Una piedra en el zapato

Cuestionan la propuesta de esencialidad para limpieza

Pese a varias medidas aplicadas por Martínez, la basura sigue siendo un dolor de cabeza.

Intendencia: mejoró la evaluación de Daniel Martínez. Foto: A. Colmegna
Daniel Martínez. Foto: archivo El País

El vertedero de Felipe Cardoso recibe unas 2.600 toneladas de residuos por día, 1.200 provienen de los hogares de Montevideo y 1.400 de comercios, hospitales y otros establecimientos. 300 camiones, casi 700 municipales, cuatro cantones (usinas de limpieza de las que parten los vehículos de limpieza) y más de 11.600 contenedores que esperan ser lavados e higienizados, conforman una compleja y vasta red de limpieza.

¿Pero qué ocurre cuando el servicio de recolección de residuos de Montevideo es afectado por una medida gremial? ¿Qué pasa cuando en época de fiestas navideñas los contenedores se ven desbordados de basura y familias enteras no pueden sacar sus desechos a la calle? Hasta ahora, nada.

Hasta ahora, porque tras reintegrarse de sus vacaciones, el intendente de Montevideo y precandidato a la Presidencia por el Frente Amplio, Daniel Martínez, definió que no esperará más y ya lanzó una polémica propuesta que plantea declarar esencial el servicio de limpieza. Además, el intendente también propuso que ante eventuales conflictos en los que se interrumpa la recolección, la comuna cuente con “pliegos licitatorios” de empresas privadas para cumplir en tiempo y forma con los servicios.

Para el abogado especializado en Derecho Laboral, Nelson Larrañaga, la decisión del precandidato Martínez es errada dado que la recolección de residuos “no afecta” -si la medida no es prolongada- el derecho a la vida, salud y seguridad tal y como lo establece la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Es más, fue el propio Ministerio de Salud Pública (MSP) quien no encontró elementos en el último paro de este mes de enero para establecer que la ciudadanía de la capital se encontraba bajo riesgo sanitario.

El abogado no está de acuerdo con la interpretación que el gobierno hace de la Constitución porque “dice que los servicio públicos no deben interrumpirse y que la recolección lo es”. Señaló que “en todo caso, cuando se hace la paralización, debe garantizarse que el servicio continúe con una guardia mínima”. Martínez que no contestó a El País al ser consultado sobre su propuesta, señaló el viernes en una cena que organizó en Punta del Este para recolectar fondos de campaña, que la Asociación de Empleados y Obreros Municipales, “es un sindicato que parte de la base de la confrontación y de atacar al gobierno y al intendente”. Añadió que “lo que más importa es solucionar el problema de los ciudadanos que merecen tener el sistema de recolección resuelto, es un servicio esencial”, remató.

La gestión.

“De acá a fin de año vamos a andar con el Jesús en la boca”, dijo Martínez a meses de asumir la Intendencia, tras anunciar que hasta diciembre de 2015, llegarían solo cinco de los 20 camiones recolectores y que algunos con los que se contaba, no se encontraban en buenas condiciones. Luego de la polémica generada por la aprobación del Fondo Capital, la administración de Martínez basó su plan de limpieza en tres grandes obras: la planta de transferencia (sirve para que los camiones de levante lateral no deban ingresar al sitio de disposición final de residuos), la planta de clasificación de residuos secos y un centro para voluminosos, es decir para la recepción de residuos grandes. Por otro lado, la Intendencia compró unos 2.000 contenedores como consecuencia de la vandalización, trabaja en la reparación de camiones, promueve campañas de reciclado con contenedores especiales (verdes y naranja) en la zona del Municipio B (Ciudad Vieja, Centro, Cordón y Parque Rodó) y mejoró algunas de las usinas. Otro logro de la Intendencia en materia de limpieza fue prohibir el tránsito de carros tirados por caballos dedicados a la recolección. Para la edila del Frente, Inés Coll, la gestión de Martínez es “excelente” porque “incorporó puntos que no solo sirven hasta 2020”.
En la vereda de enfrente, el edil del Partido Nacional, Diego Rodríguez señaló a El País que Martínez se preocupa por la limpieza porque “es un año electoral”. Consideró que “está claro que la basura es un tema que el Frente Amplio no ha podido solucionar” y que se debería dialogar con el gremio.

