisco, un educador del INAU que suele acompañar a los muchachos a hacer este trámite.

roberto
Foto: Leonardo Mainé
"Me enteré ayer que hay poco plazo"

Roberto tiene 52 años y quiere hacer el traslado de la credencial de San José a Montevideo. ¿Por qué esperó hasta último momento? “Recién me enteré ayer que quedaba poco plazo para hacer el trámite”, responde el hombre, un feriante maragato que ahora vive en Colón y está desencantado con el Frente Amplio. “Me metieron la mano en el bolsillo”, afirma después.

ANDY
Foto: Leonardo Mainé
"No podía dejar pasar más tiempo"

Andy tiene 26 años y este debería ser su segundo proceso electoral. Pero hace cinco años no sacó la credencial porque ni siquiera estaba al tanto de que debía hacer el trámite. Esta vez no tuvo más opciones que ir a la Corte. “Vengo obligado, no puedo dejar pasar más tiempo”, dice él, acompañado por su novia. Ella también votará por primera vez en 2019.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)