Situación

Crisis venezolana divide al Parlasur y no logra acuerdo

Quienes quieren reconocer a Guaidó confían en lograrlo; ayer no pudieron.

Como la delegación brasileña no está completa no se puede aún sesionar en plenario como quieren los antichavistas. Foto: F. Flores
Como la delegación brasileña no está completa no se puede aún sesionar en plenario como quieren los antichavistas. Foto: F. Flores

La mesa del Parlamento del Mercosur (Parlasur) discutió ayer en Montevideo con vehemencia durante varias horas la situación de Venezuela sin llegar a ningún acuerdo y reproduciendo en su seno la gran división que a nivel continental genera el gobierno de Nicolás Maduro.

Al terminar la reunión el presidente del Parlamento del Mercosur, Daniel Caggiani, diputado del Movimiento de Participación Popular, dijo que “lamentablemente” no se había logrado un acuerdo para emitir una declaración pero valoró que todas las bancadas destacaran la importancia de que se llegue a una salida pacífica para la crisis venezolana.

Caggiani y la Bancada Progresista (partidos de los Trabajadores y Comunista de Brasil y kirchneristas de Argentina, Frente Amplio de Uruguay) querían que se aprobara una declaración que llamaba al diálogo en Venezuela.

Pero este proyecto concitó rechazo de las Bancada de Integración Democrática (colorados y blancos de Uruguay, macristas de Argentina, partidos oficialistas de Brasil, colorados y liberales de Paraguay). Fueron particularmente críticos los paraguayos. El colorado paraguayo Tomás Bittar dijo a El País que el parlamento debería reconocer ya al presidente encargado Juan Guaidó (respaldado por la oposición venezolana). “No hay nada que negociar con un narcodictador. El diálogo es imposible”, señaló Bittar.

El coordinador de la bancada Integración Democrática, el blanco Pablo Iturralde, propuso como solución intermedia apoyar la resolución del Grupo Internacional de Contacto que pide elecciones limpias en Venezuela pero la propuesta no concitó el consenso que deben tener las decisiones de la Mesa Directiva. Iturralde propuso que la próxima reunión del Parlasur se realice en Venezuela.

Los partidos críticos de Maduro querían que ayer mismo se decidiese convocar a un plenario extraordinario del parlamento, pero la presidencia argumentó que no podía realizarse la convocatoria en la medida que todavía no asumieron los nuevos legisladores brasileños. El tratamiento del tema quedará para marzo. Así lo pidió el legislador brasileño Celso Russomanno.

El parlamentario venezolano Luis Rondón, del partido Un Nuevo Tiempo, opositor a Maduro, reconoció que hubo diferencias “insuperables” más allá de que todos los partidos coincidieron en que era importante que la situación de Venezuela se resuelva “pacíficamente y de manera “constitucional”. La propuesta de Iturralde era “buena aunque insuficiente”, opinó. La delegación opositora venezolana insistió en que la solución para Venezuela pasa “por el cese de la usurpación, las elecciones libres y el establecimiento de un canal para que lleguen medicamentos y alimentos para solucionar problemas humanos elementales”, dijo Rondón.

El argentino Walter Nostrala, diputado del Frente Cívico de la provincia de Córdoba (integrante de la oficialista alianza Cambiemos) comentó a El País que “llegó un punto en que las medidas con Venezuela tienen que ser mucho más contundente, no podemos ser tibios”. “Yo le saco dramatismo a que no haya salido una declaración. Ya fue importante que se hiciera la reunión y voy a pedir se trate sobre tablas nuestra moción, se reconozca a Guaidó y se avance rápidamente a elecciones”, señaló. “Yo fui al norte de Brasil y vi la situación dramática en la frontera con Venezuela. De ese país se fue el 10% de la población. Hay que abrir un canal humanitario”, señaló. Consultado respecto a si alcanzarán los votos para que el Parlasur reconozca a Guaidó, dijo que “hay que trabajarlo y hablar con los legisladores de Brasil”.

"Presiones fuertes".

A nivel local, el Partido Comunista se reunió con representantes del gobierno para analizar el tema de Venezuela ya que esa colectividad tiene matices respecto a la declaración del Grupo Internacional de Contacto (GIC), que se reunió la semana pasada en Montevideo.

El partido emitió una declaración en la que cuestionó que en el pronunciamiento del GIC no se hiciera referencia a la autodeterminación venezolana. El secretario general del partido, Juan Castillo, dijo a El País que “nos dijeron que la correlación de fuerzas era diferente a la del Mecanismo de Montevideo y que las presiones eran para hacer declaraciones más duras”. El Mecanismo de Montevideo era originalmente impulsado por México y Uruguay y llamaba al diálogo en Venezuela sin ningún tipo de condiciones.

El GIC, en cambio, pidió elecciones. “Podemos comprender la explicación, aunque no compartir”, indicó Castillo. Explicó que esto no implica dejar de respaldar al gobierno y que se siga buscando una salida negociada. Carlos Coitiño, del Partido por la Victoria del Pueblo, dijo que “lo que está pendiente es conocer los fundamentos, por los que Uruguay firmó una declaración del GIC totalmente distinta a la del Mecanismo de Montevideo”.

Macri y Vázquez hablarán de venezuela

El miércoles próximo el presidente argentino Mauricio Macri cruzará a Uruguay y se encontrará con su colega local Tabaré Vázquez en la estancia de Anchorena. El diario argentino “Clarín” asegura que hablarán sobre Venezuela. La reunión fue pedida con Macri, duro crítico de Nicolás Maduro. La Presidencia de la República informó que se emitirá un comunicado y que no habrá una conferencia de prensa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)