COVID-19

Los "cuatro caminos" que enfrenta Lacalle ante la crisis del coronavirus, según Mujica

"Toda esa clase media acomodada hacia arriba tiene que contribuir. Tiene que poner algo. No mucho para castigarla, pero sí a muchos, a todos. Esta es una causa global", manifestó Mujica.

José Mujica, expresidente de Uruguay, llegó al centro de votación. Foto:Francisco Flores
José Mujica, senador y líder del MPP. Foto:Francisco Flores - Archivo El País

El expresidente y senador José Mujica señaló este lunes que frente al avance del COVID-19 en el país, Uruguay se enfrenta a "cuatro caminos". En ese sentido, reiteró su idea de generar una "vaca gigantesca" para hacer frente al impacto de la pandemia, y llamó "a los que están relativamente bien que amainen un poco en sus gastos y le den un respiro a la nación".

Mujica aseguró en su columna radial en M24 que "estamos en medio de una amenaza terrible, pero todavía estamos lejos de poder medir y sentir las duras consecuencias que va a tener en la economía del mundo. Por lo tanto, en nosotros", señaló.

En esa línea, aseguró que esta situación "no se remienda con caridad, esto necesita precisamente el amargo camino de decisiones de carácter político, que nos obliga a que los que medianamente tienen un ingreso acomodado, colaboren, sin pedir mucho por cabeza, pero pidiéndole un poco a todas las cabezas que pueden".

"Naturalmente nos ha golpeado esta crisis, con ese telón de fondo de lo que pasa en el mundo, donde se va a resentir el mercado mundial. Tanta gente parada, es economía que se pierde, valor que se pierde, y seguramente el comercio mundial va a bajar, y los Estados van a recaudar menos en el momento que tienen más gastos", aseguró el senador. 

Respecto al panorama que enfrenta la administración que encabeza Luis Lacalle Pou, Mujica manifestó que "el gobierno tiene cuatro caminos y combinación de esos caminos para tener esos recursos".

El primer camino "es jugar a la inflación",  dijo Mujica, que entiende que esto sería "ajustando los salarios por abajo, bastante por abajo de la inflación". Al respecto, señaló que "antes que se desatara esta crisis, por la movida del dólar, probablemente el promedio de los salarios y de las pensiones y jubilaciones perdió el 10-12% de poder adquisitivo".

La segunda opción que plantea el expresidente es que el Uruguay consuma sus reservas. "Pero esto por un lado tiene límites, pero no solo que tiene limites, puede desembocar de crear una ecuación de deuda y disponibilidad efectiva que nos acogote y nos obligue a pagar intereses cada vez más altos, porque la crisis va a hacer caer a la economía y por lo tanto va a caer la recaudación del Estado", dijo. En tanto, consideró que esta caída se produce en un momento en que "el Estado tiene que gastar más porque tiene que hacer frente a esta contingencia que nos cayó, del cielo o del infierno".

El tercer camino que entiende el líder del MPP que podría tomar el gobierno es "endeudarse más". En ese sentido, plantea un matiz. Por un lado, considera "penoso" que Uruguay se endeude "para cubrir el gasto" de este la pelea contra el COVID-19. "No decimos que no haya que endeudarse, la lucha inteligente sería endeudarse para ayudar y rescatar al mundo de la economía y del trabajo cuando amaine esta peste", indicó.

Al respecto, agregó que "va a haber multitud de empresas flojas, prácticamente al borde de la quiebra, que para arrancar van a necesitar créditos blandos con bajos intereses a mediano plazo, y eso solo lo puede hacer el Estado", dijo, a través de un endeudamiento del país "para que los trabajadores tengan oportunidades de trabajo, con un sistema empresarial que va a estar en gran medida destrozado".

Sobre estos tres caminos, Mujica indicó que "todos" tienen la "peculiaridad" de que van a "recaer sobre el poder adquisitivo del salario". Para evitar esta situación, el senador señaló que "hay que plantearse paralelamente el amargo camino de dónde se saca, cómo se saca, y cómo nos perjudica menos a los sectores más humildes en el mediano plazo".

En ese sentido, el cuarto camino, que entiende debería seguir el gobierno, es generar una "una gigantesca vaca que incluya (a) todos", y puntualizó que esto no sería sobre el salario, sino sobre el ingreso de las personas.

"Toda esa clase media acomodada hacia arriba tiene que contribuir. Tiene que poner algo. No mucho para castigarla, pero sí a muchos, a todos. Esta es una causa global", manifestó Mujica.

En esa línea, aseguró: "No se le puede pedir el sacrificio a los pobres. A los que están relativamente bien que amainen un poco en sus gastos y le den un respiro a la nación, que en este caso sería darle recursos al Estado para que el Estado pueda seguir adelante con esta campaña y redistribuir".

"No veo otro camino que la solidaridad interna de los brazos fuertes, de los lomos fuertes, un poquito, todos", reiteró el senador.

Por otro lado, indicó: "Es cierto que el sector privado cuando las papas queman es el que pone desocupados, crisis, etcétera, pero no es menos cierto que en la cabeza de los sectores privados existen vastísimos sectores que les va bien, que tienen ingresos importantes, y algo pueden aportar. No quiero nombrar quiénes, pero cualquiera que piense un poco se da cuenta", aseguró.

En esta coyuntura de una pandemia que presenta un escenario que "tal vez, todas las generaciones vivas nunca han visto algo parecido", dijo Mujica, "es la hora de la solidaridad, porque de lo contrario el costo será enorme".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados