POLÉMICA

Cruce del FA de Salto con el gobierno nacional por Ancap

El ente petrolero estatal dejó de proveer combustibles y otros productos a la comuna porque esta le adeuda $ 21 millones. Para la oposición se trata de una decisión política con motivos electorales.

Foto: El País
Foto: El País

Ancap dejó de proveer combustibles y otros productos a la Intendencia de Salto porque esta le adeuda $ 21 millones, pero la presidenta de la departamental frenteamplista, Mónica Cabrera, asegura que se trata de una decisión política con motivos electorales.

Según informó a El País el Intendente de Salto, Alejandro Noboa, lunes una comunicación del directorio de la petrolera estatal informándole que en función de la deuda mantenida por la comuna salteña y esa empresa, la misma suspendería a partir de ayer martes el suministro de combustibles para los vehículos municipales, además de pórtland para las obras que realiza la Intendencia y otros elementos que adquiere mensualmente la administración departamental para prestar sus servicios.

Noboa dijo que le “sorprendía la forma intempestiva” en la que Ancap cortaba los suministros a la Intendencia, ya que se encontraban con el ente “en un proceso de negociación por esa deuda”, la cual el actual jefe comunal salteño reconocía, empero, señaló que estaban “conversando para buscar una forma de pago”.

El Intendente Noboa dijo que ya hablaron con proveedores locales, a los cuales les comprarán los insumos que Ancap dejó de venderles.

“La Intendencia necesita que sus vehículos estén en la calle, el ómnibus en el que viaja la gente, los recolectores de basura, entre otros y por eso ahora le vamos a comprar a las empresas locales”, expresó el jerarca a El País.

No obstante, desde el Frente Amplio de Salto las repercusiones políticas no se hicieron esperar y la presidente departamental de esa fuerza política, Mónica Cabrera, sostuvo que la decisión de Ancap obedece a una motivación política y que la misma opera como una intervención en la campaña electoral departamental para las elecciones del 27 de setiembre.

Cabrera escribió en redes sociales “Ancap le corta el suministro a la Intendencia de Salto, por una deuda que no supera los $ 21 millones y que se generó desde marzo 2020, esta decisión es clara injerencia del gobierno nacional en la campaña electoral departamental”.

Noboa afirmó por otra parte, que ahora priorizará la compra de combustible a empresas privadas locales que los abastecerán para poder prestar los servicios municipales, y que luego “veremos la deuda con Ancap”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados