ELECCIONES 2019

Daniel Martínez prometió “nada de ajustes” ni “motosierras”

La situación económica es tema de campaña, dado que el déficit fiscal se ubica casi en el 5% del PIB. En ese marco, Martínez aseguró que “no hay que apelar a asustarnos”. “¡Nada de ajustes, nada de vuelta de motosierras!”, afirmó.

Daniel Martínez durante su visita a Tacuarembó. Foto: Prensa Martínez
Daniel Martínez durante su visita a Tacuarembó. Foto: Prensa Martínez

El domingo 27 los uruguayos podrán optar entre 11 colectividades políticas diferentes. Pero para Daniel Martínez el partido se juega solo entre él y el nacionalista Luis Lacalle Pou.

Hubo un antes y un después del debate. Es viernes de noche, llueve, Martínez se para en el escenario del club democrático de Tacuarembó seguro de sí mismo y confrontativo. Ya no habla de Ernesto Talvi (Partido Colorado), Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto), Pablo Mieres (Partido Independiente) o cualquiera de los otros. Sus palabras se dirigen al nacionalista.

“Hechos, no palabras”, repite hasta el cansancio para defender lo actuado por el gobierno, mientras se mueve de un extremo a otro del escenario. Se queja de los “ataques” de Lacalle Pou en el debate y no ahorra sus críticas al candidato blanco.

Contó un encuentro con estudiantes de Toscas de Caraguatá que ganaron un premio en EE.UU. en un concurso de robótica solo para reafirmar que “son hechos, no palabras”. Frase que según él, durante el debate, le salió “de las tripas”.

También dijo que se encontró con una señora que tiene una hija con discapacidad que era usuaria del Sistema Nacional de Cuidados y otra vez finalizó con “hechos, no palabras”.

Con el Fonasa dijo que se logró “una verdadera transformación profunda de la salud”. Y remarcó “hechos, no palabras”, la que ahora se convirtió en la frase de cabecera. No sin antes recordar que Lacalle Pou “no votó la reforma”.

“Antes era imposible mandar un hijo a estudiar a Montevideo”, señaló para decir que hoy están la Universidad de la República y la UTEC en el interior. “No es un discurso político, es un hecho que ha concretado el Frente Amplio”, aseguró.

Martínez dijo a El País que en esta etapa de la campaña encontró más receptividad y los actos “han sido superiores” a lo que se esperaba. La dinámica es la misma en el recorrido de las capitales departamentales: el candidato hace una conferencia de prensa, luego se dirige al ómnibus, encabeza una caravana y finaliza con un acto.

El candidato no esconde que sus discursos son cada vez más duros. “Siempre estamos confrontando ideas, pero con respeto”, señaló a El País. El encontronazo más importante que tuvo lugar la semana pasada fue por Azucena Arbeleche, la candidata a ministra de Economía de Lacalle Pou. En declaraciones a DelSol, dijo que en las reuniones que mantuvieron con las calificadoras de riesgo los técnicos del Partido Nacional pidieron que no les bajaran el grado inversor y el Frente se encargó de responder.

Ayer, Martínez dijo a El País que Arbeleche “debe ser una excelente persona”, pero “le erró feo”. “Para lo que está propuesta requiere una seriedad y un enfoque cuidadoso de cada cosa que dice y lo que dijo no contribuyó a Uruguay”, afirmó.

Pablo Da Silveira, coordinador de programa de Lacalle Pou, aseguró que su candidata a ministra “se viene preparando desde hace años”. Pero Martínez es un candidato a presidente “sin candidato a ministro de Economía. ¡Si quieren generar confianza, digan un nombre!, escribió en Twitter. Consultado ayer por El País, Martínez contestó: “Lo que hago lo decido yo, no lo decide él”.

Daniel Martínez, candidato presidencial por el Frente Amplio. Foto: Leonardo Mainé
Daniel Martínez, candidato presidencial por el Frente Amplio. Foto: Leonardo Mainé

La situación económica es tema de campaña, dado que el déficit fiscal se ubica casi en el 5% del PIB. En ese marco, Martínez aseguró que “no hay que apelar a asustarnos”. “¡Nada de ajustes, nada de vuelta de motosierras!”, gritó en alusión a una frase de Luis Alberto Lacalle durante la campaña de 2009. En rueda de prensa, Martínez reiteró su voluntad de no aumentar impuestos, salvo una “debacle”. El camino que propuso para bajar el déficit es que el crecimiento del gasto sea menor al de la economía, la austeridad como “deber moral” y la transversalidad para no “repetir políticas” que puedan estar duplicadas y con eso dijo se bajará un 2% el déficit fiscal en el período.

“En la década del 90 la torta creció y nunca se repartió. Nunca. Sin embargo, en estos 15 años la torta creció como nunca en la historia y se ha repartido como nunca”, afirmó. Para luego reafirmar con viento en la camiseta. “Hechos y no palabras”. Martínez concluyó diciendo que “hay solo una fuerza política que puede gobernar bien generando riqueza y distribuyendo”.

Sus palabras finales fueron de pura arenga: “A ganar el 27 de octubre, viva la esperanza, viva el futuro. Viva el Uruguay. ¡Vamo’ arriba!”. El candidato salió del club céntrico al grito de “se siente, se siente Martínez presidente”.

Técnicos blancos no aceptan debatir con frenteamplistas

Desde que se supo que el director de convivencia y seguridad ciudadana Gustavo Leal será ministro del Interior -en caso de ganar Daniel Martínez- el referente de seguridad de Ernesto Talvi, Andrés Ojeda, lo desafió al oficialista a un debate. Para el Frente Amplio (FA) no tiene sentido ese escenario, pero sí un debate con técnicos del candidato nacionalista Luis Lacalle Pou. El ofrecimiento formal fue en el programa Séptimo Día de Canal 12, allí fue claro el blanco en que el debate era entre los candidatos, tal como se concretó el pasado martes. Pese a ello, el FA insistió con el debate de técnicos y sondeó al Partido Nacional que no tiene interés. En el entorno de Lacalle Pou dijeron a El País que prefieren no dar lugar al debate entre los técnicos, primero porque “nadie sabe muy bien quiénes son los técnicos” y, segundo, “no queda muy claro cuál es la articulación entre lo que proponen los técnicos de Martínez y el programa del Frente Amplio”, por ejemplo en lo impositivo. “No sé sabe muy bien si hay que debatir con los técnicos o con el programa”, explicaron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)