Parlamento

Cuatro polémicas leyes sancionadas de apuro

La llegada del año electoral aceleró los tiempos legislativos.

Se votaron leyes sobre trabajo privado para personas con discapacidad y para casos de insolvencia patronal. Foto: F. Flores
Se votaron leyes sobre trabajo privado para personas con discapacidad y para casos de insolvencia patronal. Foto: F. Flores

El impedimento constitucional de no aprobar gastos, crear cargos y promover impuestos un año antes de las elecciones, que se contará desde el sábado próximo, operó el milagro. Ayer el Parlamento sancionó cuatro leyes polémicas en el Senado y en la Cámara de Representantes, ya sea con apoyo exclusivo de la bancada del Frente Amplio o por unanimidad y con un voto crítico de parte de los legisladores de la oposición.

En el caso de estas cuatro leyes, si bien no crean impuestos, sí prevén una serie de cargos y disponen de recursos.

El Senado aceptó, por mayoría aportada por la bancada oficialista, los cambios incorporados en Diputados tras una larga negociación al proyecto por el cual se reforma el Servicio de Retiros y Pensiones Militares (SRPM), llamado Caja Militar.

La oposición insistió en los argumentos que se habían dado en el debate dos meses atrás: que la reforma afecta derechos adquiridos y por ello puede ser pasible de recursos de inconstitucionalidad, y que en lo posible hubiera sido mejor aprobar antes otro proyecto de ley que está en el Parlamento por el cual se modifica la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas afectando el régimen de retiro de los uniformados.

Durante la votación, el senador nacionalista Javier García sostuvo que "lo que terminó aprobando el Frente no es una reforma, sino un remiendo sin sentido y basado en un antimilitarismo infantil". A su vez, su colega Jorge Larrañaga anunció que si el Partido Nacional es gobierno a partir de 2020 la reforma "será revisada" con el fin de modificarla. "Han votado este proyecto a las corridas, se pretende una suerte de asfixia con el déficit (fiscal) como excusa", manifestó el legislador.

Desde el Frente Amplio se indicó que la reforma "no es revanchismo". La senadora Constanza Moreira expresó que el proyecto de ley, "no es" el que "hubiera querido" porque "se introdujeron modificaciones muy generosas en el Senado y en Diputados".

Tabaré Vázquez tuvo la última palabra en la reforma de la Caja Militar. Foto: Fernando Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Estrategia.

También ayer, el Senado sancionó el proyecto de ley por el que crea el Sistema Nacional de Inteligencia del Estado (SNIE) como organismo coordinador de los distintos servicios militares y civiles que cumplen tareas de inteligencia estratégica en el país.

En este caso el apoyo fue unánime, tras el acuerdo alcanzado entre los partidos y el gobierno y cuyo contenido se discutió y negoció por varios años.

Uno de los capítulos del proyecto define los organismos integrantes del nuevo sistema. Por otro de los capítulos se regulan lo que se llama "procedimientos especiales para obtener información".

También se definen los controles internos y externos a que estarán sometidos los órganos de Inteligencia, basados en principios de legalidad, eficiencia y derivados de la forma de gobierno.

Las 19 seccionales policiales, Crimen Organizado e Inteligencia pueden interceptar teléfonos. Foto: D.Borrelli.
Foto: Darwin Borrelli.

El plenario de Diputados aceptó ayer por unanimidad los cambios que le introdujo el Senado al proyecto de ley por el que se crea un fondo para casos de insolvencia patronal.

Se trata de una iniciativa del Poder Ejecutivo que fue respaldada por el Pit-Cnt. El objetivo es asegurar que los trabajadores cobren las deudas cuando quiebran empresas. El fondo se financia con un 0,025% del aporte empresarial que sería descontado de lo que hoy va al Fondo de Reconversión Laboral.

Los proyectos de ley sancionados fueron enviados al Poder Ejecutivo para su promulgación.

FA no logró acordar artículo de ley de personas discapacitadas
Hay adultos que entraron al sistema cuando eran chicos. Foto: archivo El País

A pesar de los cambios del Senado, que molestaron a sindicalistas, algunos diputados y hasta al Ministerio de Trabajo, la Cámara de Diputados votó por unanimidad en general el proyecto de ley que establece una cuota laboral para discapacitados en el ámbito privado.

En la discusión particular el principal escollo resultó el artículo 1, que fue modificado en el Senado, algo que molestó a varios diputados y a la central sindical. Ese artículo establece que los beneficios del empleo para personas con discapacidad se aplicarán al personal permanente de empresas con 25 o más trabajadores. El tema causó una intensa negociación en la bancada del Frente Amplio, donde varios legisladores se oponían a dejar fuera del beneficio a empleados zafrales o no permanentes.

En el debate, el diputado comunista Gerardo Núñez dijo que los cambios se debían a "presiones" de las cámaras empresariales, pero desde su propia bancada se le pidió que denunciara concretamente o aportara prueba y no lo hizo, al menos en la sesión de Diputados.

A este artículo no lo votaron Núñez, Mariela Pelegrín (Compromiso Frenteamplista), Alejandro Zavala (Ir) y Luis Puig (PVP). Tampoco lo votó el diputado de Unidad Popular Eduardo Rubio. La votación de ese artículo culminó 85 en 90. El diputado del FA Felipe Carballo anunció un compromiso del oficialismo para aprobar una nueva ley de empleo para trabajadores parciales y zafrales con discapacidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)