ENTREVISTA

Cristina Lustemberg: "Hay que revisar el diseño de las políticas sociales"

Es médica pediatra. Tiene 52 años de edad y ocupó por casi tres años la subsecretaría de Salud Pública.

Cristina Lustemberg. Foto: Ariel  Colmegna
Cristina Lustemberg. Foto: Ariel Colmegna

Su salto al ámbito político fue por medio de la Lista 711, del exvicepresidente Raúl Sendic, cuyas filas abandonó en febrero de 2017 para seguir militando como independiente dentro del Frente Amplio.

Hoy presenta formalmente su nuevo sector: Participar, Articular y Redoblar (PAR) que apuesta a seducir a los frenteamplistas desencantados desde una óptica feminista.

—¿Qué motivó a una pediatra a formar su propio grupo político como lo es el PAR?

—Creo en la política como una herramienta de transformación de la sociedad y como el eje que consolida la democracia. PAR, quiere decir participar, articular y redoblar. Es un nuevo sector dentro del Frente Amplio que comenzamos en abril haciendo la convocatoria por las redes. Está concentrado en esta instancia en lo programático y no con una lógica de candidaturas. Estamos decididos y convencidos que hay que trabajar de cerca con la ciudadanía y escuchar con humildad.

—¿Quién integra el grupo?

—Es público que manifestó adherirse la exdirectora de Secundaria Celsa Puente. Está Jorge Schellemberg y Martín Pereira de la Federación de Salud Pública. La esencia es salir a convocar a los frenteamplistas que no se sientan representados. Hay docentes, amas de casa, adultos mayores y jóvenes. Lo que queremos es redoblar la apuesta, hoy el país tiene que dar un salto cualitativo en cantidad de áreas y reducir la desigualdad. También estamos convencidos de la paridad de las mujeres en todos los ámbitos.

—¿Es un espacio feminista?

—Apenas el 22% de los consejos directivos de empresas del ámbito privado están conformado por mujeres, cuando el 52% de las egresadas universitarias somos mujeres. Yo fui electa en el 2014 porque había una ley de cuotas. Nosotros lo que planteamos es igualdad de oportunidades, por eso decimos que somos francamente feministas. Las mujeres trabajamos en equipo, somos sensibles y también hay muchos varones con ese comportamiento. Pero el Uruguay tiene una sociedad machista que atraviesa todo los niveles socioeconómicos, esto no es en contra de los varones.

—¿Se siente cómoda en el ambiente político?

—Me siento como una luchadora, como muchas. Me genera muchas contradicciones y dolores. Me genera dolores que haya un descreimiento total de la clase política, cuando hay un pensar de que todos somos lo mismo, que estamos todos alejados de la gente.

—¿Qué autocrítica hace de estos 13 años de gobierno del Frente Amplio?

—Creo que el FA como ningún otro gobierno ha desarrollado un crecimiento económico y una política de protección social que ha permitido que Uruguay sea el país menos desigual de América Latina. Hoy tenemos avances indiscutibles, pero una fuerza política cuando accede al gobierno también tiene que tener etapas de rever sobre qué cosas nos pueden alejar de la transparencia. Tenemos que ser muy responsables con el manejo de los dineros públicos y eso me genera una autocrítica muy fuerte. También tenemos inequidades a resolver y un debe histórico con los hogares en donde hay niños y jóvenes. Esto se resuelve con políticas activas, de seguridad sexual y reproductiva, donde se prioricen transferencias monetarias generosas a los hogares donde hay niños.

—¿Para todas las familias las transferencias monetarias?

—Creemos que para todas las familias, pero siempre una sociedad debe favorecer a los más desfavorecidos. No solo se fortalecen esas familias desde las transferencias monetarias, eso es un paquete de acciones que el Estado tiene que adoptar (…) Creo que el Uruguay tiene que rever todo su diseño de políticas sociales. No es lo mismo que implementamos en 2005 cuando veníamos de la crisis, que en un contexto donde hemos mejorado mucho.

—La oposición hablan de un fracaso de las políticas sociales

—Yo eso lo discuto totalmente. No hay un fracaso de políticas sociales. No tendríamos este descenso histórico de la pobreza (…) Sí decimos que hoy tenemos que rever la implementación de determinadas políticas sociales. Me refiero a salud, educación y programas del Ministerio de Desarrollo Social. Pero eso es normal.

—¿Se arregla el problema de la seguridad con más penas?

—Eso es clarísimo que no. Si hay algo que hay evidencia que no se resuelve con más penas es eso. El tema de la seguridad hay que verlo con las condiciones estructurales que generan violencia y no fragmentando a una sociedad entre ricos y pobres. Eso es una concepción ideológica muy peligrosa. (…) Al tema de la inseguridad no lo podemos ver como un hecho aislado que recibimos los ricos y que los pobres son los generadores.

—¿Fue víctima de la inseguridad?

—Sí, me robaron en mi casa de forma invasiva estando mi suegra. Con mi familia en este año hemos tenido unas cuantas situaciones, por suerte en ninguna hemos tenido que lamentar, como sí muchas familias y nos duele mucho. Pero jamás eso nos hace ver el tema de la seguridad desde la estigmatización. Hay que mirar el problema contextualizado.

—Acaban de procesar al exvicepresidente Raúl Sendic ¿Cómo toma esto como exintegrante de la Lista 711 y cuánto afecta al Frente Amplio?

—El Frente Amplio ya ha adoptado los procesos de revisión. Se ha expedido el tribunal de ética. Raúl renunció a la vicepresidencia y nosotros como fuerza política hemos tenido una autocrítica importante respecto a cualquier conducta que se aleje de la transparencia cuando estamos en la órbita del Estado.

—¿El FA puede seguir levantando la bandera de la transparencia?

—La levanta corrigiendo errores. Cuando uno está en el gobierno puede tomar una posición de pasividad ante determinadas cosas; creo que uno cuando gobierna tiene que tener responsabilidad.

—¿Le gustaría que el expresidente José Mujica y el ministro Danilo Astori se presentaran como candidatos?

—A mí me gustaría que haya una renovación de candidatos porque en el Uruguay no podemos seguir teniendo candidatos de determinada edad. (...) Tanto Mujica como Astori tienen mucho para aportar, pero me gustaría una fórmula con gente más joven.

—¿Está dispuesta a presentarse como candidata?

—Estoy lejos de eso. Ni me lo planteo.

—Se ha manejado su nombre como compañera de fórmula

—Ni me lo cuestiono por ahora. Me veo en otros lugares de participación y gestión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º