PROPUESTAS PROGRAMÁTICAS

Debate sobre seguridad pública remarcó las diferencias entre oposición y oficialismo

Tres modelos de seguridad pública quedaron ayer expuestos en un debate protagonizado por el blanco Álvaro Garcé, el colorado Diego Sanjurjo y el oficialista Charles Carrera.

Debate sobre seguridad en el CED. Foto: Marcelo Bonjour
Álvaro Garcé, Diego Sanjurjo y Charles Carrera plantearon visiones distintas acerca de cómo contener los problemas de la inseguridad. Foto: Marcelo Bonjour

Tres modelos de políticas de seguridad confrontaron anoche en un debate organizado por el Centro de Estudios para el Desarrollo (CED). Álvaro Garcé, por el Partido Nacional, Diego Sanjurjo por el Partido Colorado, y Charles Carrera, por el Frente Amplio, expusieron sobre sus planes de seguridad ante un numeroso público.

Fue Garcé, abogado y ex comisionado parlamentario para el sistema carcelario, el encargado de romper el hielo. “Esta es la peor crisis de seguridad de la historia, en Uruguay hay zonas sin ley”, disparó. “Los cerebros del crimen organizado operan las 24 horas del día los siete días de la semana desde las cárceles; los homicidios están en un nivel de epidemia y el país está en el eje del tráfico internacional de drogas”, dijo.

Después apareció Sanjurjo en escena. “Este es un momento catastrófico y todo puede ser aún peor”, advirtió.

El técnico colorado recomendó leer el programa del Frente Amplio y buscar en su interior las propuestas en materia de seguridad. “Cuesta encontrarlas y dice muy poco”, señaló. Por otro lado, llamó a dar por finalizada la etapa del “buenísimo, esa que dice que los delincuentes son víctimas del capitalismo”. “Hay que ejercer la autoridad”, enfatizó.

Por su parte, Charles Carrera admitió que “tenemos problemas” pero “no estamos en un estado de guerra”. Quien ocupara la secretaría general del Ministerio del Interior y luego pasara al Senado, historió que en primera instancia el Frente Amplio hizo una “profunda reforma del instituto policial, en algunos años destituimos a más de 300 policías”.

“Teníamos una Policía militarizada y pasamos del policía cazador al policía protector”, dijo. Aseguró que había “una doctrina de 1940” y “tecnología de 1960”. Luego vino el “reconocimiento salarial a la Policía”, recordó. Además, defendió la reestructura de la Jefatura de Policía, la Guardia Republicana y la compra de equipos de interceptación telefónica.

Carrera prometió una “lucha frontal contra el tráfico de drogas” y afirmó que estas medidas “no le gustan a los nostálgicos” en clara referencia a sus contendores ocasionales.

Garcé devolvió el ataque de Carrera en una frase. “No me siento comprendido por eso de la nostalgia. El Frente Amplio es el que se tiene que poner de acuerdo, un día un ministro propone legalizar todas las drogas y al otro anuncia que va a dar una lucha frontal contra el narcotráfico”, afirmó.

Por otro lado, el nacionalista apuntó que no es partidario de pasar las cárceles al Ministerio de Educación y Cultura y que prefiere que las maneje un organismo independiente. A continuación recordó que el aumento en los salarios de los funcionarios es resultado de un acuerdo político que permitió incrementar el presupuesto del Ministerio del Interior.

También recordó Garcé que ese incremento presupuestal permitió financiar el Plan de Alta Dedicación Operativa (PADO) que trabaja en zonas donde el delito es más elevado. “Sus resultados son discretos para abajo”, afirmó.

Operativo policial en Montevideo. Foto: Archivo El País
Operativo policial en Montevideo. Foto: Archivo El País

Garcé recordó que en la campaña que llevó a Tabaré Vázquez a la Presidencia, el Frente Amplio prometió bajar un 30% las rapiñas. Sin embargo, ese delito llegó a cifras récord. En tal sentido, la moderadora del debate, Romina Andreoli, le preguntó a Carrera si el Frente Amplio promete una caída en los delitos como en la campaña anterior. Se lo preguntó una vez y evitó responder, hasta que en la repregunta se limitó a decir que se comprometen a luchar “contra todas las violencias”.

A la hora de las propuestas, Garcé y Sanjurjo coincidieron en que es necesario retomar el sistema de las comisarías barriales. El plan es que los comisarios y sus subordinados conozcan a los habitantes de cada barrio para tener autonomía en el ataque al delito.

Sanjurjo destacó la idea de crear centros barriales en los que todo el sistema de Justicia pueda actuar. Destacó el trabajo que se viene realizando en la vieja cárcel de Punta de Rieles. La respuesta de Carrera no se hijo esperar: “hay varias cárceles que trabajan con ese modelo. Diego no las conoce porque estaba en el exterior”.

Ausencia.

La organización había convocado originalmente al sociólogo Gustavo Leal, director de Seguridad y Convivencia del Ministerio del Interior y referente en la materia del candidato del Frente Amplio, Daniel Martínez. Sin embargo, Leal prefirió no concurrir y terminó Carrera representando al Frente. El director de la Unidad de Comunicación del Ministerio (Unicom), Fernando Gil, estuvo en el debate entre el público.

Leal dijo anoche a El País que no concurrió porque Martínez promovió una mesa de diálogo sobre seguridad con los otros candidatos y que algunos no respondieron. “Primero hay que hacer el debate presidencial”, dijo. En tanto, “no vamos a participar en estas instancias”.

Solo el 5% de los juicios son orales, anunció el fiscal Díaz
Jorge Díaz. Foto: Fernando Ponzetto

El fiscal de Corte Jorge Díaz, señaló ayer en una presentación en la Facultad de Derecho de la Universidad de la República denominada “Desafíos en materia penal para el próximo quinquenio” que solo el 5% de los delitos probados terminan en un juicio oral, una cifra que viene en crecimiento. Díaz participó del panel junto a la ministra del Tribunal de Apelaciones Graciela Gatti y el abogado penalista Andrés Ojeda, en el que coincidieron en que si bien el nuevo Código del Proceso Penal (CPP) requiere modificaciones, el mismo está teniendo un muy buen desempeño.

Díaz señaló que ahora “empezamos a dar vuelta la aguja, muy lentamente”. Ocurre que en la mayoría de los procesos, las partes terminan alcanzando un acuerdo y no se requiere un juicio oral. En breve se capacitará a 85 fiscales en técnicas de litigación para promover los juicios orales. Por otro lado, Díaz se refirió a los llamados “mitos de la implementación” del CPP, por ejemplo, admitió que si bien se pueden necesitar más fiscales, los 349 que hay son suficientes para la población.

El fiscal de Corte también destacó el CPP por la cantidad de privados de libertad. En noviembre de 2017, había 10.900 presos, hoy, con el nuevo Código, hay 11.200. Por su parte, el abogado penalista Andrés Ojeda reivindicó la necesidad de discutir una política integral de la Justicia Penal; “debemos pensar en algo que no sea un rejunte de parches”, indicó ante una sala colmada de estudiantes avanzados de abogacía. “No podemos tener a un ministro peleado con la Justicia”, remató. Para el abogado, es prioritario alcanzar una “integración legislativa y de gestión” para avanzar con el CPP. Gatti también destacó lo positivo del nuevo Código, que si bien “no es perfecto (...) está dando respuestas adecuadas”, es más efectivo que el anterior que era “lento, escrito, opaco y que no permitía el control de la ciudadanía”, dijo.

Navas: “Arreglar esto va a llevar años”

El exdirector de Cárceles Enrique Navas fue a escuchar el debate. “Quedó claro que el Frente Amplio se mantiene con los mismos lineamientos. Las últimas modificaciones, como los operativos Mirador, es volver al territorio y las comisarías que habían dejado de cumplir su misión”, afirmó. “El programa del Frente Amplio peca de lesa ideología. Los otros dos programas son bastante buenos, cada uno con sus puntos fuertes para reorganizar el sistema carcelario. Arreglar esto va a llevar años”, señaló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados