CRISIS EN EL GOBIERNO

En 2013 Defensa tuvo datos de muerte de Gomensoro

Testigo culpó a Gavazzo y a otros militares de llevar el cuerpo al río Negro.

Fernández Huidobro era respetado por militares y pretendía su reinserción en la sociedad. Foto: Archivo El País
Fernández Huidobro era respetado por militares y pretendía su reinserción en la sociedad. Foto: Archivo El País

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, dijo ayer que se había terminado el “pacto de silencio” entre militares, ya que el exoficial José “Ni-no” Gavazzo reconoció que había arrojado el cadáver del tupamaro Roberto Gomensoro al río Negro. Sin embargo, Víctor Braccini -exdirector y exsecretario del ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro- dijo a El País que desde 2013 se sabía en la cartera que Gavazzo había hecho desaparecer el cuerpo de Gomensoro y que no había actuado solo.

Braccini es un extupamaro. Fue diputado y fundador del Movimiento de Participación Popular (MPP). También fue electo legislador suplente por la Corriente de Acción, Pensamiento y Libertad (CAP-L), liderada por Fernández Huidobro. En Defensa, ocupó el cargo de director de Asuntos Sociales.

En 2012, Fernández Huidobro envió una carta a la jueza de Paso de los Toros, Lilián Elhorriburu, señalando que el militar Juan Carlos Gómez, procesado en 2010 por el crimen de Gomensoro, era inocente.

“Temo que esté pagando con cárcel un oficial que nada tuvo que ver en este caso y se esté encubriendo a los verdaderos culpables. Cortando, además, la línea de investigación”, decía Fernández Huidobro en la misiva.

Además de remitir a Gómez a la cárcel, la magistrada procesó a Gavazzo como coautor del crimen y archivó el expediente.

Según Braccini, la carta de Fernández Huidobro a la jueza de Paso de los Toros se hizo pública y la leyó un exmilitar que vivía en Brasil, Enrique Debat.

Meses más tarde, Debat llamó al entonces brigadier general Gerónimo Cardozo, quien ocupaba el cargo de director de Relaciones Internacionales en el Ministerio de Defensa y le dijo que había sido capitán en el Grupo de Artillería 1 (cuartel La Paloma) en el momento en que desapareció Gomensoro.

En su libro “Milicos y Tupas”, el periodista Leonardo Haberkorn -que el sábado pasado reveló que Gavazzo confesó la desaparición de Gomensoro ante un Tribunal de Honor- nombra a Debat señalando que su testimonio, efectuado en 2013, coincide con la información que suministró el Ejército a Tabaré Vázquez en 2005 sobre desaparecidos. La declaración de Debat derivó en la excarcelación de Gómez, quien estuvo tres años y medio preso.

Según Braccini, Debat fue perseguido, degradado y debió irse del país antes que lo mataran porque tenía información sobre la muerte de Gomensoro.

“En la llamada que hizo a Gerónimo Cardozo, Debat dijo que estaba dispuesto a salir de testigo ante la Justicia, pero que debíamos garantizarle la seguridad”, agregó el exjerarca.Fernández Huidobro ordenó a su asesor, Roberto Caballero, que realizara gestiones con la familia de Debat con el propósito de facilitar su regreso provisorio al país. Mientras que encomendó a Braccini que se ocupara de la seguridad del testigo.

Braccini se contactó con jerarcas del Ministerio del Interior. Estos ordenaron que un comisario, con varios policías y dos vehículos, protegieran a Debat. Posteriormente, la cartera informó al Juzgado Penal de Paso de los Toros que iba a trasladar hasta la Sede a un testigo protegido que declararía sobre el caso Gomensoro.

“Caballero fue a esperar a Debat al aeropuerto. Lo llevó a un domicilio. Debat quedó bajo custodia de la Policía. Al otro día lo llevó a declarar al Juzgado de Paso de los Toros”, dijo Braccini.

Y agregó: “Debat testificó que a Gomensoro lo mataron en el Grupo de Artillería 1 y que el asesino no fue Gómez, quien revestía en un cuartel de Paso de los Toros. Declaró, además, que Gavazzo mató a Gomensoro y que otros militares lo ayudaron a llevar el cuerpo hasta el río Negro”.

Braccini advierte: “Todo eso está en el expediente de Paso de los Toros. Hay que reabrirlo”.

