Empleos en peligro

Un departamento venido a menos

En Paysandú peligra Pili y sindicatos y empresas ven un panorama laboral muy complejo.

Durante mucho tiempo el sector industrial fue clave. Foto: El Telégrafo
Durante mucho tiempo el sector industrial fue clave. Foto: El Telégrafo

En estas horas se juega el destino de Pili, la empresa láctea de Paysandú con 130 empleados, y el gobierno ha tomado prácticamente como tema de Estado salvarla, sabedor de que puede correr peligro una importante cuenca lechera. También el senador blanco (y sanducero) Jorge Larrañaga ha mantenido contactos con el expresidente José Mujica para buscar una salida. Es que, aunque no hay datos precisos, en Paysandú existe la percepción de que el desempleo es superior al promedio nacional y que los puestos de trabajo del sector industrial que se van, no vuelven.

Lo mejor del pasado industrial sanducero hace mucho quedó atrás. El neobatllismo lo impulsó con fuerza en la década del 40 del siglo pasado, durante las presidencias de Juan José de Amézaga y Luis Batlle Berres. Azucarlito echó a andar en 1943, la desaparecida textil Paylana en 1946, Norteña en 1947 y Paycueros en 1948 aunque la tradición manufacturera en el departamento venía de mucho antes.

El presidente del Centro Comercial de Paysandú, Jorge Ledesma, dijo a El País que en Paysandú hay 50.000 puestos de trabajo de los cuales el 12% corresponden a la industria, el 13% al agro y actividades conexas y 22% al comercio y los servicios. El resto corresponde a otros sectores como la construcción. El informalismo es muy alto y ronda el 30%, aseguró. "Históricamente el desempleo en Paysandú fue más alto que en el resto del país. Es bastante seria la situación", consideró. Para el diputado blanco, Nicolás Olivera, "es un momento gris y el ministro de Trabajo (Ernesto) Murro ha venido poco y nada por Paysandú".

El departamento tiene una tradición sindical importante y el Pit-Cnt local también percibe el problema del importante desempleo e impulsa junto a la intendencia y el ministerio de Trabajo iniciativas de capacitación. Unas 10.000 personas están o estuvieron (porque perdieron sus empleos) vinculadas al Pit-Cnt. La afiliación es importante en el comercio, la metalurgia, los bancos y la salud pública y privada.

El dirigente metalúrgico Manuel López dijo que otro elemento de preocupación es que la zafra de citrus que realizan las empresas Sandupay y Azucitrus se ha reducido y a los trabajadores zafrales que trabajan en la recolección se les dificulta juntar el mínimo de jornales necesarios para poder acceder al seguro de desempleo. Juan Carlos Vico, dirigente del sindicato de Paycueros, coincide en que el desempleo es más alto que en la zona metropolitana y que los empleos que puedan aparecer en el área de servicios siempre van a pagar salarios inferiores a los que paga la industria.

De todas formas, Paycueros y el Frigorífico Casablanca, a 15 kilómetros al sur de la capital departamental, más allá de altibajos, vienen capeando el temporal y empleando a cientos de personas cada uno. En Paycueros se desempeñan unas 500 personas de manera permanente y directa y 150 en servicios conexos que procesan cueros para tapicería de vehículos, carteras y calzado. "El año pasado hubo algunos problemas de seguro de desempleo pero este año va a terminar bien", aseguró el sindicalista. La empresa pasó de capitales nacionales a inversores de Argentina, que tienen también fábricas en ese país, en Paraguay y en Tailandia.

Mientras tanto, Azucarlito, como ha hecho otras veces, se reconvierte y ahora comenzará a elaborar azúcar líquido para proveer a fabricantes de alimentos y bebidas pero no está en condiciones de tener un gran impacto laboral. Norteña procesa cebada pero ya no emplea a 600 personas sino a alrededor de 120. La construcción se ha visto afectada por la cancelación de proyectos como la instalación de un tercer horno en la planta de cemento de Ancap y la postergación de la construcción de una planta de efluentes de OSE, dijo el diputado blanco.

Olivera recuerda que en 2015 ya pidió que se declarara emergencia laboral en Paysandú. Desde entonces cerró una fábrica de cerámica, la empresa de servicios de seguridad Servipay, que tenía muchos empleados, y un aserradero en la localidad de Orgoroso.

Todos los consultados coinciden en que la zona cercana a Guichón y las pequeñas localidades cercanas a las rutas 90 y 26 sí han logrado beneficiarse con el desarrollo de la forestación ya que hay muchos empleos vinculados al raleo, los viveros y el transporte.

El futuro de Pili.

Lo que ocurra con Pili es fundamental para la suerte de la cuenca lechera de Paysandú que está concentrada en las zona de Constancia, Parada Esperanza y Porvenir. Unos 80 tamberos remiten su producción a esta empresa y esperan por una solución urgente. Si no se les paga al menos parte de lo que se les debe, en agosto dejarán de enviarle leche a la nueva planta de la empresa que puede procesar 400.000 litros diarios y hoy no pasa de 70.000. Hace un año llegaba a procesar 160.000 pero hoy solamente trabaja cuatro días por semana y 40 de sus trabajadores están en el seguro de paro. La empresa trasladó fuera de la ciudad su vieja planta de 1962 que estaba en la calle Vizconde de Mauá en el casco urbano. Aproximadamente cuando eso ocurrió se desmoronó el mercado venezolano donde colocaba quesos a muy buen precio y eso la afectó duramente. Ahora quedó con su capital de giro muy comprometido.

