SE VIENE DEBATE

Coalición se abroquela detrás de Presupuesto, que ingresa el lunes al Poder Legislativo

Luis Lacalle Pou, y su equipo de asesores sabe que la discusión del Presupuesto Quinquenal, la ley madre de cada administración de gobierno, es la verdadera prueba de fuego.

El presidente Lacalle Pou junto a la ministra Azucena Arbeleche y al director de la OPP, Isaac Alfie, la semana pasada. Foto: Leonardo Mainé.
El presidente Lacalle Pou junto a la ministra Azucena Arbeleche y al director de la OPP, Isaac Alfie, la semana pasada. Foto: Leonardo Mainé.

La antesala fue la Ley de Urgente Consideración. Allí se estrenó la coalición multicolor en el Parlamento y su aprobación fue celebrada como una especie de prueba superada por los partidos políticos que hoy están en el gobierno.

Pero el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, y su equipo de asesores sabe que la discusión del Presupuesto Quinquenal, la ley madre de cada administración de gobierno, es la verdadera prueba de fuego.

El proyecto ingresará mañana lunes al Poder Legislativo, y la presidenta de la Asamblea General, Beatriz Argimón, remitirá el proyecto de ley a la Cámara de Diputados para que allí se inicie la discusión.

Los blancos son quienes tienen la responsabilidad de liderar esa coalición multicolor. Por eso el presidente de la República Lacalle Pou, y la vicepresidenta Argimón mantendrán contacto permanente con los legisladores oficialistas para coordinar las negociaciones que se abran en torno al proyecto de ley.

De todos modos el Partido Nacional pretende que el proyecto sufra las menores modificaciones posibles, y si bien entiende que sin duda habrá cambios, espera que estos sean los indispensables.

En el gobierno entienden que si el debate se abre por diferentes puntos, y cada integrante de la coalición pretende incorporar su impronta o busca marcar perfilismo, se entrará al debate con el Frente Amplio de forma más debilitada.

La coalición de gobierno, la llamada multicolor, es una coalición de partidos políticos. No tiene una dirección común. El Frente Amplio es un partido de coalición, tiene una dirección y orgánica natural, donde confluyen las posiciones y decisiones. Eso hace que el oficialismo liderará la coordinación desde el Parlamento, entre las bancadas que lo integran.

Los blancos entienden que el mayor desafío pasa con el debutante partido político Cabildo Abierto. Si bien su líder, el senador Guido Manini Ríos, firmó el “Documento por el país”, acuerdo en el que se fijaron los lineamientos generales del gobierno, varios de sus legisladores que no tienen experiencia parlamentaria, buscarán dar señales para su “barra”.

Por eso, de manera informal ya se conversó sobre la importancia de mantener “unidad de acción y de discurso”, y evitar confrontar de forma pública. Se entiende que eso sería abrirle la puerta al Frente Amplio para que en el debate tenga más herramientas de confrontación.

A los pocos minutos que Lacalle Pou presentara de forma pública el miércoles pasado los lineamientos generales del proyecto, el Frente Amplio ya mostró que planteará una discusión firme pues considera que el gobierno debería destinar más recursos económicos para atacar los efectos de la pandemia por coronavirus.

Si bien no se conocen los detalles del articulado, ni los números detallados, el senador del Frente Amplio Charles Carrera (MPP) insistió en declaraciones públicas que con el nuevo presupuesto, el gobierno confirma un importante recorte en recursos para llevar adelante las políticas públicas. Un punto que los frenteamplistas ya habían señalado en la campaña electoral.

Sin embargo, los blancos sostienen que el plan de “ahorro” previsto no toca ninguna política social. A su vez desde el movimiento sindical, el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereira, dijo que se está incumpliendo la promesa electoral vinculada a los salarios públicos. “La promesa electoral de que no iba a haber pérdida salarial no se va a cumplir”, dijo el dirigente sindical.

El presidente Lacalle Pou reunió a todos los legisladores de la coalición y al gabinete ministerial la semana pasada para presentarles el proyecto y darles una especie de charla técnica.

Allí desplegó los conceptos claves para que se defienda el proyecto de ley. La palabra recorte no puede estar sobre la mesa cuando en los hechos sí hay decisiones de recorte para intentar encauzar el presupuesto, pues de otra forma no se podría bajar el gasto.

Sin embargo, se presentará como una estrategia de “ahorro”. Ahorrar de un lado para destinar a otro, es lo presentado. “Ahorrar en determinadas áreas para poder invertir en otras”, dijo Lacalle a los medios de prensa semanas atrás cuando reunió a su equipo económico en la residencia de Suárez.

Asimismo el presidente presentó el proyecto como “austero”, incluso dijo que tiene “una profunda sensibilidad social”. Este concepto ha sido empleado en las diferentes presentaciones presupuestales de lo gobiernos frenteamplistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados