Punta del Este

Antes de chocar alcoholizados, Bianchi y Correa coincidieron en un boliche

El edil herrerista de Maldonado Darwin Correa y el senador del Partido de la Gente Daniel Bianchi protagonizaron siniestros de tránsito en la madrugada de este martes en Punta del Este. 

Así quedó el auto de Bisnchi. Foto: Ricardo Figueredo
Así quedó el auto del senador Bianchi. Foto: Ricardo Figueredo

José Luis Gómez es de Soriano. Como todos los veranos pasa sus vacaciones en su apartamento del edificio Castellamare de la esquina de las calles 27 y 20 de Punta del Este.

“Me desperté con el olor de algo que se estaba quemando. Cuando salí a mirar por la ventana me encontré con mi camioneta prendida fuego”, explicó Gómez a El País mientras aguardaba la presencia de los técnicos de la empresa aseguradora de su vehículo, una Toyota Hilux doble cabina. Un auto incrustado en la parte trasera de su camioneta con los bomberos combatiendo al siniestro fue el escenario que Gómez observó desde su apartamento. Eran las 06:20 del martes.

“El portero me explicó que el tipo que conducía el auto que chocó a mi camioneta quiso prenderlo de nuevo porque el impacto había apagado el motor. Cuando lo fue a prender pasó algo que provocó el incendio”, contó Gómez, quien consideró que ahora la camioneta no sirve para nada.

La Toyota de Soriano fue la última embestida en el raid del senador Daniel Bianchi por las calles de la península. Antes de darse contra la Toyota el auto del legislador, un Ford Kia empadronado en San Carlos, había embestido a otros tres vehículos.

El primer accidente ocurrió en la esquinas de las calles 20 y 21 donde el senador Bianchi chocó a un auto Kia empadronado en Argentina. Pocos metros después impactó contra un automóvil Honda empadronado en Montevideo, que estaba estacionado sobre la calle 20. El último choque ocurrió con la camioneta Toyota.

Bianchi fue bajado del vehículo cuando el incendio estaba en su primera etapa y desde ahí fue trasladado al sanatorio Cantegril de Punta del Este. El médico de guardia estableció que el senador del Partido de la Gente había sufrido un traumatismo facial. El mismo médico resolvió su internación.

Luego de la revisación médica, Bianchi tuvo que rendir la prueba de espirometría. El aparato detectó 1,30 gramos de alcohol en su torrente sanguíneo lo que le conllevó una multa por conducir bajo los efectos del alcohol. Los funcionarios, además, le retuvieron la libreta de conducir.

La fiscal de feria, Silvia Andrea Naupp, dispuso que se practicara el acta correspondiente por tratarse de un senador de la República. La multa equivale a 15 unidades reajustables (cerca de $ 16.500 al valor actual) y la suspensión de la licencia de conducir por un año. Además, por el grado de intoxicación alcohólica que presentaba se notificó del hecho al juez departamental de Maldonado de faltas.

Una vez conocida la identidad del protagonista del accidente, comenzaron a circular por las redes sociales una gran cantidad de videos grabados por otros conductores que observaron el errático trayecto del auto Kia de Bianchi.

Tras el siniestro se supo que el legislador pasó por la zona de boliches del puerto donde bebió en el conocido pub Moby Dick, según pudo saber El País de fuentes policiales. Desde allí se fue pero no por la calle 20. Otro conductor asegura que se cruzó con el mismo auto por la calle 24. Al final de la tarde la fiscal Naupp aseguró que otro conductor había radicado una denuncia por daños.

Pero Bianchi no fue el único político accidentado en la madrugada de este martes y que no pasó la prueba de alcoholemia.

El edil herrerista Darwin Correa de Maldonado protagonizó un accidente en la madrugada de este martes a la altura de la parada 15 de la rambla “Claudio Williman” de Punta del Este. El accidente no provocó lesiones al curul departamental. La espirometría arrojó la presencia de 1,18 gramos de alcohol en sangre. En este caso también le corresponde una sanción de 15 UR y el retiro de la licencia de conducir por nueve meses.

“Les informo a todos que estoy bien y no resulté lesionado, por suerte nadie más intervino en el incidente. Una imprudencia mezclada con mucho cansancio, acepto el error, pido disculpas a quien corresponda y pagaremos las penas establecidas, viviendo y aprendiendo. Gracias por preocuparse”, señaló el edil blanco Darwin Correa en su red social de Facebook. En esa cuenta recibió el apoyo de correligionarios y amigos. 

En la madrugada de ayer martes, Correa se fue de su trabajo en una casa de venta de hamburguesas en el balneario de Manantiales. Luego de compartir una cena con algunos directivos del fútbol local, se dirigió a Moby Dick, lugar donde también se encontraba el senador Bianchi. Nadie pudo asegurar si ambos estaban juntos o si se conocían.

Alrededor de las 06:00 de este martes Correa se fue del boliche en su camioneta Isuzu matriculada en Maldonado. A la altura de la rambla Claudio WIlliman y la calle Abraham Lincoln, el curul perdió el dominio de la camioneta. El vehículo quedó con las ruedas para arriba.

La policía calificó de “maniobra imprudente” a la realizada por el edil departamental. En el lugar fue atendido por el personal de una unidad de emergencia médica móvil cuyo facultativo le diagnosticó “politraumatismos leves”.

Luego de la revisación médica el personal actuante le acercó el espirómetro. Por tratarse de un resultado por debajo del 1,20 su caso no será pasado al juzgado de faltas.

Correa fue electo edil en las elecciones de mayo de 2015. Forma parte de la lista 23 del Partido Nacional del sector Unión y Cambio. Correa es además empleado de la inmobiliaria del titular de la agrupación, el nacionalista Rodrigo Blás, con quien comparte además la investigación judicial a partir de la denuncia presentada por la Dirección General Impositiva.

En el ámbito de la Junta Departamental de Maldonado es titular de la comisión de Turismo. También es integrante de la Junta Departamental de Drogas.

En una entrevista concedida a FM Gente un mes atrás, Correa manifestó su preocupación por el aumento del consumo de drogas y de alcohol. “Hay problemas con los adultos y con el consumo de alcohol que a veces es la puerta de entrada para otras drogas como la marihuana, la pasta base o la cocaína”, dijo en esa ocasión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error