TRAS DICHOS DE GATES 

El cruce de Sartori y Da Silva por la carne sintética: "Más bienestar animal" e "invento artificial"

"La carne sintética es más bienestar animal, menos emisión de carbono y costos más baratos", afirmó Sartori este viernes; sus palabras provocaron la reacción del también senador Da Silva. 

Juan Sartori se reunió este miércoles con Lacalle Pou en la sede del líder blanco. Foto: Marcelo Bonjour
Juan Sartori en la sede de campaña de Luis Lacalle Pou. Foto: Marcelo Bonjour - Archivo El País

El senador nacionalista Juan Sartori salió este viernes en defensa de la carne sintética, tras votar en diciembre a favor del artículo 292 del Presupuesto Nacional que prohíbe usar comercialmente nombres como carne sintética a los alimentos que "contengan células de cultivo animal producidas de manera artificial en un laboratorio".

El planteo de Sartori surge pocos días después de que el fundador de Microsoft, Bill Gates, señalara a la revista revista MIT Technology Review que "todos los países ricos deberían pasar a la carne 100% sintética" como una de las medidas para combatir el cambio climático. 

Hasta el momento, las repercusiones a nivel nacional fueron en defensa de la explotación ganadera tradicional. Sin embargo, Sartori destacó hoy a través de su cuenta de Twitter que "la carne sintética es más bienestar animal, menos emisión de carbono y costos más baratos".

Desde su punto de vista, la carne "natural" será enfocada a "mercados premium que pagan más caro y no competirá con producción sintética".

En esa línea, llamó a que Uruguay use "tecnología y tradición para ser un país referente en carnes, sea cual sea".

Consultado acerca de si mantiene su postura que lo hizo votar a favor de la prohibición a fines de 2020, Sartori indicó a El País que su apertura al desarrollo de carne sintética va de la mano con que "se deje bien claro el origen" del producto, para que el consumidor "sepa lo que compra o come".

En tanto, a través de un comunicado, el nacionalista expresó que "Uruguay tendría que tener una posición de ser el experto y el mejor proveedor de carne en el mundo, tanto en la producción natural, para la cual el país tiene una ventaja competitiva, como también, en el caso de la carne sintética".

Entiende que "no se debería caer en polémicas que no aportan nada, porque nada va a detener la evolución y la innovación", en contrapunto a la posición expresada por el senador nacionalista Sebastián Da Silva.

Defensor de la producción agropecuaria tradicional, Da Silva le respondió al empresario en Twitter: "No Juan. La carne sintética es un invento artificial. Hay ejemplos de sobra que ejemplifican fracasos de estos inventos".

Sebastián Da Silva. Foto: Francisco Flores
Sebastián Da Silva. Foto: Francisco Flores - Archivo El País 

"El Uruguay es líder es bienestar animal y producción de proteínas naturales. Más naturaleza menos laboratorio. Máxime en el país más agropecuario del mundo", agregó Da Silva al respecto.

Posteriormente, Da Silva manifestó que su "obligación es defender siempre al uruguayo. Siempre del lado del paisano de Peralta en Tacuarembó. Nunca del lado de los ricos que pretenden bajar línea".

Además, luego un usuario de la red social le pregunto al senador: ¿qué hacemos con este? ¿invitarlo a un asado?", a lo que Da Silva respondió: "Una picadita de pastillas con gusto a molleja".

En la discusión parlamentaria del año pasado para prohibir que se denomine carne al producto de origen sintético, Da Silva sostuvo que "la carne sintética hoy es la principal amenaza que tiene Uruguay en el mundo" y consideró que el país "será pionero en el combate a la carne sintética". Inclusive envió una serie de mensajes a Gates a través de su cuenta de Twitter en esta línea en los últimos días.

Varios dirigentes políticos a nivel local se han pronunciado sobre las palabras del magnate estadounidense, quien advirtió que la amenaza del calentamiento global dejará cada año "un número de muertos incluso mayor al que hubo en esta pandemia" del COVID-19.

Inclusive el presidente del Instituto Nacional de Carnes (Inac), Fernando Mattos, cuestionó las palabras de Gates al indicar a través de una carta pública: "¡Llámenlo como quieran, pero no es carne!". Además, invitó al empresario "a conocer el Uruguay, país con más de 400 años de explotación ganadera en base a pasturas naturales y que es ejemplo de sostenibilidad", entre otras consideraciones.

Por su parte, el senador Guido Manini Ríos, lider de Cabildo Abierto, aludiendo a los dichos de Gates señaló de forma irónica en su cuenta de Twitter: "Ya nos indicaron quiénes tienen derecho a usar las redes y quiénes no, cómo pensar, quiénes pueden o no nacer, cómo vestirnos... ahora nos dicen qué deberíamos comer...".

Desde el gobierno tampoco se quedaron atrás. El ingeniero agrónomo Carlos Rydström, director de Desarrollo Rural del MGAP, indicó que "el debate en materia de cambio climático debe ser sustanciado con datos científicos, no haciendo una huella de carbono y una simple regla de tres", y remarcó: "Uruguay no es lo mismo que Texas, y nuestra ganadería tampoco".

La carne bovina fue el principal producto de exportación en 2020, con colocaciones por US$ 1.585 millones, superando a la celulosa, de acuerdo al informe de Uruguay XXI. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error