ELECCIONES DE BPS

Críticas al BPS por excluir votantes del padrón electoral

Jubilados reclaman que quedaron fuera del padrón electoral por errores administrativos.

A las urnas. Hay 1.830.000 habilitados para votar en las elecciones del BPS del domingo próximo. Foto de Leonardo Maine.
A las urnas. Hay 1.830.000 habilitados para votar en las elecciones del BPS del domingo próximo. Foto de Leonardo Maine.

Falta menos de una semana para las elecciones de los tres directores sociales del Banco de Previsión Social (BPS), para las que compiten siete candidatos en los tres órdenes, y hay un problema. En los últimos días han surgido varios reclamos producto de que no está cuantificado el número de personas que no se encuentran en el padrón del organismo y, por tanto, no están habilitadas para votar.

Se les ha dicho que se queden tranquilos, que no tendrán que pagar la multa, pero la molestia de los perjudicados persiste porque no pueden ejercer su derecho al voto. Los reclamos, según supo El País y ha sido constatado por al menos dos de los candidatos en representación del movimiento Un Solo Uruguay -Virginia Vaz por el orden de jubilados y pensionistas, y Luis Lisboa, postulante por los activos- han surgido sobre todo por parte de quienes integran el orden de los pasivos, aunque también hay afectados entre los trabajadores.

“Continuamente nos están llegando reclamos de gente que no se encuentra en los padrones”, señaló Vaz, candidata que intenta disputarle el cargo a Sixto Amaro, quien va por la reelección como representante de la Organización Nacional de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu).


“Nosotros les decimos que traten de fijarse varias veces porque la Corte Electoral va actualizando los padrones, pero es algo que continúa pasando y es mucha la gente que votó normalmente en las elecciones nacionales, que no ha cambiado su vinculación con el BPS y que sin embargo no está en el padrón”, explicó Vaz.


Uno de estos casos ocurrió en Maldonado. Los perjudicados son dos jubilados: se llaman Luis Pardiñas (78), que ya votó en las elecciones del organismo de 2011 y 2016, y María Sylvia Falcón, de 71, que como su esposo también sufragó en los últimos comicios.

En setiembre se enteraron por la prensa del período ventana abierto por la Corte Electoral para solucionar desajustes en los padrones (ver aparte), por lo que cargaron sus datos en la página de la institución para confirmar su situación, y entonces vieron que, para su sorpresa, no estaban habilitados. Plantearon un recurso ante la Corte, y desde este organismo les aseguraron que el problema sería solucionado: que volvieran a fijarse en octubre. Lo hicieron y seguían sin figurar.

“La Corte Electoral nos dijo que ellos no tenían nada que ver, que era un problema del BPS”, dijo a El País Pardiñas, que luego planteó su situación ante la Junta Electoral de Maldonado, en donde también les indicaron que no había nada para hacer. “Les dijimos que tenemos derecho a votar. A mí no me interesa que podamos justificar la multa, sino que no podemos ejercer nuestro derecho”, protestó Pardiñas.

El jubilado recibió un mail el miércoles pasado, al que accedió El País, firmado por la comisión electoral del BPS, que le dejó en claro que “el padrón se encuentra cerrado, sin posibilidad de inclusiones o exclusiones”. “La consulta del motivo de no haber sido incluido debe realizarla frente al BPS”, dice también el correo. Y lo que le dijeron en el organismo es que hubo un “error”, sin más.

Lisboa asegura que como este caso hay otros similares. “Ha sido desastrosa la gestión del BPS en este tema”, cuestionó. Dijo que “llueven los reclamos por errores que son horrores”, y que a esto se agrega que se ha brindado “poca información” a los votantes sobre cómo tramitar las irregularidades, además de que el plazo de setiembre para solucionar esas situaciones fue “corto” .

Consultado sobre estos problemas, el vicepresidente del BPS, Daniel Graffigna, subrayó que los 18 días de plazo para los reclamos fue comunicado en varios medios de comunicación, y que, como le dijeron a Pardiñas, los que no puedan ir a las urnas el próximo domingo “no tienen que pagar la multa”.

Por su parte, el ministro de la Corte Pablo Klappenbach recalcó que “el que hace el padrón es el BPS” y -como también lo destacaron Graffigna y los funcionarios de la Corte que entraron en contacto con Pardiñas- vencido el plazo de setiembre ya no hay nada que hacer.

Durante el período ventana

Evacuaron unos 4.000 recursos

Entre el 6 y el 24 de setiembre, el BPS recibió 4.000 recursos de trabajadores activos, jubilados y empresarios que habían quedado por fuera del padrón sin encontrar explicaciones. “Algunos tenían razón y otros no”, dijo a El País Daniel Graffigna, vicepresdiente del organismo, quien resaltó que, pese a los errores, en el BPS “hay un grupo de funcionarios que ha trabajado en forma sincronizada con la Corte Electoral” para dar respuesta a estas situaciones. En algunos casos, dijo el jerarca, hubo planteos que denotaban “confusión” respecto al vínculo que tenían con el BPS, lo cual determina el tipo de orden en el que se deberá votar.

La ley 16.241 establece que la fecha para definir la condición del votante es el último día de febrero del año electoral, por lo que si la persona era un activo en ese momento, y meses después inició su jubilación, para el BPS seguirá siendo un trabajador, al menos a los efectos de las elecciones del BPS.

“Es una confusión común, porque la persona se siente jubilada y dice que tendría que votar en el orden de pasivos, pero en realidad es un trabajador activo”, señaló Graffigna a El País.

Obligada a votar por error

Luis Lisboa dijo que los errores en la confección del padrón alcanzaron a una joven que cobró una pensión del BPS por la muerte de su padre hasta la mayoría de edad, y hoy está obligada a participar de las elecciones como pensionista, pese a que hace años dejó de serlo. “Le dije que no votara, porque el BPS se rige por el principio de la verdad material”, aseguró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados