CONTRAATACA

Celsa Puente, molesta: "No soy un numerito"

La exdirectora de Secundaria se quejó del trato de la ANEP.

Celsa Puente: el Consejo de Secundaria le pidió la renuncia luego de entender que se tomó una licencia que excedía lo autorizado. Foto: archivo El País.
Celsa Puente: el Consejo de Secundaria le pidió la renuncia. Foto: archivo El País.

"Uno no es un numerito, yo pertenezco a una fuerza política de izquierda donde la gente es gente", aseguró la exdirectora de Secundaria Celsa Puente, tras su reciente cese por parte de la Consejo Directivo Central (Codicen). En una charla sobre educación con militantes del Frente Amplio, la exjerarca se quejó del trato que recibió de parte de las autoridades que decidieron dejarla sin ningún tipo de respaldo político.

La actividad fue organizada por el zonal "K" de Asamblea Uruguay y de la mesa participaron el dirigente del sector Sebastián Hagobian y la militante Cecilia Wernick de la Unidad Temática de Género de la coalición de izquierda. Allí, Puente se presentó como frenteamplista independiente y habló largo sobre la decisión del Codicen de pedirle la renuncia y aseguró que se violaron sus derechos como trabajadora.

Puente explicó que pidió dos semanas seguidas de licencia después de Semana de Turismo para ir a ver a si hija a Cádiz, España. Según contó, no se tomó licencia en verano y pidió libre del 2 al 13 de abril. Sin embargo, el 21 de marzo le contestaron que podría tomarse hasta el día 6.

En ese momento, ella averiguó con una aerolínea para cambiar el pasaje, pero según dijo, hacerlo le salía más caro que tomarse licencia sin goce de sueldo. "Ya tenía los pasajes sacados, hicimos intentos de cambiarlo y era muy difícil. Si hoy quiero viajar a Cádiz me sale cuatro mil dólares, hay momentos del año en que es muy difícil", explicó la exdirectora del Consejo de Secundaria.

Un día antes de que se le terminara la licencia, el 5 de abril, Puente cursó una nota a Secundaria pidiendo que se prolongara la encargatura a cargo del consejero Javier Landoni. Allí también comunicó que no podría reintegrarse hasta el otro fin de semana.

"Envíe la nota y no tuve respuesta. El miércoles siguiente a ese día, el presidente de la ANEP (Wilson Netto) me llamó y me dijo que el Codicen estaba pidiendo mi renuncia y le dije que me pasaran por escrito la solicitud", señaló Puente. Después de eso recibió dos nuevas citaciones del Codicen para el viernes 13, día en que ella no podría concurrir porque se encontraba en el exterior.

Según Puente, no se respetaron los tres días hábiles que tenía para presentarse a la citación de acuerdo a lo que le explicó su abogada.

Luego, el mismo viernes le llegó una solicitud de comparecencia para el lunes a las 9 de la mañana en el Codicen. A la reunión con los otros integrantes del Codicen la calificó de "totalmente anodina", "de una sencillez y una falta de argumentos notorios". "Solamente se me preguntó por qué había demorado", contó Puente.

Luego agregó otro detalle: le pidieron la renuncia y aceptó presentarla bajo la condición de que no se iba a ir "como una fugitiva".

Pidió 24 horas para desarmar la oficina que ocupó durante cuatro años como directora de Secundaria y escribir una carta donde marcó sus críticas a la forma en la que se la hizo renunciar. Su nota dejó claro que no aceptaba los motivos del pedido de renuncia y a la vez reafirmaba su vocación por la educación.

Puente concluyó que se violaron sus derechos como trabajadora. Como ejemplo citó el hecho de que tenía 56 días de licencia anual reglamentaria acumulada. Además, no se había tomado la misma durante los meses del verano.

También remarcó que mientras estuvo al frente de Secundaria no recibió "ningún beneficio económico extra" que el de su sueldo como grado tres de inspectora. Agregó que incluso perdió el pago de presentismo.

"Pastillitas".

Además de explicar las razones de su cese, Puente defendió la gestión de los gobiernos del Frente Amplio a nivel de la educación.

"Es cierto que con respecto al tema de la educación los frenteamplistas dudamos de nosotros mismos", señaló Puente. "Un grupo que duda de sí mismo no puede enamorarse de lo que hace y no puede construir el futuro con ojos de esperanza", aseguró.

Luego de llamar a "no tener dudas", Puente recordó que entre el 2005 y el 2018 se crearon 38 liceos nuevos. "No estoy hablando de edificios, estoy hablando de liceos. Fundamos 38 instituciones nuevas y cada institución nueva es un espacio de distribución del saber", opinó.

Asimismo, cuestionó a los que dicen que "no hay logros" en el sistema educativo. "Vamos a tener que repartir pastillitas para los desmemoriados. (...) Esto no es una actitud conformista como dicen algunos: Celsa en el país de las maravillas, pero tampoco podemos aceptar el discurso de que todo está mal", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º