INTENDENTE DE ESTRENO

Christian Di Candia: “La limpieza siempre es nuestra piedra en el zapato”

Es el intendente más joven de Montevideo, por lo menos en los últimos 40 años. Asumió esta semana, luego de que Daniel Martínez renunciara al cargo para hacer campaña electoral y los primeros dos suplentes declinaran la responsabilidad.

Christian Di Candia, intendente de Montevideo. Foto: Fernando Ponzetto
Christian Di Candia, intendente de Montevideo. Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Christian Di Candia todavía no se adaptó a su nuevo y amplio despacho en el segundo piso de la Intendencia de Montevideo. Le resta sacar algunas cosas personales de su antigua oficina: la prosecretaría de la comuna. Revisar los cajones y descolgar algún cuadro que piensa colocar en su nuevo lugar de trabajo. Su principal prioridad es cumplir con las metas trazadas por su antecesor.

-¿Qué le atrajo de la política?

-Cuenta mi mamá, porque yo no me acuerdo, que antes de los cinco o seis años yo ya andaba inventando leyes para que el agua potable no se fuera por el wáter y me preocupaba de las cuestiones ambientales, andá a saber si en la escuela o en el jardín de infantes me habían dicho algo. A los 9, de madrugada, fui a despertar a mis padres para preguntarles quién era el presidente de Uruguay, que no es muy común en un niño de nueve años. Fue en 1990 cuando había ganado (Luis Alberto) Lacalle. En la elección del 84 pintaba las paredes de mi casa con los símbolos de todos los partidos políticos, siempre me interesó. En el 2000 entré a la Facultad de Economía, en el 2002 a Ciencias Sociales y en el 2006 estudié Ciencia Política. Me quedan la tesis y unas materias.

-¿En qué se diferencia de otros políticos de más edad?

-Todos somos personas diferentes y todos tenemos nuestras especificidades y nuestras características. Estoy convencido de que una de las revoluciones, por decirlo de algún modo, pasa por la transformación cultural del sistema político en tanto se acostumbre a que personas que tienen menos de 45 o 40 años puedan asumir cargos de responsabilidad y hacerlo bien. Más allá de lo que suceda dentro de la Intendencia el nombramiento de una persona de mi edad tiene un peso en esa transformación cultural. Hay un entusiasmo con el tema de la edad que yo no me imaginaba. ¡Qué bueno! Al fin un intendente joven me dicen los funcionarios. En la calle también, fui a ver a Nacional y me pedían selfies. Me ha sorprendido.

-¿Qué consejo le dejó Daniel Martínez?

-Que guardara tiempo para pensar, que me olvidara de la agenda, que si pestañaba tenía 20 horas agendadas. Que me cuidara y que fuera leal a lo que estaba convencido.

-¿Continuará con lo que fue la gestión de Martínez?

-El intendente electo fue Daniel, el equipo lo armó Daniel. Los objetivos estratégicos, las líneas estratégicas y las metas en cada uno de los departamentos fueron lideradas por Daniel. Una de mis principales tareas es que todos los objetivos se cumplan y que el buque llegue a buen puerto. Tuvimos conversaciones entre los cuatro suplentes y todo el gabinete se comprometió a que quedara quien quedara iba a estar el respaldo de todos los directores. Que nadie iba a decir si queda fulanita o fulanito yo renuncio o me voy. El único que sabíamos que se iba con Daniel era Ramón Méndez para hacer campaña.

-¿Tiene previsto realizar cambios en el gabinete?

-No por ahora. Juan Cannesa asumió como prosecretario. Puede ser que cambie en algo el funcionamiento del gabinete, que haga gabinetes más temáticos, pero lo estoy pensando.

-¿Cuál será el foco de su gestión en la IMM?

-La prioridad será intentar provocar una transformación cultural en la ciudadanía en cuanto al cuidado del espacio público. De hecho dije cuando asumí que íbamos a tomar unas medidas administrativas, políticas, o incluso normativas, para que el cuidado del espacio público sea un poco más fuerte, o más riguroso. Más que nada de los que tenemos que dar el ejemplo, las instituciones educativas, la intendencia y los partidos políticos. El ejemplo tiene que estar y se tiene que provocar un cambio cultural.

-¿En qué medidas piensa?

-No voy a adelantar, estoy trabajando en algunos proyectos. Cuando hablo del espacio público me refiero a todo, a los contenedores, al tránsito, a las plazas. Me desvela y me irrita, desde el 2015 que estoy acá, esa sensación que hay que parte de la ciudadanía, porque no es toda, que cree que porque es de todos termina siendo de nadie.

-¿Del uno al diez en qué nivel está la limpieza de la ciudad?

-No sé qué sería uno al diez. Lo que creo es que Montevideo no está al nivel que nos gustaría, pero está mucho mejor de lo que lo encontramos en limpieza. Eso lo dicen todos nuestros monitores de encuestas mensuales que se miden en las diferentes áreas. El 70% de los montevideanos, según el último monitor, cree que su cuadra está limpia o muy limpia y eso es súper alto.

-¿Sigue siendo el debe de la intendencia el tema limpieza?

-No lo pondría como un debe, siempre es nuestra piedra en el zapato, eso sin duda.

-¿La basura es la piedra en el zapato?

-Sí, y seguirá siendo. Es de esta ciudad y de todas las ciudades en el mundo. La forma de gestionar los residuos. La capacidad para gestionar su consumo de forma responsable. Tenemos un debe, por ejemplo, relacionado a la limpieza, que es nuestra capacidad para provocar cambios en la forma de gestionar los residuos en los hogares. (…) Hay un clic que no hemos encontrado, porque se han gastado millones en campañas de publicidad, de medios, en internet y en los propios contenedores y no se ha logrado cambiar.

- El secretario de la IMM Fernando Nopitsch dijo que Adeom está buscando perjudicar a Martínez porque es precandidato ¿Coincide?

-No creo que sea así la verdad. Pobre Fernando lo voy a contradecir, alguno del Ejecutivo de Adeom puede tener una intención política de ese tipo, pero no creo que sea una decisión de todo Adeom perjudicar a Daniel. Los problemas de Adeom son otros y están vinculados con una gestión interna de desconfianza (…) Con Adeom creo que nunca tenés una reunión donde sean menos de 15, eso para mí representa una desconfianza absoluta entre ellos mismos. El problema en todo caso de Adeom, si es que hay un problema, va por ahí (...) Es evidente que el diálogo hay que reencauzarlo y resolver con madurez el conflicto permanente que es normal.

- “Me hubiera encantado mover el cementerio del Buceo. Es de locos tener ese lugar ahí con muertos con vista al mar", dijo a Búsqueda. ¿Ahora que es intendente piensa hacerlo?

-Fue una frase infeliz. No está ni cerca en las prioridades.

-¿Qué es lo peor de la política?

-Las intrigas palaciegas y los titulares de prensa.

iNTENDENTE

Perfil

Nombre: Christian Di Candia.

Nació: Montevideo.

Edad: 37 años. 

Otros datos: Es padre de Salvador (de13 años) y vive en Palermo. Es hincha de Nacional.

Pensó una semana antes de aceptar la propuesta para ser intendente de Montevideo, en lugar de Daniel Martínez.

Lo consultó con sus padres, su hijo Salvador de 13 años, amigos y compañeros de su sector: Magnolia. “Mi hijo Salvador me dijo papá te quedaba mucho más lejos la prosecretaría de la Junta Departamental que el despacho de Daniel de la prosecretaría. Y lo dijo con una lógica de niño, porque seguramente la vida pública de la prosecretaría le cambió mucho más, en relación a mi anterior trabajo en la Junta”, contó Di Candia.

Vive en Palermo, a cinco cuadras de la Intendencia de Montevideo y lo que más disfruta es la cercanía de la rambla y del centro de la ciudad.

“El FA va a ganar el balotaje sea quien sea el candidato”

-¿Se esperaba asumir como intendente cuando lo incluyeron tercero en la lista detrás de Daniel Martínez?

-Claramente que no. Cuando uno asume la responsabilidad de estar en la lista de suplentes lógicamente que existe la posibilidad en algún momento de ser intendente. Después, los hechos están a la vista y las opciones que se fueron tomando derivaron en esta situación. Pero en el 2015 no lo había pensado (…) Si bien no me había propuesto, cuando Daniel me plantea la posibilidad de asumir comencé a pensarlo porque tenía que renunciar al cargo que tenía en la Junta y por la exposición que significaba para mí, para mis padres y para mi hijo Salvador de 13 años.

-¿Cómo evalúa las desprolijidades en el proceso de sucesión, lo que implicó la renuncia de Óscar Curutchet y Fabiana Goyeneche?

-No creo que hayan sido desprolijidades. A la luz de los hechos, y con el diario del lunes, nosotros los cuatro suplentes con Juan Canessa, que estuvo bancando todo, quizás lo vivimos con más ansiedad que el propio Daniel. Daniel lo vivió con una calma que a nosotros nos sorprendía. En su casa me dijo, ahora que sé que está cerrado el tema voy a renunciar. Terminó siendo todo muy transparente y no hubo muchas sorpresas, todos sabíamos que Óscar era una persona del fútbol y que tenía el sueño de presidir la AUF. En el caso de Fabiana desde el momento que ingresa a Casa Grande, y se hace confianza en ella, era muy difícil que quedara afuera de la campaña. Fabiana no iba a dejar tirado el sector.

-¿La relación con Curutchet cómo quedó?

-Muy bien, Óscar es mi vecino. Vive en el piso de arriba y el momento de voto a voto de la AUF hasta incluso lo vivimos juntos. Bajaba por la escalera y pasó por casa. Estaba ansioso, pero muy bien. Somos militantes políticos y las decisiones que tomamos tienen consecuencia para un lado o para el otro y él lo sabe. Bueno, militamos juntos en Asamblea Uruguay y él fue de los primeros que me dijo tenés todo mi respaldo y apoyo. Lo mismo con Fabiana.

-¿El Frente puede perder las elecciones?

-No creo.

-¿Daniel Martínez es el único precandidato del Frente capaz de ganar el balotaje?

-No. Creo que el Frente Amplio va ganar el balotaje sea cual sea el candidato.

-¿Sería candidato a la Intendencia de Montevideo si se lo propusieran en el Frente Amplio?

-Hoy no lo sé.

“Me borré del club de cannabis hace un año”

El intendente de Montevideo Christian Di Candia ya no es cultivador de marihuana. “Me borré del club hace un año y algo. Me borré porque no tenía tiempo de ir a las actividades. No podía cultivar, no podía plantar. No podía nada, ni siquiera podía consumir prácticamente (risas). Entonces me borré”, dijo el jefe comunal.

Consultado sobre si continúa siendo consumidor de marihuana respondió: “Muy de vez en cuando”.

En junio de 2015, en una entrevista con El País, Di Candia admitió que en sus ratos libres, los fines de semana y “cada tanto” fumaba marihuana.

En ese momento, Di Candia estaba por asumir la prosecretaría de la Intendencia de Montevideo y señaló que “muchos” fuman cannabis, pero pocos lo dicen por una “cuestión de la hipocresía”.

Di Candia, consideró en aquel entonces que fumar marihuana es como tomar un whisky o un vino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)