El 46% de la población aprueba la gestión

La percepción de la población sobre la limpieza de la ciudad de Montevideo ha mejorado. Es que según los resultados de una encuesta de opinión pública realizada en octubre del año pasado por Equipos Consultores, el 40% de la población aprueba la gestión de la Intendencia en materia de limpieza. En contrapartida, un 34% la evaluó negativamente. Por otro lado, según la encuesta a la que accedió El País, el 66% de la población considera que la cuadra en la que vive “está limpia y muy limpia”. Esa cifra aumentó un 12% con respecto a la anterior evaluación que la ubicaba en 54%. Actualmente, el 17% de la población considera que la cuadra en la que vive está sucia o muy sucia. En materia de recolección de residuos, un 44% considera que la recolección viene mejorando contra un 17% que opina que viene empeorando. A su vez, un 39% de la población, dice que permanece igual. En la medición anterior, realizada en agosto, un 39% de la población consideraba que la recolección venía mejorando contra un 24% que percibía una desmejora. Al ser consultada sobre quiénes son los responsables de la suciedad en la cuadra en la que viven, el 47% de la población menciona a vecinos por no ser cuidadosos al depositar los residuos en el contenedor. En segundo lugar, aparece como responsable la Intendencia, con un 24% de menciones.

Martínez.
En diciembre de 2018 la misma encuestadora publicó lossultados de una encuesta de opinión pública sobre la aprobación de la gestión del intendente y precandidato a la Presidencia por el Frente Amplio, Daniel Martínez. En ese sentido, el 46% de la población aprueba lo realizado por el jefe comunal, al tiempo que el 31% lo desaprueba y un 19% ni lo aprueba ni lo desaprueba. El 4% señaló que no sabía o ni contestó.

Adeom rechaza la propuesta.

El martes próximo en la Dirección Nacional de Trabajo el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, presentará al Pit-Cnt y a Adeom la propuesta para declarar la recolección de residuos como un servicio esencial. El miércoles pasado el sindicato de los municipales rechazó la postura (sin conocerla en su totalidad). Según una resolución a la que accedió El País, Adeom consideró que las propuestas del intendente son “violatorias de las normas nacionales e internacionales que regulan las relaciones colectivas de trabajo”. El sindicato también reclama que la IMM “negocie de buena fe con sus trabajadores agremiados en Adeom tal como establecen las normas y los convenios internacionales suscriptos por Uruguay”. Para el sindicato, la propuesta del precandidato oficialista representa una “escalada de la IMM en su trayectoria de violación de derechos sindicales que pasó por la no aplicación y consiguiente violación de un convenio salarial en 2002 y luego la declaración de esencialidad de limpieza y otros servicios en forma ilegal en 2010”. El presidente de Adeom, Aníbal Varela, dijo a El País que la Intendencia “viene fracasando en su intento” para decretar la esencialidad de la limpieza. “Más allá de que los gobiernos tengan la potestad para decretar la esencialidad, tiene que haber motivos fundados”, añadió el sindicalista. Adeom señaló que la Intendencia utiliza una “mordaza sindical” ante una inminente posibilidad de decretar la esencialidad. En el Pit-Cnt son cautelosos al referirse a la propuesta, sin embargo, existen matices en algunos integrantes de la central acerca de cómo pararse ante esta situación.

Contenedores
Foto: Fernando Ponzetto

En Montevideo hay 11.600 contenedores de la Intendencia. El servicio con recipientes de reciclaje en el Municipio B (Ciudad Vieja, Cordón, Parque Rodó y Centro) lo presta una empresa privada. La administración de Martínez adquirió 5.000 más y ya renovó el 50% del total.

Voluminosos
Foto: Fernando Ponzetto

La IMM profundizó la campaña en la que recomienda a la población no desechar “material voluminoso” junto a los contenedores, como electrodomésticos, muebles, escombros y podas. En ese caso, solicitan comunicarse y pedir por un servicio especial para su retiro.

Usinas
Foto: archivo El País

En Montevideo hay cuatro plantas de clasificación de residuos que procesan el 30% del total de basura que puede ser reciclada. Martínez implementó en su gestión una unidad de líquidos lixiaviados (procedentes de residuos) en la Usina Felipe Cardoso.

Camiones
Foto: archivo El País

Unos 300 camiones son los que utiliza la comuna para levantar los residuos de la ciudad. Del total, unos 52 pueden levantar los contenedores de forma lateral. De esos, 26 se compraron en este período, solo 16 estaban funcionando en 2016 y el resto se recuperaron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)