IMPACTO DEL COVID-19

Castaingdebat: "En seis días de coronavirus la gente estaba haciendo ollas populares y pidiendo para comer"

"Yo creo que nadie en el sistema político se lo veía venir porque si no hubiera sido un tema de campaña y hubiera estado permanentemente en los medios", indicó el número dos del Mides.

Armando Castaingdebat mides
Armando Castaingdebat en conferencia de prensa. Foto: Leo Mainé - Archivo El País

Armando Castaingdebat, subsecretario del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), señaló este miércoles que "en seis días" de la llegada del coronavirus a Uruguay "la gente estaba haciendo ollas populares y pidiendo para comer".

En diálogo con el programa 970 Noticias, de Radio Universal, Castaingdebat fue consultado sobre si avizoraban la gran solicitud de asistencia de alimentación que se desató con la llegada de la pandemia, y respondió: "Yo creo que nadie en el sistema político se lo veía venir porque si no hubiera sido un tema de campaña y hubiera estado permanentemente en los medios".

En tanto, sobre la situación actual que maneja su cartera, el número dos del Mides subrayó: "Bastaron seis días de coronavirus para que rápidamente el Uruguay de los relatos de las gráficas, de los cuentos de que había una gran consolidación social, de que la fortaleza social de este país era espectacular, que éramos la Suiza de América, que teníamos los mejores índices de todos lados, en seis días de coronavirus la gente estaba haciendo ollas populares y pidiendo para comer".

Castaingdebat agregó que la "primera responsabilidad" de su ministerio fue "identificar a qué se debía eso", que entendían podía tener dos orígenes: "Alguien que estuviera aprovechando políticamente para buscar algún rédito frente a eso o que realmente ese fenómeno fuera real. De que apenas seis días en un país que no había cortado la cadena de pagos, que tiene un BPS que funciona, que tiene otras cajas que funcionan, era difícil de entender esa idea después de ollas populares a lo largo y ancho del país y la gente pidiendo por comer", reiteró.

El exintendente de Flores en dos oportunidades también reiteró, como indicó el miércoles pasado en conferencia de prensa en Torre Ejecutiva, que este número de trabajadores informales ya "existía", pero apuntó que hubo "una gran irresponsabilidad" por parte del Frente Amplio de que "si los números existían no se haya tratado de buscar a una situación que era imposible de mantener".

Al respecto, remarcó: "Hace cinco años que está planchado, que es prácticamente el mismo número" de trabajadores informales.

El miércoles pasado en conferencia de prensa dijo que la Encuesta Continua de Hogares, que releva el INE, arrojó para fines de 2019 que un "24,9, 24,8 (%) de la masa ocupada de este país estaba trabajando en negro". Esto sería "unos 410.000" a los que entiende hay que "agregar los que en diciembre declaraban estar buscando trabajo y no tenían".

Sobre esta cifra de personas en la informalidad indicó: "No es posible que un país pueda mantener más de la cuarta parte de su masa ocupada en situación de irregularidad, a la que vamos a agregar dentro de pocos días aquellos en el subempleo, que estamos tratando de identificar en conjunto con el BPS de cuánto son".

Asimismo, aseguró que del casi medio millón de personas en la informalidad, los tomó por "sorpresa" de que "apenas treinto y pico, 40.000 personas" estaban siendo atendidos "por alguno de los programas" del Mides.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error