La solución que se baraja es que la vieja planta sea vendida al Ministerio de Vivienda y a la ANEP y eso le permita a Pili obtener fondos y pagar sus deudas más urgentes con tamberos y productores.

Ciudad con varios barrios peligrosos

Fernando Vaccaro es el director del emblemático diario "El Telégrafo", una verdadera institución sanducera, y tiene la visión de que "realmente está bastante complejo, el comercio está muy quieto y hay mucha preocupación". "El turismo puede ser un ingreso más pero no va a cambiar el panorama. Nada sustituye a la industria. Hay un "know- how" que queda en los talleres, en la metalurgia, pero lamentablemente se va perdiendo. Sí construyeron tanques para ALUR", comentó.

Vaccaro dice que creció el cinturón de pobreza en torno a la ciudad (que con sus alrededores suma unos 90.000 habitantes), la inseguridad y la violencia. "En el acceso sur apedrean los ómnibus. Hay asaltos a mano armada. Creció la violencia de los delitos. A una persona la prendieron fuego y murió. Hoy hay varios barrios peligrosos, en particular la zona suroeste, aunque los sanduceros siempre tomamos como referencia Salto, y este está mucho peor", señaló.

En el lado positivo del panorama está la gran mejora que tuvo Paysandú en materia de oferta de educación superior de la UTEC y la Udelar. Esto repercutió en que se desarrollara un mercado de alquiler de apartamentos y que dos hoteles céntricos trabajen mucho hospedando a los estudiantes, mencionó Vaccaro.

Intendente prefiere esperar la reunión

Contactado por El País para esta nota, el intendente frenteamplista Guillermo Caraballo prefirió esperar a la reunión que se realizará el lunes con varios ministros y el prosecretario de la Presidencia, Juan Roballo, para encontrar una salida para Pili.

Según el último censo realizado en el año 2011, el departamento de Paysandú contaba con una población de 113.124 habitantes, de los cuales 55.361 eran hombres, mientras que 57. 759 eran mujeres. A su vez, la población urbana era de 108.760 habitantes, mientras que la rural era de tan solo 4.364. En las elecciones municipales el Frente Amplio obtuvo 35.742 votos, el Partido Nacional 34.383 y el Colorado 4.161.

La estrecha vinculación sanducera con Colón

En el período 2010-2015 la población de Paysandú aumentó 1,35%, llegando a representar el 3,42% de la población nacional, que en ese lapso aumentó 2%.

De acuerdo con datos de 2015 la población con formación universitaria era el 5,8% del total. El 67,2% de los hogares tenía computadora o laptop de acuerdo con el informe "Indicadores de Competitividad Departamental de la Academia Nacional de Economía".

Una fuente empresarial apuntó la vinculación con la vecina ciudad argentina de Colón. "En la época de auge de Colón, a fines de los 80, miles de personas iban a gastar un dinero que dejaba de circular en Paysandú. Colón, en esa época, llegó a tener 15 supermercados cuando en Paysandú había 2. Colón creció en parte gracias al gasto de los sanduceros", recordó.

DIPUTADO NACIONALISTA

Tres preguntas a Nicolás Olivera 

"La zona azul y los shoppings afectan al comercio"

1 - ¿Cómo está el comercio en la ciudad de Paysandú?

El centro de la ciudad se resintió por la zona azul extendida que dispuso la intendencia y las sendas para buses y se beneficiaron los dos shoppings de Paysandú. Le planteamos, sin éxito, al Ministerio de Economía y Finanzas que no se permitiera aceptar las tarjetas Uruguay Social en los supermercados grandes que en Paysandú pertenecen al mismo grupo que compró a otros locales para que se pudiera "derramar" a los comerciantes más pequeños.

2 - ¿Y cómo está la construcción en el departamento?

Los empresarios dicen que no pueden retener al personal que contrataron. Hay una empresa constructora asociada a Tecnova Renovables (que tiene actividad en varios departamentos y que abastecerá a las termas del Guaviyú con energía eléctrica fotovoltaica) pero no tiene gran impacto ocupacional. Se canceló el montaje del tercer horno de la planta de cemento de Ancap y se postergó para el año próximo la planta de efluentes que se iba a construir en 2017.

3 - ¿El sector rural en qué momento está?

En el citrus hay pocos jornales. La pecuaria está bien y el Frigorífico Casablanca (que tiene una cadena de carnicerías) anda bien más allá de que lo afectaron problemas cambiarios. Con la mala cosecha de soja se resintieron los talleres. La zona de Guichón, con los viveros, está un poco mejor. Respecto a Pili, habrá que ver si hay solidaridad de los trabajadores de Conaprole para que esta entregue materia prima a Pili para procesar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)