Debat regresó a Brasil donde daba clases de equitación. Poco después, Fernández Huidobro le reconstituyó la carrera y hoy es general retirado.

El fiscal especializado en delitos de lesa humanidad, Ricardo Perciballe, dijo a El País que solicitó al juzgado de Paso de los Toros el desarchivo del expediente sobre la muerte y desaparición de Gomensoro. Y pidió al Juzgado Penal de 27° Turno que solicitara al Ministerio de Defensa que envíe las actas del Tribunal de Honor donde Gavazzo reconoció haber desaparecido el cuerpo de Gomensoro por orden superior y que actuó solo.

Perciballe también recibió información del fiscal de Corte, Jorge Díaz, sobre el caso Gomensoro. 

Además de la desaparición de Gomensoro, Perciballe investiga el asesinato de Eduardo Pérez en el Grupo de Artillería 1, en el que están involucrados Gavazzo y Jorge “Pajarito” Silveira.

En los próximos días, el fiscal Perciballe citará a ambos exmilitares a declarar en calidad de indagados.

Interna feroz

Cuando conducía el Ministerio de Defensa, Fernández Huidobro manejaba tres conceptos claves: los militares jamás juzgarían a uno de sus pares por delitos de lesa humanidad; debían ser degradados cuando recibieran una condena de la Justicia civil por dichos ilícitos y habría que hacer todos los esfuerzos para que el Ejército se reintegrase a la sociedad.

Tras la muerte de Fernández Huidobro en 2016, asumió el socialista Jorge Menéndez al frente de la cartera. La conducción del ministerio giró 180 grados. “Menéndez concebía la teoría de los dos demonios: tupas y milicos. Confrontaba con los militares. Y a Daniel Montiel (subsecretario y dirigente del MPP) no lo dejaba hacer nada pese a que este tenía un gran apoyo político”, contó Braccini.

El exsecretario de Fernández Huidobro señaló que Menéndez desarmó el equipo del “Ñato” y nombró como asesores a los socialistas José Nunes y Claudio Alonso, entre otros cambios.

En 2017, Braccini divulgó una carta a través de El Espectador donde acusaba a Menéndez de haber trabajado para “despedazar” lo creado por su antecesor Eleuterio Fernández Huidobro “rodeándose de funcionarios sin ninguna formación ni orientación política”.

FISCAL DE CORTE JORGE DÍAZ

“Todos estamos bajo la justicia”

Al ser consultado ayer sobre el alcance que puede tener la participación del presidente de la República Tabaré Vázquez en la eventual omisión de informar a la Justicia de la comisión de un delito por el episodio de la confesión de José “Nino” Gavazzo de que hizo desaparecer el cadáver del tupamaro Roberto Gomensoro en las aguas del Río Negro, el fiscal de Corte, Jorge Díaz, sostuvo que “eso lo va a determinar el fiscal de la causa. No me corresponde a mí evaluarlo”.

No obstante y, “a modo de reflexión general”, el representante del Ministerio Público sostuvo que “es buena cosa que se sepa que todos los ciudadanos uruguayos estamos bajo la órbita de la Justicia. Independientemente de la profesión que se tenga, se sea civil, militar o lo que sea , todos los ciudadanos estamos bajo el imperio de la Constitución y la Ley”.

Díaz explicó que el Poder Ejecutivo le remitió una “comunicación conteniendo la documentación específica” en torno al caso. Abundó que “hay una parte que se hace referencia a la investigación periodística y hay otras partes las cuales yo no puedo mencionar porque están bajo reserva de la investigación”. Él remitió esa información a los fiscales Rodrigo Morosoli (Flagrancia) y Ricardo Perciballe (Lesa humanidad) quienes “llevarán adelante la investigación. El fiscal de Flagrancia respecto de la presunta omisión de investigar delitos y el de Lesa humanidad respecto del asesinato y muerte de Roberto Gomensoro Hofman”.

Interrogado acerca de si indefectiblemente el Poder Ejecutivo debió haber denunciado la situación antes, Díaz respondió que “eso es algo que tendrá que determinar el fiscal que está a cargo de la investigación. Cualquier cosa que yo diga puede ser interpretada como una indebida injerencia del fiscal de Corte en la investigación que está llevando el fiscal y por tanto no voy a hacer referencia a más nada que eso. (...) No me corresponde a mí marcar ninguna línea de investigación ni presuntas responsabilidades, simplemente señalar un hecho que tiene, en principio, apariencia delictiva”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)